lunes, 30 de agosto de 2010

Luis Fabiano, dos años más. ¡Y mira que lo tenía hecho con... !


HTML clipboard


La web oficial del Sevilla Fútbol Club ha anunciado en la mañana de hoy que "Luis Fabiano ha ampliado dos años más su vínculo con el Sevilla FC. El paulista, cuyo contrato expiraba en junio de 2011, será sevillista por tanto hasta el final de la campaña 2012/13".

Sin duda, una gran noticia para el sevillismo que ve como O Fabuloso se compromete con el equipo que lo recuperó para el fútbol de élite y en el que ha obtenido los mayores éxitos de su carrera. 95 goles con la elástica nervionense le contemplan. Un jugador que ya forma parte de nuestra particular historia con Eindhoven en el perenne recuerdo.

Todos -todos- apuntaban la salida inminente del delantero con destino a Francia, Inglaterra, Italia. Lo tenía hecho con el Olympique, con el Arsenal, con el Milán, con media Europa...

Un Luis Fabiano comprometido, en la línea de los últimos años -no tanto del pasado- es la mejor noticia para un sevillismo ávido de buenas noticias ¡No acaba este Sevilla de cumplir el ciclo, vaya por Dios... !


Foto procedencia: Sevilla Fútbol Club.



domingo, 29 de agosto de 2010

1-4. Como el Ave Fénix... ... en el aniversario de Antonio

Con muchísimas dudas se plantaba el Sevilla en el Ciudad de Valencia. El rival un recién ascendido, terreno propicio para olvidarse de la tragedia agosteña: la final de la Supercopa, sobretodo por la forma en la que se entregó la cuchara, y la eliminación de la Liga de Campeones por un equipo portugués con la doceava parte de nuestro presupuesto.

Y hoy no sólo se ganó, sino que, por momentos -cierto que ante un rival flojito- el Sevilla ha mostrado la mejor de sus caras: fútbol de toque, apoyos, desdobles y velocidad.

Quiso Antonio Álvarez poner sobre el pésimo terreno valenciano un once en el que Luis Fabiano y Kanouté ocupaban plaza en el banquillo. Pareciera que el técnico se dedicó hoy a desoír lo que sus amiguetes de la "canalla" vienen ofreciéndole: "hay que jugar con dos delanteros siempre". Pues no, no siempre y hoy el entrenador ha vuelto a demostrarlo.

Muy bien el Sevilla en general, con un Palop con poquísimo trabajo, pero seguro en sus pocas intervenciones; Konko goleando por dos veces y desdoblándose en continuos apoyos con un Jesús Navas que brilló más al final; muy seguro Fazio y en su línea habitual Escudé; lo de Dabo es para tomarlo ya en consideración: muy bien en todas las facetas; Zokora, Cigarini y Renato, dueños absolutos del mediocampo, los dos primeros brillaron más que el brasileño aunque Renato volvió a ver portería; espectacular Perotti y dando mucha mejor imagen un Álvaro Negredo que se ha vaciado en el campo hasta que fue sustituido por Kanouté a falta de un cuarto de hora. Capel y José Carlos salieron muy al final cuando hubiese sido conveniente refrescar mucho antes al equipo.

En definitiva, tres puntos importantísimos para, como el Ave Fénix, en el tercer aniversario de Antonio Puerta, resurgir como sólo saben hacerlo los grandes. Dormimos líderes a la espera de la jornada de mañana ¿quién nos lo iba a decir?, y todo ello a pesar de un lamentable -¿cuántas van?- Pérez Lasa.

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO

Levante U.D. 1 - Sevilla F.C. 4

Levante U.D.: Munúa, Cerra, Héctor Rodas, Ballesteros, Juanfran, Valdo (Rafa Jordá, m.67), Xavi Torres, Pallardó (Sergio, m.58), Juanlu (Nacho González, m.75), Rubén y Xisco Muñoz.

Sevilla F.C.: Palop, Konko, Fazio, Escudé, Dabo, Navas, Zokora, Cigarini (José Carlos, m.86), Perotti (Diego Capel, m.84), Renato y Negredo (Kanouté, m.76).

Goles: 1-0, m.10: Rubén Suárez (penalti). 1-1, m.12: Konko. 1-2, m.28: Negredo (penalti). 1-3, m.62: Konko. 1-4, m.88: Renato.

Árbitro: El vasco, y lamentable colegiado, Miguel Ángel Pérez Lasa. Amonestó a los jugadores locales Cerra, Héctor Rodas, Ballesteros y Rafa Jordá y a los visitantes Cigarini, Perotti, Navas y Dabo.

