domingo, 17 de mayo de 2015

2-1. ¡Emery, vete ya!. Tras tus 73 tristes puntos



Bueno, mejor pensado, aguanta hasta el próximo día 27 e intenta revalidar con la ayuda de la AFICIÓN SEVILLISTA un nuevo título europeo, el que habrá de disputarse por entonces en Varsovia, en el Estadio Nacional de Polonia y, después, coge esos 73, 74 o 76 puntos que previamente lucirán en el casillero de la clasificación del Sevilla FC el próximo sábado (jamás alcanzados en la historia de El Grande de Andalucía) y márchate de aquí, hombre, de una vez, por favor.

Lárgate a otro sitio donde se valore el trabajo, la hombría y la hombrada, donde los juntaletras de turno, si han existido, solo sean un triste recuerdo, donde los cada vez más escasitos -pero cada vez más coñazos- sabihondos de la grada aparquen su osadía para mejores causas.

¡Ah, el partido! Hubo partido. Un Almería que se jugaba la vida se agarró durante algún tiempo al salvavidas que le propició su adelantamiento en el marcador sobre un Sevilla reservón, a verlas venir, sin despeinarse en medio del "caloret", que cuando quiso, pudo y que cuando llegó perforó. ¿Es que alguien lo dudaba?

Lo dicho: vete ya, hombre, vete y déjanos tranquilos incluso a los que, eternamente agradecidos, te echaremos muchísimo de menos.

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO

Sevilla F.C. 2 - Almería C.F. 1
 
Sevilla F.C.: Sergio Rico; Figueiras, Arribas (Iago Aspas, m. 56), Kolo, Fernando Navarro (Tremoulinas, m. 56); Iborra, M'bia; Denis Suárez, Banega, Reyes (Vitolo, m. 75) y Gameiro.
 
Almería C.F.: Rubén; Michel, Ximo (Trujillo, m. 16), Mauro, Dubarbier; Corona, (Azeez, m. 64), Thomas (Hemed, m. 73), Espinosa, Wellington Silva, Jonathan Zongo y Thievy.
 
Goles: 0-1, m. 29: Thievy. 1-1, m. 65: Iborra. 2-1, m. 70: Iborra.
 
Árbitro: El vasco Vicandi Garrido. Amonestó a Corona, por el Almería y expulsó con roja directa a Trujillo en el minuto 74.
 
Incidencias: Partido correspondiente a la 37ª jornada de Liga disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante 41.000 espectadores en tarde bochornosa de calor. Terreno de juego en buenas condiciones aunque de nuevo lento por las altas temperaturas.

viernes, 15 de mayo de 2015

0-2. Más de lo mismo. 7ª Final Europea

Pues así, sin ruidos, lejos de la algarabía, sin estridencias, humilde, calladito, a paso firme de campeón, sin prisas, sin pausas, el Sevilla de -¡ay!- Unai Emery disputará en dos semanas su tercera final continental, la séptima de su historia.

Bastaron dos prontos y magistrales goles a resultas de la estrategia a balón parado, obras de Bacca y de Carriço (minutos 21 y 26), a sumar al racimo con el que se viajaba desde la ciudad cuyo nombre paseamos orgullosos por el mundo, para disfrutar de la semifinal más tranquila que haya disputado el Sevilla en el Viejo Continente.

El éxito se resume en una sola palabra a escribir necesariamente en mayúsculas: EQUIPO. El que conforma una plantilla de profesionales comprometidos, ganadores, jóvenes, hambrientos de títulos, de éxitos y de crecimiento sostenido. Pero ese fuste, que no es gratuito ni obra del azar (28 jugadores nuevos en dos años), tiene su basa y su capitel en dos nombres para la historia del club: Ramón Rodríguez Verdejo (@leonsfdo) y Unai Emery (@UnaiEmery_); de la misma forma que tiene su gran mausoleo a la bajeza, a la ruindad y a la indignidad en un minúsculo, verdulero y vociferante sector de la grada y de los medios de comunicación que -desde su “exagerada” sapiencia- los han ninguneado a su antojo y capricho.

Nada será igual a aquel 10 de mayo de 2016 de Eindhoven, donde el sevillismo tiró por la borda más de medio siglo de travesía desértica, de mediocridades, de lastimosos y constantes “¡otro año igual!”, de ocupación de tierras baldías e improductivas en medio de la tabla, de no superar los dieciseisavos de las competiciones coperas.

Lo que ha venido después solo ha servido para engrandecer aquella tarde-noche holandesa de desaturdimiento de históricos complejos.

