domingo, 12 de agosto de 2018

1-2. Escoltin: ¡Alá és gran!



Todo un síntoma de adonde nos conduce la geopolítica: la Supercopa de España en Marruecos, en El Magreb, que -para los no iniciados- no es más que la adaptación al español de una voz árabe (al-Maġrib) que significa "sitio por donde se pone el sol", o lo que es lo mismo, el poniente, el occidente de los árabes. Y allí, cosas del destino, a menos de una semana vista del 17A, el "gran barça" se ha dado un festín ecuménico con el incondicional apoyo de los compatriotas que sembraron de muertos La Rambla y Cambrils.

Valga la introducción para valorar la arbitraria decisión federativa de incumplir su propio reglamento, y la consecuente e inexplicable réplica, redes blanquirrojas mediante, en pos de un boicot sevillista al ferry y a la operación paso del estrecho bis, haciendo casi imposible una gesta ya de por sí difícil.

Y digo casi porque no ha faltado tanto para que aumentaran los dineros argénticos de las vitrinas sevillistas: un penalti en el último minuto, tan aciagamente errado por Ben Yedder como antirreglamentariamente blocado por Ter Stegen (aquí el VAR no quiso pronunciarse), no dio opción a una prórroga en la que las fuerzas parecían decantadas del lado nervionense.

Pero eso solo son futuribles; lo que ocurrió durante 90 minutos fue la imagen de un Sevilla a verlas venir, dejando toda la iniciativa a un Barcelona en rodaje al que bien se le pudo meter el diente, o al menos intentarlo en estos primares compases de la temporada. Lo que ocurrió, sin embargo, fue: Dominio sin profundidad barcelonista; Sarabia estrena el casillero tras excelente conducción de Muriel; control defensivo; falta para hacérsela revisar a borde del área de Banega, Messi que la pone en el palo izquierdo de un Vaclik -por fin tenemos portero- absolutamente tapado, rebotes y gol; descanso, reanudación, remate al larguero de Vázquez, golazo de Dembelé y ese penalti en los estertores del encuentro... Mientras tanto, cambios y variables que, desde fuera, no llegan a entenderse: sacar del terreno de juego al único jugador que está viendo portería no tiene explicación; dejar en el mismo, arrastrándose, a Banega y Roque Mesa, menos aún.

Nada, pues, más castizo y español que Tánger para celebrar una de las grandes fiestas del fútbol patrio. Concesiones no del todo graciosas y de difícil interpretación cuando no son pocos los -vecinos- interlocutores que sueñan una Re-reconquista de Al-Andalus, lo que puede alentarles a celebrar (escoltin: ¡Alá és gran!) la Fiesta del Trono de un no lejano 30 de julio -aniversario del ascenso al trono del Mohamed VI- en la Plaza de Cataluña, cruzando El Estrecho y así extender al norte ese Magreb culé de toda la vida.

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO

Sevilla FC 1 - FC Barcelona 2
 
Sevilla FC: Vaclik; Mercado (Ben Yedder, min. 84), Kjaer, Sergi Gómez; Jesús Navas, Roque, Banega, Escudero; Sarabia (Aleix Vidal, min. 70), Franco Vázquez y Muriel (André Silva, min. 59).
 
Barcelona FC: Ter Stegen, Semedo, Piqué, Lenglet, Jordi Alba, Rafinha (Rakitic, min. 46), Arthur (Coutinho, min. 52), Busquets, Luis Suárez, Dembélé (Arturo Vidal, min. 85) y Leo Messi.
 
Goles: 1-0, min. 9: Sarabia. 1-1, min. 41: Piqué. 1-2, min. 78: Dembelé.
 
Árbitro: El extremeño Gil Manzano. Mostró tarjetas amarillas a Busquets, Ter Stegen y Lenglet, por los magrebíes del ahora noreste español, y a Franco Vázquez, Roque Mesa y Aleix Vidal, por el Sevilla.
 
Incidencias: Partido correspondiente a la final de la Supercopa de España disputado -por vez primera a partido único- en el Stade Ibn Battouta de Tánger ante 40.000 espectadores entregados a la causa blaugrana. Terreno de juego en regulares condiciones.

jueves, 9 de agosto de 2018

1-0. La vista en Tánger y el futuro en Lituania



A simple vista, y en las previas, parecía que todo el monte sería orégano. Nada más lejos de la realidad, ya lo anunció Luis Aragonés: "el más tonto hace un reloj de palo y, encima, funciona".

Salió el Sevilla como previó el entrenador: sobrado, con muchos titulares en la grada o en el banquillo, conocedor de su superioridad y dispuesto a demostrarla en el terreno de juego.

En la primera media hora brillaron las mejores cualidades de un equipo así diseñado para la eliminatoria pero con -casi- toda la atención puesta en el partido de Tánger, a disputar 72 horas después. Al fin y al cabo, se trata de un -devaluado- título y resultaba, hasta cierto punto, comprensible el once inicial.