Incidencias: Partido correspondiente a la 1ª jornada de Liga disputado en el Ciudad de Valencia ante 10.241 espectadores en noche caluroso. Terreno de juego en pésimas condiciones. Al inicio, el campeón del mundo, Jesús Navas recibió el reconocimiento de la afición levantinista. También se recordó el tercer aniversario de Antonio Puerta.

sábado, 28 de agosto de 2010

Sorteo Uefa Europa League. Grupo complicado


Tras el boato del sorteo de ayer (Champions League) en el que el Sevilla F.C. debería haber ocupado el bombo 1 de los cabezas de serie, hemos de conformarnos con el celebrado hoy, el de la Europa League, otrora Copa de la UEFA, la competición que nos elevó al estrellato del fútbol mundial.

No ha querido la diosa Fortuna unos emparejamientos más factibles, pero así disfrutarán aquellos sevillistas (algunos hay) que llevan años pidiendo a gritos equipos de tronío en el Sánchez Pizjuán en competición europea, sin saborear ni apreciar en absoluto que la condición de cabeza de serie de nuestro club, nos privaba -a Dios gracia, digo yo- de encontrarnos con rivales de nuestra misma categoría. En fin, tendrán tiempo de disfrutar porque El Sevilla no ha sido en absoluto agraciado: hemos caído en el Grupo J junto a dos 'cocos', Paris Saint-Germain FC y BV Borussia Dortmund.

Con los franceses será un duelo especial ya en el PSG hay muchos jugadores que pasaron por España: Gregory Coupet, Ludovic Giuly, Claude Makelele, Nene, y Mateja Kezman. Los alemanes son siempre un rival durísimo. El grupo lo cierra el FC Karpaty Lviv de un país como Ucrania, cuyos equipos siempre dan buena imagen en competición europea.

miércoles, 25 de agosto de 2010

El As ha perdido definitivamente la chaveta

La captura anterior ha sido obtenida a las 20:15 de hoy. Definitivamente estos papafritas han perdido la chaveta. Se llaman a sí mismos profesionales. El grupito PRISA ha perdido toda la credibilidad, si alguna vez la tuvo y el Capitán Matutano caminito de la calle Rioja, la COPE le espera ¿Qué habrá hecho la Conferencia Episcopal para tragarse este sapo?

El enlace hasta que lo rectifiquen: http://www.as.com/futbol/articulo/roversio-pasa-reconocimiento-medico/dasftb/20100825dasdasftb_22/Tes

Diario AS

MADRID

3-4. El día de la infamia ¡Jiménez, vete ya!

HTML clipboard

La crónica del ¿partido?, de la humillación de hoy, puede esperar; quizá duerma ya para siempre el sueño de los justos. Sólo una cuestión, y esa sí que está clara: 15 millones de euros a la papelera, o mejor a la tesorería lusa que servirán para duplicar el presupuesto de nuestro rival.

Al concluir el partido de hoy, el del día de la infamia, el presidente del Sevilla, cuestionado sobre la figura del entrenador, ha manifestado que "no hay que plantearse ningún cambio porque sería precipitado y malo para la sociedad".

Aseveración nada más lejos de la realidad. Se me escapan los motivos por los que pueda seguir al mando de la plantilla sevillista este incapaz, un auténtico vendedor de crecepelos que, hasta su llegada, no le había empatado (ni ganado, ni perdido) a nadie como primer técnico de un equipo de fútbol, sencillamente porque nunca lo había sido.

Un pequeño, pero machacón, sector de la prensa sevillana quiso meternos -y lo consiguió con demasiada gente que quiso dejarse engañar- entre ceja y ceja, desde el mismo momento de la fuga de Juande, que llegaba al cargo un donnadie, un técnico que desaprovecharía el tremendo potencial de una plantilla confeccionada para arrasar a cualquier rival que se pusiera por delante. Con toda esa inaguantable presión, ese mindundi se entretuvo en cosechar los mejores guarismos de la historia sevillista en liga, en meter al conjunto blanco en dos semifinales coperas consecutivas y en una final, en octavos de Champions por partida doble, esa fase de la competición europea que nunca hemos superado. Recordemos que nos apeó de cuartos el Fenerbahçe y el CSKA de Moscú y ardió Troya (y para mi que algo más que el Sporting Club de Braga suenan estos equipos en el concierto europeo, ¿o no?).

Todos los cañones, irresponsable y canallescamente, apuntaban al mismo blanco, cuando las responsabilidades estaban (siempre lo están) claramente compartidas: la renovación no ha llegado a esta plantilla que ha envejecido cinco años en cuatro, no se ha dado con la tecla precisa -no es nada fácil, por otra parte- en las incorporaciones, los llamados a refrescar la nómina de jugadores ocupan casi todos plaza en la suplencia o, lo que es peor, en la grada y, sobretodo, el gran bajón que ha dado este Sevilla no lo ha sido tanto en la calidad como en el carácter, en la actitud, virtudes apadrinadas por el gran Joaquín Caparrós y de las que hemos obtenido rentas hasta que se agotaron, palabras que parecen haber desaparecido del diccionario nervionense.

