lunes, 23 de mayo de 2016

2-0. ¡Volveremos!

No estábamos acostumbrados. En la última década nos habíamos acostumbrado a contar nuestras comparecencias en finales en "modo victoria". Desde esta noche de domingo sabemos que, aún sin ser lo habitual, también pueden perderse. No se puede hablar de justicia o injusticia. En el mundo del fútbol la diferencia de goles es la que marca las distancias entre lo bien y lo mal hecho.

El aplastante dominio sevillista contra once -y después contra diez, tras la expulsión de Mascherano cerca del descanso- no tuvo el reflejo merecido en el marcador, principalmente por el partidazo que se marcó Piqué, sin duda el auténtico artífice de la victoria azulgrana. Él solito consiguió sostener a un Barcelona aturdido y desorientado ante las acometidas de un Sevilla dominante, pero sin eficacia de cara a la portería contraria. Después llegó Iniesta para dar la pausa y el dominio correspondiente y acabar con las aspiraciones blancas.

En medio de todo ello, el correcto e ilusionante planteamiento de Emery dio de sí el tiempo que duraron las fuerzas, prácticamente los noventa minutos que dieron paso a una prórroga que comenzó complicada tras la expulsión de Banega y que se puso imposible cuando Jordi Alba, en la única ocasión de cierto peligro, adelantó a los barcelonistas. La ausencia del argentino, que confirmó su marcha al Inter, desnortó definitivamente la creatividad sevillista, con lo que solo era cuestión de tiempo que, incluso, se acrecentaran de forma inmerecida las diferencias en el marcador.

Los nuestros, que habían conseguido otro título europeo solo cuatro días antes en Basilea, volvieron a demostrar que son dignos integrantes del equipo "de la casta y el coraje", un orgullo que nada ni nadie nos va sisar. Cierto es que desde esta noche de domingo sabemos que las finales también pueden perderse, lo que nos hace valorar todavía más el disparate de títulos cosechados en esta década prodigiosa.

Hemos caído sí, pero nadie duda, hoy por hoy, que nos levantaremos. La hemos perdido, sí, pero nadie duda, hoy por hoy, que más pronto que tarde lo volveremos a intentar. No pudo ser, sí, pero nadie duda, hoy por hoy, que más pronto que tarde la volveremos a llevar a nuestras repletas vitrinas ávidas de plata.

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO

FC Barcelona 2 - Sevilla FC 0
 
FC Barcelona: Ter Stegen; Alves, Piqué, Mascherano, Alba; Busquets, Rakitic (Mathieu, m. 46), Iniesta; Messi, Neymar y Luis Suárez (Rafinha, m. 56).
 
Sevilla FC: Sergio Rico; Mariano (Konoplyanka, m. 78), Rami, Carriço, Escudero; Krychowiak, Iborra (Llorente, m. 105); Coke, Banega, Vitolo; y Gameiro.
 
Goles: 1-0, m. 96: Jordi Alba. 2-0, m. 122: Neymar.
 
Árbitro: El madrileño Carlos del Cerro Grande. Mostró cartulina amarilla a Rami, Vitolo, Iborra, Krychowiak, Konoplyanka, Escudero y Gameiro, por el Sevilla, y a Jordi Alba, Neymar, Iniesta y Alves, por los barcelonistas. Expulsó por roja directa a Mascherano en el minuto 35 y a Banega en el minuto 91 y a Carriço en el 121.
 
Incidencias:
Partido correspondiente a la final de la Copa de S.M. El Rey disputado en el estadio Vicente Calderón de Madrid ante unos 54.000 espectadores, la mitad de ellos sevillistas de Nervión, en noche no excesivamente fría. Terreno de juego en buenas condiciones.

domingo, 22 de mayo de 2016

Copa del Rey: Exijamos la suspensión si se vulnera la ley



Política, nacionalismo, independentismo y... juzgados. Todos asuntos al margen de lo verdaderamente importante en el día de hoy en el Vicente Calderón: el fútbol y, en concreto, la Final de la Copa de SM El Rey: desde los que quieren imponer la estelada a todos a los que, graciosamente, ofrecerán banderas nacionales a las puertas del estadio.