Ni la -necesaria y permitida- marcha de Navas, Negredo, Medel, Kondogbia, Fazio, Alberto Moreno y Rakitic han sido suficiente para frenar el impetuoso crecimiento del Grande del Sur de España y, por ende, de Europa.

Y para colmo de bondades, ahora, valorando el extremo coste y la excesiva incomodidad (5.500 kilómetros en menos de 24 horas) de un viaje desde la región más meridional y occidental a la -casi- más septentrional y oriental de Europa, sale el consejo de administración del Sevilla Fútbol Club prácticamente regalando el abono de Gol de la actual temporada: 180 euros a los socios sevillistas que determinen darse el palizón del siglo para ayudar en los gastos de vuelo y la consiguiente entrada al Estadio Nacional de Polonia.

¡Bendito palizón! ¡Qué grande eres, Sevilla!

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO
 
Fiorentina FC 0 -Sevilla F.C. 2
 
Fiorentina FC: Neto; Savic, Gonzalo Rodríguez, Basanta (Manuel Pasqual, m. 46); Joaquín, Pizarro, B Valero (Lazzari. m.85), Mati Fernández (Badelj, m. 65), Marcos Alonso; Ilicic y Salah.
 
Sevilla F.C.: Sergio Rico; Coke, Carriço, Kolodziejczak, Trémoulinas; M'bia, Krychowiak; Aleix Vidal, Banega (Iborra, m. 54), Vitolo y Bacca (Gameiro, m. 69).
 
Goles: 0-1, m. 21: Bacca. 0-2, m, 26: Carriço.
 
Árbitro: El esloveno Damir Skomina. Amonestó a Pizarro, Savic y Borja Valero, por los florentinos, y a Banega, por el Sevilla.

Incidencias: Partido correspondiente a la vuelta de las semifinales de la UEFA Europa League, disputado en el estadio Artemio Franchi ante 33.000 espectadores, tres centenares de ellos, sevillistas. Terreno de juego en buenas condiciones.

lunes, 11 de mayo de 2015

1-1. Combate nulo. Un solo objetivo


Otros siete cambios con respecto al último partido, rotaciones a lo bestia con un único objetivo en mente, que finalmente no han dado el resultado apetecido. Y no lo han dado por tres claras circunstancias: primero, la falta de acierto ante la portería rival donde Kevin Gameiro, Aspas y Denis Suárez se encontraron con el cancerbero celtiña y Arribas con el poste izquierdo de la portería; segundo, la actitud conservadora tras el gol del francés en la primera oportunidad que se le presentó y, tercero, la facilidad con la que los colegiados se van al punto de penalti en el área sevillista o echan manos de las tarjetas amonestadoras en las acciones de los jugadores hispalenses.

Genial, sin duda el mejor, el ariete Gameiro que no solo aportó peligro con sus llegadas sino que luchó hasta la extenuación. En la misma línea Coke; del resto, más tiempo desaparecido que mostrando virtudes, no puede decirse lo mismo.

Faltó a la cita (por sus números lo conoceréis) el mejor entrenador de la historia sevillista. Unai Emery, que se desplazó al País Vasco desde Galicia, conoció a primera hora de este domingo el fallecimiento de su padre (q.e.p.d.).

Con el resultado cosechado, la máxima competición continental se pone imposible por esta vía y solo la final de Varsovia -aún lejana- pero que se otea en el horizonte, muestra el camino claro de alcanzar la disputa de la Champions la próxima temporada.

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO

R.C. Celta de Vigo 1 - Sevilla F.C. 1
 

R.C. Celta de Vigo: Sergio; S. Gómez, Costas, Fontàs, Jonny; Augusto, Krohn-Dehli; Mina, P. Hernández (Madinda, m. 82), Orellana y Charles (Bongonda, m. 74).
 
Sevilla F.C.: Sergio Rico; Coke, Arribas, Kolo, Navarro; Diogo (Aleix Vidal, m. 67), Krychowiak, Iborra, Denis (Vitolo, m. 73); Aspas (Bacca, m. 60) y Gameiro.
 
Goles: 0-1, m. 7: Gameiro. 1-1, m. 57: Santi Mina (p).
 
Árbitro: El pésimo colegiado madrileño Velasco Carballo. Amonestó a Augusto, por el Celta, y a Coke, Aspas, Sergio Rico, Arribas y Krychowiak, por el Sevilla (y se quedó tan pancho).
 