Desde la marcha de Javi Navarro, ningún profesional ha dado el paso al frente para echarse el equipo y la responsabilidad a las espaldas, para exigirle al compañero "pasota" mayor compromiso, para cantarle las cuarenta al árbitro complaciente, para "pegarle" una tragantá en toda regla al macarra del rival.

Todo eso -que no es poco- le falta a este Sevilla, pero sobretodo pide a gritos un técnico que conozca los mimbres que han puesto en sus manos, que valore de una puñetera vez que no tiene ni un sólo futbolista en el medio campo para el fútbol de toque, velocidad y rotación que el actual inquilino del banquillo blanco pretende. Ya es tarde, para esta temporada, transfigurar los fundamentos de una plantilla confeccionada para "esa otra cosa"; lo más fácil es, contrariamente a lo que cree el presidente, la llegada de un entrenador que adapte sus conocimientos a la plantilla que tiene en sus manos y no al revés.

Dije ayer que el actual técnico no debería haberse sentado hoy en el banquillo y decía al principio que se me escapan los motivos por los que pueda seguir al mando de la plantilla. Sigo adelante con mi idea: tras la primera jornada liguera del próximo sábado vienen dos semanas consecutivas sin fútbol, momento que ni pintado para que un nuevo técnico (uno de verdad) pergeñe un modelo futbolístico, repito, hasta ahora inexistente.

¡Enhorabuena a los que celebran, entre algaradas, la clasificación de mi Sevilla para la competición que nos aupó a la cúspide del fútbol mundial durante dos temporadas! ¡A por la tercera! ¡Viva el Sevilla!

VÍDEO DEL PARTIDO:

(01)

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO

Sevilla F.C. 3 - S.C. Braga 4

Sevilla F.C.: Palop; Konko (José Carlos, m.61), Fazio, Escudé, Dabo (Negredo, m.78); Navas, Zokora, Cigarini (Renato, m.61), Perotti; Kanouté y Luis Fabiano.

S.C. Braga: Felipe: Silvio, Moisés, Alberto Rodríguez, Elderson; Leandro Salino, Vandinho, Aguiar (Lima, m.55); Alan, Paulo César (Paulao, m.68) y Matheus (Elton, m.80).

Goles: 0-1, m.31: Matheus. 0-2, m.58: Lima. 1-2, m.60: Luis Fabiano. 2-2, m.84: Jesús Navas. 2-3, m.85: Lima. 2-4, m.90: Lima. 3-4, m.91: Kanouté.


Árbitro: El colegiado alemán Nicola Rizzoli. Mostró tarjeta amarilla a Zokora, Perotti y Escudé por el Sevilla; y a Elderson, Aguiar y Leandro Salino por el Sporting de Braga.

Incidencias: Partido correspondiente a la vuelta de la Previa de la Champions League disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante 35.000 espectadores, con presencia de un millar largo de seguidores portugueses en las gradas. Terreno de juego en buenas condiciones. El Sevilla no cae en octavos, ni en la fase de grupos; ya lo hace en la previa.

martes, 24 de agosto de 2010

S.O.S. Pakistán. El partido más solidario



HTML clipboard

En un día importante para el inmediato futuro deportivo del club, la Fundación Sevilla Fútbol Club pretende que el partido más solidario se dispute hoy a miles de kilómetros de distancia: Pakistán ha sufrido unas terribles inundaciones que están sufriendo millones de personas, niños y adultos, lo que está suponiendo una tragedia de proporciones alarmantes. Para ello requiere tu respuesta a la dramática ayuda solicitada por UNICEF ESPAÑA.

Hoy, en el Sánchez Pizjuán, apoyo sin fisuras a los nuestros en pos del objetivo, y apoyo solidario a estos hermanos nuestros que pasan por un momento desesperado.


Estimado/a amigo/a sevillista:

Las inundaciones producidas en el norte de Pakistán, las peores registradas en los últimos 80 años, han provocado una grave crisis humanitaria que ya afecta a 15 millones de personas; 7,5 millones son niños.
Los brotes epidémicos relacionados con la falta de agua potable, como la diarrea y el cólera, amenazan seriamente la vida de millones de niños. Las lluvias torrenciales han destruido un gran número de infraestructuras, incluidos pozos de agua potable, estructuras de saneamiento, hospitales y escuelas. Millones de personas necesitan urgentemente refugio, alimentos, agua y atención sanitaria.
Los próximos días son críticos para asegurar la supervivencia de la población.

NECESITAMOS TU AYUDA URGENTE.
UNICEF trabaja desde el primer día en esta catástrofe, considerada ya una de las más graves de la década:

> Suministramos agua potable diariamente a 1'3 millones de personas. Necesitamos llegar a 6 millones de personas.

> Proporcionamos galletas energéticas para prevenir casos de malnutrición entre los niños desplazados.