Si, primero, fue el juzgado número 11 de lo Contencioso-Administrativo de Madrid el que tumbó la prohibición de portar banderas independentistas catalanas –esteladas– en el estadio, acordada por la Delegación del Gobierno en Madrid, ayer mismo el titular del juzgado de lo Contencioso-Administrativo Nº 15, inadmitió otro recurso del FC Barcelona en el mismo sentido, reprochando al club haber tomado partido en una "controversia política" y generar así "tensión" en un encuentro como este: "al hacerlo está, no sólo generando más polémica o tensión de la que ya de por sí conlleva un evento de estas características o importancia, sino apartándose de la finalidad, lo sea principal o complementaria, propia de sus funciones estatutarias, entre las que no se encuentra recogida precisamente la difusión de ideas o pronunciamientos políticos".

Nada se ha advertido, sin embargo, sobre la posibilidad de que se menosprecie al himno nacional que sonará al comienzo del encuentro, tampoco de que se exhiban otros tipos de pancartas, símbolos, emblemas o leyendas ofensivas, o se entonen cánticos que inciten a la violencia, a la intolerancia, a la xenofobia o a la agresión tanto en el recinto deportivo como en sus aledaños o en los medios de transporte organizados para acudir a los mismos. Igualmente, aquéllos que constituyan un acto de manifiesto desprecio a las personas participantes en el espectáculo deportivo.

Aceptando -no puede ser de otra manera- las decisiones judiciales, he solicitado en el día de hoy, ante el Consejo Superior de Deportes, la Federación Española de Fútbol y el Comité Técnico de Árbitros (al menos no podrán decir que nadie les previno) que, en caso de que tengan lugar incidentes de público relacionados con las conductas definidas en los apartados primero y segundo del artículo 2, o que supongan el incumplimiento de las obligaciones de los espectadores y asistentes referidas en el artículo 7 de la Ley 19/2007, de 11 de julio, contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte, todos y cada uno de los organismos y organizaciones requeridas, en el ejercicio de sus competencias, actúen con absoluto respeto a la ley exigiendo su cumplimiento y, concretamente:

1º) Que el árbitro decida su suspensión provisional como medida para el restablecimiento de la legalidad.

2º) Que si transcurrido un tiempo prudencial en relación con las circunstancias concurrentes persistiera la situación se acuerde el desalojo de la grada o parte de la misma donde se hubieren producido los incidentes y la posterior continuación del encuentro.

3º) Que si persiste la situación, tras recabar el parecer del Coordinador de Seguridad, todo ello, sin perjuicio de las facultades que les corresponden a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, el árbitro suspenda definitivamente el encuentro y se apliquen en su consecuencia los preceptos reglamentarios pertinentes.

4º) Que en las actas que han de extenderse, previstas en la reglamentación deportiva y en las citadas leyes, se reflejen, de forma veraz todo tipo de ofensas y acontecimientos que sucedan.

5º) Que, en todo caso y para posteriores acciones que puedan emprenderse, se custodien y no sean destruidas las pruebas audiovisuales generadas por el conjunto de cámaras que conforma el circuito cerrado de televisión del estadio.


Corolario y decisión final: Si nuestros rivales de hoy, desprecian la competición, solo se puede tomar una medida y esta pasa por no permitirle disputar las competiciones oficiales españolas. ¡A partir del año próximo que disfruten con la Liga y la Copa andorrana! ¡Ya está bien!

viernes, 20 de mayo de 2016

Otro paseo europeo (por Ernesto López de Rueda)