Suerte que los mejores momentos del Sevilla culminaran y se esfumaran con el golazo de Banega, un golpe franco lejano espectacularmente ejecutado pero que contó con la inestimable colaboración de Bartkus, un cancerbero a la usanza de Sergio Rico -por fin, un añito de alejamiento- que dispuso absurda e innecesariamente hasta cuatro hombres en la barrera. Cuando vio "amanecer" el esférico sobre la cabeza de sus defensas, fue demasiado tarde para bloquearlo.

Y es que se ha jugado con demasiadas ascuas de cara a la obligación de este inicio de pretemporada (llegar a la fase de grupos de la competición donde nadie le tose), poniendo -casi- toda la atención en la devoción de una final donde no se parte como favorito, pero...

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO
 
Sevilla FC 1 - FC Zalgiris 0
 
Sevilla FC: Vaclik; Aleix Vidal, Berrocal, Gnagnon, Carriço, Arana; Nolito (Sarabia, min. 74), Éver Banega (Ganso, min. 74), Amadou, Pejiño (Muriel, min. 59); y Ben Yedder.
 
FC Zalgiris: Bartkus; Baravykas, Mbodj, Tomic, Slijngard; Mikoliunas (Nyuiadzi, min. 74), Manzorro (Simkus, min. 77), Blagojevic, Simkovic; Antal (Filipov, min. 89); y Ogana.
 
Gol: 1-0, min.34: Éver Banega.

Árbitro: El sueco Bojan Pandzic. Amonestó a los lituanos Mbodj (min. 59) y Simkovic (min. 63).

Incidencias: Partido correspondiente a la ida de la Q3 de la UEFA Europa League, disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante 25.000 espectadores en suave noche agosteña de termómetro. Terreno de juego en buenas condiciones.

jueves, 2 de agosto de 2018

1-3. Vamos que nos vamos

El trámite tras la ida no defraudó ni a propios ni extraños.

Sarabia, en el 36 y a los cinco minutos de la reanudación, despejó cualquier atisbo de dudas, las mismas que han de desterrarse para renovar al madrileño de una vez.

Tras el golazo por la escuadra local, Muriel estableció el definitivo 1-3 en ese tipo de jugada con el que viene soñando el sevillismo. Hoy ha sido la primera, que no sea la última.

Lo mejor sin duda, la tensión y la concentración durante casi todo el encuentro en un choque que no invitaba a la épica.

El próximo jueves en el Sánchez Pizjuán y el siguiente en Lituania nos espera el Zalgiris en la cruz de la Q3 que este verano nos hemos endilgado.

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO
 
Újpest FC 1 - Sevilla FC 3
 
Újpest FC: Pajovic; Balasz, Bojovic, Litauski (Horj, min. 89), Burekovic; Diallo, Stankovic; Obina, Zsoter, Nagy (Szucs, min. 67); y Novothny (Tischler, min. 66).
 
Sevilla FC: Sergio Rico; Mercado, Carriço, Sergi Gómez; Corchia, Banega (Roque Mesa, min. 72), Vázquez, Escudero; Sarabia (Nolito, min. 66), Pejiño y Ben Yedder (Muriel, min. 66).
 
Goles: 0-1, min. 36: Sarabia. 0-2, min. 50: Sarabia. 1-2, min. 77: Zsoter. 1-3, min. 83: Muriel.

Árbitro: El ruso Kirill Levnikov. Mostró tarjeta amarilla a Diallo por los locales.

Incidencias: Partido correspondiente a la ida de la Q2 de la UEFA Europa League, disputado en el Ferenc Szusza Stadion ante casi 15.000 espectadores, casi lleno. Terreno de juego en regulares condiciones.

23 años del 2 de agosto. ¿Mereció la pena luchar?


 
23 años ya... más de cuatro lustros. Parece que fue ayer. Pretendían acabar con el Sevilla, pero no contaban con el patrimonio más importante del club hispalense: su afición. Entre cuarenta y cincuenta mil personas se echaron a la calle aquel 2 de agosto para exigir justicia. La cacicada de Jesús Gil, Antonio Baró, Jesús Samper, Ramón Mendoza, Rafael Cortés Elvira y José María García fue abortada por todos y cada uno de los sevillistas, en especial los que se echaron a la calle, con cuarenta grados a la sombra, como un solo hombre (o una sola mujer, para ser correctos ahora).
 
¿Qué sevillista no recuerda aquella siesta agosteña?: ¿Cómo? ¿qué dices? ¡tú estás loco... ! ¡Y tanto que estaban locos! El sevillismo así se lo demostró... ¡Qué grande eres, Sevilla!
 
Ernesto López de Rueda, Javier Tenorio y Enrique fueron los promotores de aquella demostración de fuerza del sevillismo. Aquel mismo día a las 3 de la tarde (cinco horas antes del comienzo y cuando Internet y las redes sociales eran una entelequia) presentaron en la Delegación del Gobierno la comunicación de la gran manifestación que se pretendía convocar. Todo un documento para la historia sevillista:


Meses después, Ernesto López de Rueda, vicepresidente de Foro Sevillista, plasmó en los capítulos 3 y 4 de su libro "Sevilla hasta la Muerte, El coraje de una afición" el acontecer de aquellos tremendos días en que se forjaron los sólidos cimientos del Sevilla actual: El libro de cabecera del sevillismo en el que se narra la intrahistoria del abortado abordaje del Sevilla F.C. por los invasores madrileños y marbellíes.