> Distribuimos kits de higiene entre la población afectada.
> Se han construido 24 campamentos médicos para atender a 1 millón de personas.
Necesitamos fondos para continuar atendiendo las necesidades urgentes de los niños.
Por favor, HAZ TU DONATIVO AHORA.
Paloma Escudero.
Directora Ejecutiva de UNICEF España

LLAMA AL 902 255 505 ó

ENVÍA SMS AL 28028 con la palabra SFC UNICEF

Servicio prestado para UNICEF por Alvento SA. Coste del sms 1,40€

lunes, 23 de agosto de 2010

Renovarse o morir: desde el banquillo al utillero


HTML clipboard


No es el momento, nunca es el momento, pero tal como lo pienso, lo cuento:

Cuatro años después, la columna vertebral, la cabeza y los miembros del equipo del Sevilla Fútbol Club -un total de siete jugadores- que, brillantemente, se alzó con la primera Copa de la UEFA, siguen siendo titulares: Adriano hasta su reciente marcha, Palop, Escudé, Jesús Navas, Kanouté, Luis Fabiano y Renato. Daniel Alves se fue para crecer, Martí para sobrevivir, Puerta para siempre, Javi Navarro se retiró, Saviola casi y David Castedo hizo lo propio, si bien los dos mallorquines, visto lo visto, podrían seguir ocupando plaza de titular en el actual Sevilla.

Desde la fuga de Juande se han hecho multitud de análisis sobre la situación de un equipo, el nuestro, que, al decir de muchos, "dejó de enamorar". La diatriba -era lo fácil- se ha centrado especialmente en la figura del entrenador. Los "críticos" –incluyámonos todos- comparamos sin ruborizarnos las formas del Jiménez-futbolista con las del Jiménez-técnico: "un lateral, todo pundonor, cortito de técnica, no podía ser entrenador de un equipo de estrellas" y también fallamos -respaldados por las perversas aseveraciones de un sector infame de la prensa- al apuntar nuestros cañones sobre esa única figura, sin apreciar que el cambio no se había producido sólo en el banquillo y que la plantilla de jugadores no era la misma que, con un fútbol rápido, de apoyos y arrasador, había conquistado Europa. Había pasado el tiempo y los nuevos aportaban poco o nada.

En el término medio siempre ha estado la virtud. El anterior entrenador, con un grupo de jugadores que, como queda dicho, no se renovó adecuadamente –la mayor parte de las incorporaciones llegaron para ocupar plaza en la suplencia- cosechaba buenos resultados. Sin embargo, todos queríamos más: no bastaba con eso, había que jugar como si Di Stéfano, Arza y Pelé formaran parte del equipo. Lo verdaderamente importante era el jogo bonito y los resultados vendrían por añadidura.

A pesar de no contar con jugadores de ese calado, el “cateto”, en su primera temporada, tras tomar las riendas del equipo en los umbrales del descenso, lo izó -ante la ira de los siete papafritas y medio que aun subsisten- al quinto puesto de la clasificación, empatado a puntos con el cuarto -el Atlético de Madrid, que disputó la Champions League- y cayendo lastimosamente en la tanda de penaltis, en octavos de Champions, ante el Fenerbahçe. En la segunda, tras la marcha del, sin duda, gran bastión de los éxitos, el lateral-mediocampista-interior Daniel Alves, y con un "sonoro fracaso" en las incorporaciones -Duscher y Romaric, titulares siempre discutidos-, el Sevilla alcanzó la tercera plaza liguera, sólo superado por los dos transatlánticos del fútbol mundial, y por ende del español, además de alcanzar las semifinales coperas, cayendo en una atípica eliminatoria -tromba de agua en la ida que dejó impracticable el césped y debacle en San Mamés- ante el Athletic de Bilbao. En la última, con una racha de lesionados que en ocasiones rozaron la docena, fue cesado tras una negativa racha de resultados ligueros el día en que el Xerez, en el minuto 94, nos privó, a falta de diez partidos para el final de la competición, de los dos puntos que supusieron la máxima desventaja respecto a la meta fijada (el cuarto puesto); Entre tanto, suplió otra decepción Champions, al volver a caer en octavos, con otra clasificación histórica para la final de la Copa del Rey, tras eliminar en semifinales con un montón de ausencias al F.C. Barcelona; final que nos conduciría a un nuevo título conquistado ya con Álvarez en el banquillo, tras recalar en el mismo con el estelar apoyo –se ha sabido ahora- de Kanouté y la ristra de treintañeros ayunos de renovación (panes emprestaos como decimos en mi pueblo).

El de Marchena, al día de hoy, ha dirigido catorce partidos oficiales desde el banquillo y -salvo la final del Camp Nou, más por el resultado que por lo ofrecido, y el segundo tiempo del partido de ida de la reciente Supercopa- la decepción más absoluta ha sido la tónica dominante: cinco goleadas encajadas y dos “finales” de distinto signo jalonan su trayectoria (victoria in extremis en Almería gracias a un increíble escorzo de Rodri y derrota abultada en Barcelona hace dos días), ambas con un único denominador común: un lamentable y paupérrimo juego ayuno de casta y coraje.