Anteayer los hijos de Sevilla, hasta 7.000, salimos a pasear de nuevo por el viejo continente, para encontrarnos en él, como desde hace tantos siglos, a los ingleses con intereses contrapuestos y triplicándonos en número, pues pasaban de 20.000 sin ser tantos como en un principio se anunciaron.
Los fieles de Nervión, creyentes inquebrantables en la divisa de nuestro equipo: "dicen que nunca se rinde"; no fuimos presa del desaliento cuando los hijos de la Gran Bretaña se pusieron por delante en el marcador, redoblamos en ímpetu: allí nadie se sentaba, arrancaban los ánimos desde cada una de las gradas siendo secundadas por las demás conscientes de nuestra inferioridad numérica.
Desconozco si logramos paliar esa diferencia, pero de allí salimos no solo roncos, sino -por encima de todo- orgullosos de nuestro club, sabedores de ser embajadores de una eterna Sevilla por el mundo, de una Sevilla que lucha, que no se conforma, que afronta los duelos con la altivez del desheredado, del tanta veces despreciado más sabiendo que la historia está por escribir.
Eso somos, quienes retamos al grande y al poderoso sin más armas que el pecho descubierto para que, como suele ocurrir, nos los hundan. No desfallecemos, alguna vez aunque estos ojos no lo vean, pondremos a la ciudad de nuestros sueños en el techo del mundo.
Crucé Francia de oeste a este de madrugada en ruta hacia París. No hubo lugar de parada fuera gasolinera, restaurante, distintas dependencias aeroportuarias donde no nos reconocieran como sevillistas y no aludieran al valor, coraje y honor de nuestro equipo.
Son nuestros poderes, son nuestro valores.
 ... "La Giralda presume orgullosa de ver al Sevilla en el Sánchez-Pizjuán...".

jueves, 19 de mayo de 2016

1-3. ¡Otro año igual!. Repóker del campeón





No podía ser de otra manera: final disputada, final ganada. Por quinta vez en su historia -acreciendo su grandeza- el Grande del Sur de Europa consigue el título de campeón de la UEFA Europa League.


Un partido preñado de dificultades fue resuelto finalmente por el equipo de Unai Emery gracias a tres golazos, uno del petit français y dos del hombre que representa el espíritu arrollador de este Sevilla Fútbol Club: Jorge Andújar, Coke.
 

Tras un día frío y al final lluvioso, en la segunda ciudad suiza, seis millares de sevillistas se dieron cita para celebrar otra final continental. Como en la pasada edición, los rivales se pusieron por delante tras golazo de Sturridge, tras inicio prometedor del campeón. Incluso, unas claras manos de Carriço dentro del área (cuestión de grandeza) no fueron sancionadas por el sueco del silbato que permitió demasiados excesos a los ingleses.



Con desventaja en el marcador se llegó al descanso y allí, en la intimidad del vestuario blanco, se gestó la revolución del segundo tiempo: a los 18 segundos, tras espectacular internada por la derecha de Mariano, Gameiro hacía el empate. Después apareció el mejor jugador del partido: un tal Coke al que solo su capacidad de entrega y sacrificio le ha privado de hacer las maletas, situación mil veces pedida repetida por "los que saben de esto", mejor, "por los que dicen que saben de esto". Dos goles de oportunismo y de fe pusieron distancias siderales en el marcador y en las gradas del estadio suizo, donde los seguidores sevillistas apabullaron a los rojos de Liverpool.

Sentimientos acumulados, pelos como escarpias, recuerdos inolvidables.

Tiempo habrá de recrearse en una jornada, otra más, de sevillismo allende nuestras fronteras. Esta vez en el Estadio Saint Jakob Park de Basilea, a más de 2.000 kilómetros de Nervión, otro sitio mítico más que añadir a los de Eindhoven, Mónaco, Glasgow, Turín y Varsovia. De momento baste con recordar que el Sevilla, mi Sevilla, nuestro Sevilla, nos ha vuelto a ofrecer ¡otro año igual... con el premio añadido de la clasificación champions!

GAMEIROY COKE POR PARTIDA DOBLE DIERON LA PUNTILLA

EL SEVILLISMO DE HOY... Y DE SIEMPRE NO FALTÓ A SU CITA EN EL ESTADIO SUIZO

EL REPÓKER DE ASES "UEFOS" SE CELEBRA POR TODO LO ALTO EN LA CIUDAD

¿Otra vez? ¿Sí, otra vez!
     