Pero de nuevo vuelven a sonar tambores de guerra: los grandes capitales que aglutinan la mitad de las acciones del Sevilla FC han emprendido en los últimos meses una lucha desaforada en pos de hacerse con el mayor número posible de títulos con el pretendido afán de controlar la institución, y lo hacen ofreciendo precios desorbitados... o no tanto. Los 3.200 - 3.400 euros que se vienen pagando por un par de acciones en los últimos días, han puesto -otra vez- en alerta máxima a un sevillismo de base que, no es nuevo, siempre había vendido -de forma consciente- a señalados sevillistas. Ahora saben, sin embargo, que, con la mediación de esos mismos sevillistas, el objetivo no es otro que dar entrada, más pronto que tarde y mediante su agosto particular, a capital extranjero en la gran casa del fútbol andaluz.

"¡El fútbol está así, mira en Inglaterra, en Francia, en Italia... donde los magnates del Próximo o del Lejano Oriente se han hecho los dueños de los grandes emblemas europeos!". Eso dicen, para conformarnos y quizá no les falte razón, pero ese fútbol, ese Sevilla inminente que se teje ahora entre bastidores no es el club por el que nosotros luchamos o se dejaron la piel y parte importe de su peculio nuestros antepasados... ese Sevilla dandy que nos están pergeñando seguramente atestará aún más las vitrinas y convertirá al Grande de Andalucía en primer referente a nivel mundial, pero ese Sevilla "sushi", "de arroz tres delicias" o de "chop suey de pollo", no será el Sevilla de hoy ni aquel de 1995. Si eso ocurre, posiblemente asista a algún encuentro, lo mismo que me presento en un musical de la Gran Vía, pero no, no puede ser lo mismo.

Una afición en permanente lucha por la independencia de "su" club está hoy llamada -23 años después- a defender su identidad, esta vez no frente a invasores extraños, sino ante este reto de "los nuestros", y éste sí que se antoja imposible de superar. Tanto que cabe preguntarse: ¿mereció la pena luchar?

jueves, 26 de julio de 2018

4-0. Hello, Europa League, the champion has returned!

Tras las dudas de una pre-pre-pretemporada atípica, llegó el momento de la verdad y qué mejor forma de afrontarla que -ante un rival tan voluntarioso como impotente- dejando a ratos destellos de lo que puede ser la larga campaña que hoy comienza.

Y por encima de todos, el que nunca falla: Navas, que abrió el marcador, volvió a liderar al grupo y mostró al resto del plantel su vergüenza torera, ejemplo que todos debieran tener como meta.

Las cosas aún resultaron más fáciles a partir de la media hora, tras la expulsión de Pauljevic, en el penalti que supuso el segundo gol, obra de Ben Yedder. Antes del descanso Sarabia hizo el tercero, tanto que permitió cierta (demasiada) relajación en un segundo tiempo que, pese al insistente dominio, no vio subir al marcador el cuarto, obra de Vázquez, hasta el descuento.

A buenísimo nivel, otro jugador que ha de convertirse en fundamental en este Sevilla: Roque Mesa cogió la batuta desde el minuto uno y dirigió el espectáculo durante las mejores fases del encuentro.

A destacar las ganas de todos por convencer al nuevo entrenador que vuelve a poner en liza un arriesgado sistema de tres centrales muy exigente con el sacrificio de los integrantes del centro del campo. Finalmente, a través de magníficos lanzamientos en largo, espectacular resultó el juego a la espalda de la línea defensiva adelantada de los húngaros, recurso olvidado en los dos últimos años y mérito, sin duda, del nuevo inquilino del banquillo.

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO
 
Sevilla FC 4 - Újpest FC 0
 
Sevilla FC: Vaclik; Pareja, Carriço, Escudero; Navas (Corchia, min. 57), Roque Mesa, Franco Vázquez, Arana (Borja Lasso, min. 76); Sarabia (Pejiño, min. 69), Nolito y Ben Yedder.
 
Újpest FC: Pajovic; Pauljevic, Bojovic, Litauski, Burekovic; Diallo, Sankovic; Nwobodo, Zsoter (Horj, min. 63), Nagy (Balazs, min. 32); y Novothny.
 
Goles: 1-0, min. 7: Jesús Navas. 2-0, min. 31: Ben Yedder (p). 3-0, min. 43: Sarabia. 4-0, min. 92: Franco Vázquez.

Árbitro: El letón Andris Treimanis. Mostró tarjeta amarilla a Pareja, por el Sevilla. Expulsó a Pauljevic en el min. 30 con roja directa.

Incidencias: Partido correspondiente a la ida de la Q2 de la UEFA Europa League, disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante 30.000 espectadores en noche sosegada de julio, fresquita al final. Terreno de juego en buenas condiciones.