Caer derrotado en Barcelona, ante la mejor escuadra del mundo, se antoja dentro de la lógica; ser humillados frente a un equipo con una semana de entrenamientos y ante un equipo portugués de provincias, no. Mostrar esa actitud, ofrecer esa imagen, con toda la Europa futbolística pendiente, tampoco. Jamás exigiré títulos mientras los presupuestos no sean parejos, pero la actitud de Barcelona, lo de Braga y lo del Carranza ha de desaparecer para siempre de nuestras retinas.

Esta es la historia: nos precipitamos, nos creímos el Bayern de Beckenbauer y torpedo Müller, exigimos más porque “nosotros somos así”; somos muy dados a creernos la grandeza de nuestros delirios para, sin solución de continuidad, vernos con estos pelos…

Urge una reestructuración de la cabeza a los piés: hemos cambiado lerdamente un entrenador que se retorcía en el banquillo -sufrimiento en el rostro- cuando sus profesionales lo hacían igual del mal que lo hacen ahora, por otro, el actual, que se mesa la misma barbita que le pellizcan entre risas y jolgorios los papafritas de turno Y, para colmo, como “fiel escudero”, un Luis Tevenet fichado tras previo ofrecimiento por “sms”. Un tándem que llegó pregonando a los cuatro vientos sus excelencias futbolísticas y que han demostrado fehacientemente su absoluta incapacidad. Un par de ineptos, que se enfrentan a su primera experiencia como inquilinos del banquillo, que ya han dado sobradas muestras de su insolvencia, tanto que no pueden -no deben- sentarse en el banquillo el próximo martes o, como mucho, que sea su último partido.

Hágase de una vez, rompamos definitivamente el eterno debate de la figura del entrenador, renovemos adecuadamente los peones del tablero para que, aprovechando el parón que se avecina, tras la primera jornada liguera, el nuevo técnico disponga de tiempo suficiente para pergeñar al menos un patrón de juego ahora inexistente.

sábado, 21 de agosto de 2010

4-0. No íbamos de turismo... ... más bien de crucero con todo incluido

HTML clipboard

Nos jugábamos hoy un título y, en setenta y dos horas, un buen puñado de euros. Había que poner en la balanza pros y contras. Un título es para siempre, una clasificación Champions supone recursos necesarios, casi imprescindibles, para un club que se quiere abrazar a un presupuesto por encima de los cien millones.

En estas se plantaba Antonio Álvarez -hasta hoy vencedor del 100% de finales disputadas- otra vez en el Camp Nou. Nada que ver con el planteamiento de mayo en el mismo escenario. Un equipo en el que se prescinde de Squillaci -porque así lo ha decidido un entrenador que, además, reniega de sus "osados" y preciosistas planteamientos, al poner en liza un sólo punta- comienza a cimentar la derrota horas antes desde el mismo momento de la charla técnica en el hotel.

Lo peor no es perder ante el -sin duda- mejor equipo del mundo; lo lamentable es ofrecer la PAUPÉRRIMA imagen que trece "profesionales" -sálvese Zokora- con el sagrado escudo del Sevilla Fútbol Club en el pecho, han perpetrado hoy ante otro equipo, el catalán, que se ha limitado, a paso de "mudá", a poner distancia en un marcador que, finalmente y a Dios gracias, no ha mostrado las siderales distancias entre ambos conjuntos.

Se puede salir derrotado del estadio azulgrana; es más, eso es lo normal. Lo imperdonable es no apreciar un sólo gesto de rabia de nuestros profesionales que se plantaron en Cataluña con una nada desdeñable ventaja de dos tantos ¿Cuándo disfrutaremos de un verdadero líder para este grupo? ¿hasta cuándo tanta indolencia?

Los nuestros entregaron desde el principio el balón a los barcelonistas y, si bien estos -estamos en pretemporada- no andaban especialmente finos, bastó un error defensivo en el minuto 14 -gol en propia meta de Konko- para ratificar ante su entusiasta afición las enormes posibilidades de hacerse con el primer título oficial de la temporada. Bastaron sólo diez minutos más para que el Sevilla entregara definitivamente la cuchara: pase de Xavi, desde su campo, al enorme espacio que dejaba tras su espalda la línea de cuatro puesta en liza por el de Marchena, Palop se queda atascado bajo los palos y Messi define.

A esas alturas la final ya estaba perdida, pero cabía esperar UN gesto -sólo UNO- de rabia, de casta, de coraje, de SEVILLISMO, de alguno de los de blanco. Nuestro gozo en un pozo: ni un solo tiro a puerta en todo el partido, ni siquiera en los veintiocho últimos minutos que el tándem Álvarez-Tevenet -¡ojú!- dieron a Perotti, Cigarini y Luis Fabiano.