     Otra vez, nuestro primer recuerdo para los que no han podido estar y para los que ya no están. Para los que han empujado y disfrutado con nosotros. ¡De nuevo lo conseguimos, imposible sin su ayuda!
 

     Si las emblemáticas fechas del 10, del 14, del 16 y del 27 de mayo -por este orden- quedaron marcadas a sangre y fuego en nuestras vidas, la del 18 del florido mes se añade como nuevo tatuaje indeleble a nuestro corazón sevillista. sEIS mil aficionados blanquirrojos han acompañando hoy a nuestro equipo en Basilea, dando, una vez más, las muestras de señorío y de saber estar a la que estamos acostumbrados.

     El resto, los centenares de miles de sevillistas de nuestra ciudad, de nuestra provincia, sevillistas del mundo, han hecho el resto, tomando las calles de la capital de Andalucía, que desembocan en el lugar más emblemático, escenario de celebración de las gestas de nuestro Sevilla FC, la Puerta de Jerez.

     Disfrutamos de un nuevo título. ¡SOMOS PENTACAMPEONES DE LA LA UEFA EUROPA LEAGUE, SOMOS GRANDES, SOMOS EL SEVILLISMO!

INSTANTÁNEAS DE UN DÍA HISTÓRICO: (EN CONSTRUCCIÓN):
VÍDEOS DEL VIAJE: (EN CONSTRUCCIÓN):

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO
 
Liverpool FC 1 - Sevilla FC 3
 
Liverpool FC.: : Mignolet, Clyne, Toure (Benteke, m. 83), Lovren, Moreno, Can, Milner, Lallana (Alen, m. 24), Firmino (Origi, m.69), Coutinho y Sturridge.
 
Sevilla FC: David Soria; Mariano, Rami (Kolo, m. 77), Carriço, Escudero; Krychowiak, Nzonzi; Coke, Banega (Cristóforo, m. 91), Vitolo; y Gameiro (Iborra, m. 88).
 
Goles: 1-0, m, 35: Sturridge. 1-1, m. 46: Gameiro. 2-1, m. 64: Coke. 3-1, m. 70: Coke.
 
Árbitro: El sueco Jonas Eriksson. Amonestó a Lovren, Martin Skrtel, Divock Origi y Clyne, por los ingleses, y a Vitolo , Banega, Rami y Mariano.

Incidencias: Partido correspondiente a la final de la UEFA Europa League, disputado en el estadio Saint Jakob Park de Basilea, en Suiza, ante 38.000 espectadores, de ellos seis millares de sevillistas. Los ingleses nos triplicaban, ¿y qué? Terreno de juego en buenas condiciones.

martes, 17 de mayo de 2016

¡A otra final europea!


Comenzamos otro periplo por la vieja Europa, otra marcha blanquirroja, para disputar nuestra noventa final europea, quinta de la UEFA Europa League. Y lo hacemos, como siempre, con las alforjas repletas de ilusión, tratando de disfrutarla como en las ocho ocasiones anteriores: derrochando sevillanía, vivencias inolvidables y experiencias extraordinarias con los nuestros (¡los de "colarao" son los nuestros!) y con las aficiones rivales. Las del Middlesbrough, Español, Benfica y Dnipro excelentes todas ellas, bien que lo saben. Esperamos continuar la buena armonía con los de Liverpool.
Disfrutaremos seguro de esta gran final que la historia, caprichosa y callabocas, nos tenía guardada aunque, ni con mucho, ni ésta ni las que puedan venir podrán igualar la vivida aquél 10 de mayo de 2006 en Eindhoven que supuso para los sevillistas el título de nuestras vidas, plasmado para siempre en el vídeo de nuestras vidas:


Disfrutaremos, insisto, de esta gran final. ¿Ganarla? Ganarla... ¡sería la repanocha!