Incidencias: Partido correspondiente a la 36ª jornada de Liga, disputado en el estadio de Balaídos ante 13.500 espectadores en tarde-noche primaveral. Terreno de juego en buenas condiciones.

domingo, 10 de mayo de 2015

10 de mayo de 2006. Una fecha para recordar


Después han llegado otras muchas que, sumada la que tenemos en puertas si en cuatro días hacemos los deberes en Florencia, significarán diez finales, siete títulos más la posibilidad de otros dos en ciernes, pero el 10 de mayo de 2006 se ha convertido en la fecha clave del sevillismo contemporáneo. Nada de lo vivido o lo por vivir podrá compararse nunca con esa fecha que desde entonces está en el ADN del Grande de Andalucía.

Mucho antes del amanecer, aquél día, las calles de Sevilla se convirtieron en un reguero constante de personas y vehículos con un único destino: el aeropuerto de San Pablo.

Más de 10.000 sevillistas, en el mayor colapso de su historia, se dieron cita en las instalaciones aeroportuarias hispalenses con un único destino: Eindhoven, la ciudad holandesa que, horas después, entraría definitivamente en nuestro corazón.

¡Felicidades, sevillistas! Hoy apagamos nuestra octava velita en las vísperas de un intrascendente partido en Getafe que debe convertirse en un entrenamiento con público para oprobio de esta Liga manipulada hasta las trancas.
Vendrán más títulos, o no, pero nuestra obligación siempre será luchar por conquistarlos, pese a que, aún consiguiéndolos, nunca desaparezca de nuestras retinas la mágica noche del 10 de mayo de 2006, allá en los Países Bajos.

Hay quienes dicen, sin faltarle razón, que ya está bien de vivir de recuerdos. Pues ni esos, éste nos lo podrán birlar jamás.

Ésta fue nuestra información en aquél día histórico, en la que no podía faltar el recuerdo para todos los ocupantes del tercer anillo de nuestra Bombonera:


Miércoles 10 mayo 2006
¡Y... YA ESTÁ AQUÍ LA COPA DEL CENTENARIO!
¡Y ES POR ESO QUE HOY VENGO A VERTE!

     Ésta es la nuestra    

SOMOS CAMPEONES DE EUROPA. 0-4 AL MIDDELESBROUG EN LA MAYOR GOLEADA DE UNA FINAL
EL CUARTO LLEGÓ ENTRE OLÉS. IMPRESIONANTE DEMOSTRACIÓN DEL SEVILLISMO DE HOY... Y DE SIEMPRE

     Nuestro primer recuerdo para los que ya no están. Para los que han empujado y disfrutado con nosotros. ¡Lo logramos!. Hoy hemos estado -otra vez- muy cerca:
 
 
     Dijimos que el 10 de mayo sería una fecha para la historia y ... no nos equivocamos. La jornada de hoy ya forma parte de nuestro sentimiento sevillista. Más de diez mil aficionados rojiblancos hemos acompañando hoy a nuestro equipo en Eindhoven, dando, una vez más, la muestra de señorío y de saber estar a la que estamos acostumbrados.
     El resto, el veinte por ciento de esta ciudad, se ha echado a la calle y, en ocasiones, pareciera representar un ochenta o un noventa por ciento ¿o no?.
     Lo vivimos y queremos gritarlo a los cuatro vientos: ¡SOMOS CAMPEONES DE EUROPA. SOMOS GRANDES, SOMOS EL SEVILLISMO!.

INSTANTÁNEAS DE UN DÍA HISTÓRICO:

NARRACIÓN DE LOS GOLES EN SEVILLA FÚTBOL CLUB RADIO:

El vídeo de nuestras vidas

FICHA TÉCNICA: ¡SEVILLA F.C. CAMPEÓN DE EUROPA!

FC Middlesbrough, 0 - Sevilla FC, 4.
FC Middlesbrough: Schwarzer; Riggott, Southgate, Queudrue (Yakubu, m.70), Parnaby; Rochemback, Boateng, Downing, Morrison (Maccarone, m.46); Hasselbaink y Viduka (Cattermole, m.86).
Sevilla FC: Palop; Daniel Alves, Javi Navarro, Escudé, David Castedo; Jesús Navas, Martí, Maresca, Adriano (Puerta, m.86); Saviola (Kanouté, m.46) y Luis Fabiano (Renato, m.72).
Goles: 0-1, M.26: Luis Fabiano. 0-2, M.78: Maresca. 0-3, M.84: Maresca.0-4, M.89: Kanouté.
Árbitro: Herbert Fandel (GER). Amonestó a los jugadores del Sevilla Daniel Alves (m.52), Escudé (m.80) y Maresca (m.85) y al de Middlesbrough Rochemback (m.83).
Incidencias: Partido disputado en el Philips PSV Stadion ante unos 32.000 espectadores que llenaron el recinto. La mitad de ellos sevillistas. Asistieron, entre otras autoridades españolas, los Príncipes de Asturias, el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves; el ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes; la ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera; y el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín.
11-05-06. Y, UN DÍA DESPUÉS, EL SEVILLA LLEGÓ A SU CIUDAD:

viernes, 8 de mayo de 2015

3-0. Cuando este Sevilla huele plata… hay que echarse a temblar


Y comenzar a buscar soluciones imperiosamente: tocarse los bolsillos, mirar y remirar el saldo de una cuenta vulgar más que corriente, tomar al peso la hucha y agitarla con la falsa esperanza de que su contenido se reproduzca, implorar un sólido aumento del crédito de la visa, quedar indisimuladamente con el amigo que “está en el taco” y al que no ves desde Nochebuena... lo que sea ante la posibilidad (¡despacito que esto del fútbol lo carga el diablo!) de estar en las gradas del Estadio Nacional de Polonia el próxima día 27.

La historia volvió a citarse hoy en el Sánchez Pizjuán para presenciar cómo la apisonadora sevillista pasaba por lo alto de un buen equipo, la Fiorentina... de Joaquín, al decir de la lechuga mediática que bien ha amenazado en las previas con la presencia del gaditano en el once inicial.

Tres golazos, un doblete de Aleix Vidal y un tanto de Gameiro, dan una ventaja que pudiera ser suficiente si no tuviéramos grabadas a sangre y fuego las experiencias previas acumuladas que han servido para forjar a este campeón.

Los dos equipos jugaron al balón desde el principio, incluso los forasteros crearon más ocasiones ante la meta rival, pero afortunadamente Sergio Rico hoy ha comenzado a despojarse de los miedos que no deben, no pueden, habitar en un corpachón de uno noventa.

En el mágico 16, mientras el sevillismo a pleno pulmón recordaba a Antonio Puerta y rememoraba aquel minuto 100 de su primera semifinal europea, una internada de Vitolo en sintonía con Bacca, fue culminada por Aleix Vidal para poner por delante al Grande de Andalucía.

El encuentro, pese al mazazo para los morados, siguió por los mismos derroteros: aproximaciones de la Fiorentina y contundencia sevillista. Al borde del descanso, un claro penalti sobre Krychowiak no cobrado dejó en evidencia al buen trencilla alemán.
Mediado ya el primer cuarto del segundo tiempo, una asistencia perfecta de M'bia sobre Aleix Vidal sirvió para que el catalán, venciendo a Neto, hiciera por el primer palo el segundo de su cuenta particular.

A partir de ahí bastó que volviera a emerger la figura del mejor técnico que a lo largo de la historia se ha sentado en el banquillo sevillista (primero, retirando a Reyes, dando entrada a Coke y liberando al goleador de sus asuntos defensivos; segundo, sacando a M'bia, lesionado y poniendo en su lugar a Iborra, y, tercero, introduciendo en el campo a Kevin Gameiro) para que, en menos de un minuto, en el primer balón que tocaba, el francés hiciera el definitivo 3-0.

Ahora a esperar una semanita (¡Sevilla, el domingo en Balaídos a verlas venir, a las claritas!) para, desde el respeto y el coraje, intentar revalidar en la cuna del Renacimiento una nueva final continental.

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO
 
Sevilla F.C. 3 - Fiorentina FC 0
 
Sevilla F.C.: Sergio Rico, Aleix Vidal, Carriço, Kolo, Tremoulinas; Mbia (Iborra, m. 72), Krychowiak, Banega; Reyes (Coke, m. 58), Vitolo y Bacca (Gameiro, m. 73).
 
Fiorentina FC: Neto; Tomovic (Richards, m. 46), Savic, Gonzalo Rodríguez, Alonso; Mati Fernández, Badelj (Pizarro, m. 67), Borja Valero; Joaquín, Mario Gomez (Ilicic, m. 79) y Salah.
 
Goles: 1-0, m. 17, Aleix Vidal. 2-0, m. 52, Aleix Vidal. 3-0, m. 75, Gameiro.
 
Árbitro: El alemán Felix Brych. Amonestó a Carriço, Alonso, Borja Valero, Krychowiak y Gonzalo.

Incidencias: Partido correspondiente a la ida de las semifinales de la UEFA Europa League, disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante 39.000 espectadores, millar y medio de ellos, florentinos. Terreno de juego en perfectas condiciones.