Lamentable actuación del "equipo" de profesionales, título tirado a la papelera pensando -esa es la disculpa- en el objetivo europeo frente al Sporting de Braga. Ojalá el próximo martes el "espectáculo" de esta noche quede en el olvido y consigamos la necesaria clasificación para la Liga de Campeones, aunque después de lo visto...

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO

F.C. Barcelona 4 - Sevilla F.C. 0

F.C. Barcelona: Valdés; Alves, Piqué, Abidal, Maxwell; Xavi, Busquets, Keita, Messi, Bojan (Iniesta, min.57) y Pedro (Pedro, min.57).

Sevilla F.C.: Palop; Dabo, Konko, Escudé, Fernando Navarro; Alfaro (Perotti, min.62), Zokora, Romaric (Cigarini, min.62), Capel (Luis Fabiano, min.62); Navas y Negredo.

Goles: 1-0, min.14: Konko (pp). 2-0, min.24: Messi. 3-0, min.44: Messi. 4-0, min.90: Messi.

Árbitro: El cántabro Fernando Teixeira Vitienes. Mostró cartulina amarilla a Romaric (min.34) y Cigarini (min.89) por el Sevilla y a Piqué (min.79) por el Barça.

Incidencias: Partido correspondiente a la vuelta de la Final de la Supercopa de España disputada en el Camp Nou ante unos 68.000 espectadores en tarde-noche veraniega. Terreno de juego en buenas condiciones. El Barcelona se proclama campeón de la Supercopa tras el 3-1 de la ida.

viernes, 20 de agosto de 2010

Los "papafritas" de sartén en sartén. Los mismos perros con distintos collares


HTML clipboard


Los rescoldos de la movida audiovisual que comenzó este verano con la fulminante salida de Paco González del grupito PRISA y su posterior fichaje por la Cadena COPE, acompañado de su fiel escudero, Pepe Domingo Castaño, han llegado con algún retraso y aún calentitos a los medios de comunicación sevillanos, esos que -según ellos- están para defender y potenciar al deporte de nuestra capital.

Trascendió no hace mucho el cese del “funcionario” Almansa en la televisión pública sevillana, ese ente derrochador por excelencia de los escasos ingresos públicos, nacido desde la más absoluta ilegalidad con el único afán de medrar y difundir la propaganda más abyecta de la coalición de perdedores que gobierna el Ayuntamiento de nuestra ciudad, sin olvidar el perenne insulto al Grande de Andalucía, lunes tras lunes, y por el que está siendo investigado por el Consejo Audiovisual de Andalucía.

Pues bien, la Cadena COPE, cuyo índice de audiencia cayó en barrena tras la marcha -la temporada pasada- de sus grandes comunicadores, ha pasado a la acción "en provincias", como gusta decir al centralismo madrileño. Para ello, la productora del ínclito Paco González hará desembarcar en la cadena de los obispos, como "fichaje estelar" y jefe de deportes, al denostado Rafael Almansa, ese avispado, objetivo y prudente comunicador que nos dejó para el recuerdo -y la carcajada perpetua- perlas como ésta. Con él llegarán –asómbrense- a la emisora de la calle Rioja, además de su estrecho colaborador Andrés Ocaña, dos "informadores" de Radio Londres, la emisora de Rafael González Abreu Street: nada más y nada menos que José Manuel Oliva (desagravio, se dice desagravio, monstruo), acompañado del papafrita por excelencia, Víctor Fernández, alias "Capitán Matutano".

Todos ellos arriban, con exageradas soldadas, en la COPE para desplazar en su totalidad a la actual redacción de deportes, la misma que había aceptado no ha mucho, en tiempos de crisis, una considerable reducción de sus emolumentos. De esa forma, Manoli Chico vuelve a tierras onubenses, lugar del que nunca debió salir, y Fran Ronquillo, profesional íntegro donde los haya, arriba a Radio Sevilla -¡uff!- donde formará equipo con Manolo Aguilar, Florencio Ordóñez (lociento) y el -sorprendentemente- todavía jefe de deportes, Santiago Ortega, autor del blog "El Búho" por el que está imputado en el Juzgado de Instrucción Nº 17 de los de Sevilla.

En definitiva, reestructuración “a lo bestia” que todavía conllevará el acople necesario de las restantes fichas del dominó: profesionales que continuarán siéndolo estén donde estén y papafritas que por mucho que cambien de sartén, seguirán siendo sólo eso: papafritas cada vez más chamuscadas. Los mismos perros con distintos collares que diría mi abuela.

"Informadores caídos en desgracia"

HTML clipboard
Según ha podido saber El Mochuelo, los contenidos del programa La Liga, de Giralda Televisión Digital, que hasta hace poco era dirigido por el recientemente cesado Rafael Almansa, están siendo investigados por El Consejo Audiovisual de Andalucía por los continuos ataques y agravios hacia el Grande de Andalucía, el Sevilla Fútbol Club.

 
Por otra parte, el increíblemente todavía jefe de deportes de Radio Sevilla de la Cadena Ser, imputado en el Juzgado de Instrucción Nº 17 de Sevilla, como creador del blog El Búho, confía todavía a estas alturas en su continuidad en la radio del grupito PRISA. Santiago Ortega espera que la mediación que pretende ejercer su jefe de Madrid, José Ramón de la Morena, ante el presidente del Sevilla Fútbol Club sea suficiente para que éste, Manuel Vizcaíno y Jesús Alvarado, retiren la querella presentada contra el reconocido autor en sede judicial del lamentable panfleto.

jueves, 19 de agosto de 2010

1-0. 45 minutos de escuela de parvulitos... ... para tomar buena nota

HTML clipboardHTML clipboard

El titular de la crónica del último partido oficial (ida de la Supercopa de España), con ser muy parecida, dista mucho de la que encabeza este artículo. Si contra el Barcelona el segundo tiempo fue -escuela sevillana pura- para enmarcar, los segundos cuarenta y cinco minutos de hoy en Braga no deben serlo ni siquiera para olvidar; todo lo contrario, para tomar buena nota de todo lo acontecido para que no vuelva a suceder.

En primer lugar llama la atención la ausencia de Squillaci del once inicial -se ha sabido después- por expresa petición del francés al cuerpo técnico ante el interés del Arsenal londinense por incorporarle a sus filas ¿Qué se hubiera dicho en una situación similar al "otro" inquilino del banquillo? De manera que hemos presumido, no sin razón, de haber soportado estoicamente las embestidas del Olympique marsellés por hacerse con los servicios de O Fabuloso; así que hemos sacado pecho cuando, de forma definitiva, se le dijo a los gabachos que, ante la inminencia de un choque trascendental para el devenir de la temporada, se olvidaran del "nueve" de Brasil y ahora, instantes antes de ese trascendental encuentro, se consiente la ausencia de un baluarte de la línea defensiva por los mismos motivos. Pero estas reflexiones habremos de aparcarlas hasta un inmediato futuro.

En cuanto al partido, el Sevilla del primer tiempo en Braga ha querido parecerse -nunca lo consiguió- al del segundo frente al Barcelona: presencia, control, posesión... aunque faltó lo fundamental: velocidad, apoyos, desdobles, remates... Sólo una magnífica ocasión de Luis Fabiano con balón al poste adornó el bagaje ofensivo sevillista. Mucho control de balón pero escasa presencia ante la meta lusa, mucho centrocuentismo; en otras palabras, mucha mentira en el fútbol de un equipo superior que hoy no ha sabido mostrarlo en el terreno de juego.

La segunda parte para olvidar: el lógico bajón físico de comienzos de temporada hizo acto de presencia demasiado pronto. Sólo Navas puso cierto peligro en un disparo que se estrelló en el lateral de la red. Tras el descanso, los nuestros perdieron la posición y el balón, lo que aprovecharon los portugueses, sorprendidos ante la evidencia, para creer en unas posibilidades hasta entonces remotas para ellos. Con un fútbol ramplón, aunque lleno de la casta y el coraje que casi siempre han adornado el juego de los nuestros, al S.C. Braga le bastó y le sobró para cobrar ventaja en una jugada en la que -fuera de juego no sancionado- Matheus aprovechó el rechace de Palop en una magnífica primera intervención.

A partir de ahí la cosa pudo ser aun peor. Un Sevilla ausente y desdibujado, tanto en el terreno de juego como en el banquillo, ofreció demasiadas y evidentes debilidades. Sólo la feliz noche de Palop y la suerte en forma de travesaño impidieron unos guarismos en el marcador que, hoy por hoy, serían insalvables. Unos cambios tardíos y descorazonadores no sirvieron para enderezar el fútbol de un equipo roto y escasamente consciente de todo cuanto nos jugábamos hoy. Afortunadamente queda la vuelta y la superioridad técnica que habrá de manifestarse sobre el césped del Sánchez Pizjuán el próximo martes. Ganaremos sí o sí, aunque las sensaciones han dejado mucho que desear.

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO

S.C. Braga 1- Sevilla F.C. 0

S.C. Braga: Felipe; Miguel García (Silvio, 46), Alberto Rodríguez, Moisés, Elderson; Leandro Salino, Vandinho, Luis Aguiar (Lima, 56), Alan; Matheus (Elton, 75) y Paulo César.

Sevilla F.C.: Palop; Dabo, Fazio, Escudé, Fernando Navarro; Navas, Zokora, Renato (Cigarini, 82), Diego Capel (Perotti, 69); Luis Fabiano y Kanouté (Negredo, 79).

Gol: 1-0, M.61: Matheus.


Árbitro: El colegiado alemán Wolfgang Stark. Amonestó a los lusos Miguel García y Paulo César, y a los sevillistas Diego Capel, Escudé y Fernando Navarro.

Incidencias: Partido correspondiente a la ida de la Previa de la Champions League disputado en el estadio AXA de Braga ante 25.000 espectadores, con presencia de medio centenar de sevillistas en las gradas. Terreno de juego en buenas condiciones.

domingo, 15 de agosto de 2010

3-1. 45 minutos de escuela sevillana... ... para enmarcar

Nada que ver el segundo tiempo con el primero. En los primeros cuarenta y cinco minutos, con un círculo central muy parecido a una estación de metro en hora punta, el Sevilla no pudo con la tela de araña, la superior calidad y la mayor velocidad azulgranas. Y eso que Romaric no desentonó, todo lo contrario; se erigió en lo poco salvable del equipo sevillista, sobretodo con tres cambios de orientación que hilvanaron los mejores acercamientos a la meta catalana.

El juego era una continua maraña en el centro del campo, un quiero y no puedo por parte sevillista y una mayor velocidad y proyección azulgranas aunque sin acercarse apenas a los dominios de Palop. El gol forastero llegó de la única manera posible: falta en el lateral del área derecha sevillista e Ibrahimovic se adelanta a Fazio para batir en el primer palo al valenciano.

Sin ocasiones claras por ambos bandos se llegó al descanso. La noche calurosa, que no asfixiante, poco o nada invitaba a la gesta que se viviría en la continuación. Cigarini debutó supliendo a Romaric y por ahí comenzaron a resurgir los nuestros. Muy bien el italiano, jugando el esférico con rapidez, ofreciéndose rápidamente en la pared y dando el último pase en más de una ocasión como ocurrió en el gol del empate de Luis Fabiano en el que el brasileño aprovecha el hueco generado por el transalpino para batir por bajo a Miño.

La entrada de Kanouté y, posteriormente, de Negredo todavía iban a dar mayor prestancia al juego sevillista. Ambos, con la excelente aportación de Navas, Perotti y Dabo dieron la puntilla a un Barcelona que, a esas alturas de partido, tenía en el terreno de juego a un Lionel Messi buscado por Guardiola como la única tabla de salvación de lo que se le venía encima. Espectaculares y bellísimos los goles del malí, el primero tras centro desde la derecha de Negredo y el segundo después de que Perotti hiciera lo propio desde su costado.

Muy pronto para sacar conclusiones: dos caras de una misma moneda -el juego sevillista-, dos periodos contrapuestos, cuarenta y cinco minutos desesperantes y otros tantos para soñar de largo... El próximo sábado el fútbol español proclamará a su Supercampeón. No hay nada hecho frente a un temible rival pero el que da primero -dicen- da dos veces.

VÍDEO DEL PARTIDO:

(01)

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO

Sevilla F.C. 3 - F.C. Barcelona 1

Sevilla F.C.: Palop; Konko, Fazio, Escudé, Dabo; Navas, Zokora, Romaric (Cigarini, min. 45), Perotti; Renato (Kanouté, min. 63), Luis Fabiano (Negredo, min. 70).

F.C. Barcelona: Miño; Alves, Sergi Gómez, Milito (Adriano, min. 80), Abidal; Jonathan (Thiago, min. 63), Romeu, Keita; Bojan, Maxwell e Ibrahimovic (Messi, min. 51).

Goles: 0-1, min. 20, Ibrahimovic; 1-1, min. 62, Luis Fabiano; 2-1, min. 74, Kanouté; 3-1, min. 82, Kanouté.

Árbitro: El asturiano Muñiz Fernández. Amonestó a Zokora, Dabo y Cigarini, por el Sevilla; y a Alves, por el Barcelona.

Incidencias: Partido correspondiente a la ida de la Final de la Supercopa de España disputada en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante unos 37.000 espectadores en noche veraniega aunque no agobiante. Terreno de juego en regulares condiciones. La próxima semana, la vuelta en el Camp Nou proclamará al Supercampeón de España. El Sevilla parte con ventaja inicial.

Nueva andadura desde hoy, sábado 14 de agosto de 2010

Con el comienzo de una nueva temporada futbolística inauguro hoy este sitio donde pretendo exponer, sin complejos, mi parecer sobre los asuntos más diversos de la actualidad política, económica y social, sin olvidar -y dedicándole la atención que merece- al "Grande de Andalucía", mi Sevilla Fútbol Club.

Este blog, en todo lo referente al Sevilla F.C., se complementará con la página web de Foro Sevillista, www.forosevillista.com, que comenzó su andadura "un catorce de octubre de 2005", justo el mismo día que El Grande de Andalucía, cumplía cien años de existencia. Pero, como queda apuntado, y como no sólo de fútbol vive el hombre (y la mujer, como se dice ahora), aquí tendrá cabida mi opinión sobre otros asuntos mucho más importantes para el rabioso presente y el futuro de nuestros hijos.

Con el debido respeto, y la previa moderación -no estamos para bromas-, tus opiniones tendrán aquí reflejo.