jueves, 30 de abril de 2015

1-3. ¡Disfruten!. El Apocalipsis puede esperar


Los 69 puntos que hoy adornan el casillero del Sevilla FC suponen ya la tercera marca histórica en cuanto a puntuación de El Grande de Andalucía. La cifra se queda a tan solo un punto del Sevilla de Manolo Jiménez de la temporada 2008/2009, y a dos del cosechado por la plantilla de Juande Ramos en la 2006/2007.

Asimismo, desde su llegada, el equipo de Unai Emery (58,15 %) supera el índice de puntos obtenidos sobre disputados del periodo de Antonio Álvarez (57,78 %). Además, cosechando nueve puntos en las cuatro jornadas restantes superaría al del manchego y al del arahalense.

La rotación de siete jugadores sobre el último encuentro y la pegada extraordinaria del ataque, han propiciado una clara victoria frente a un débil rival que puso las cosas muy difíciles en Nervión en la primera vuelta: Bacca, con dos tantos al inicio del partido, y Reyes, ya en la segunda mitad, culminando un contraataque de libro, golpearon la meta vasca en los momentos culminantes del encuentro.

Ha sido tal la superioridad que una aparente relajación de los sevillistas provocó, antes del gol definitivo del utrerano, el anecdótico acercamiento en el marcador de los eibarreses, al aprovechar Piovaccari una jugada a balón parado.

Solo resta disfrutar y recordar a los profetas del Apocalipsis que -chillones, osados y en franca minoría- pueblan las gradas de Nervión, las redacciones de deportes y las redes sociales, que ¡otra vez será!

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO

Eibar C.F. 1 - Sevilla F.C. 3
 
Eibar C.F.: Irureta; Bóveda, Añibarro, Lillo, Dídac (Abraham, m. 70); Dani García, Borja; Capa (Javi Lara, m. 80), Arruabarrena (Lekic, m. 81), Manu del Moral; Piovaccari.
 
Sevilla F.C.: Sergio Rico, Coke, Arribas, Kolo, Navarro, M'Bia, Iborra, Vidal, Reyes (Denis Suárez, m. 66), Bacca (Banega, m. 74) y Aspas (Gameiro, m. 60).
 
Goles: 0-1, m. 6: Bacca. 0-2, m. 14: Bacca. 1-2, m. 50: Piovaccari. 1-3, m. 62: Reyes.
 
Árbitro: El navarro Prieto Iglesias. Amonestó a Lillo y a Piovaccari, por los locales, y a Iborra y Alex Vidal, por el Sevilla.
 
Incidencias: Partido correspondiente a la 34ª jornada de Liga, disputado en el estadio de Ipurúa ante 3.500 espectadores en tarde-noche fría. Terreno de juego en buenas condiciones.

lunes, 27 de abril de 2015

2-0. Una jornada menos. Y objetivo cumplido


Resultado corto el obtenido finalmente por el Sevilla FC ante el Rayo Vallecano, en un partido donde la superioridad sevillista fue palmaria de principio a fin, si bien los madrileños, sobre todo en la segunda parte, no perdieron nunca de vista la portería de Sergio Rico.

Así, los tantos de Iborra y Carriço en la primera parte, no hicieron toda la justicia que se plasmó en el terreno de juego.

El primero llegó en el minuto de Antonio Puerta, allá por el 16. Diogo Figueiras, tras una enlazada jugada, puso el balón atrás para que Iborra marcara y homenajeara a Nico Pareja, lesionado para siete meses el pasado jueves en San Petersburgo.

Antes del descanso, en otro jugada por la derecha, tras centro chut de Denis Suárez, Carriço elevaría al marcador el resultado definitivo; el portugués también recordó en su celebración, en un precioso gesto, a su compañero de zaga.

Tras el descanso, el Rayo se estiró y continuó desarrollando su juego habitual de toque y proyección atacante, lo que, entre las seguras intervenciones de Sergio Rico y los rápidos contraataques sevillistas, debieron producir una mayor diferencia en el marcador.

Mañana el Granada lo tiene difícil para aliarse con el Sevilla en Mestalla y así poner las bases de la guinda a una temporada que, a falta de cinco jornadas, ha dado por cumplidos los objetivos sevillistas: clasificación europea para la próxima temporada. Once de doce. ¿Hay quién dé más?
FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO

Sevilla F.C. 2 - Rayo Vallecano 0

Sevilla F.C.: Sergio Rico; Diogo, Carriço, Kolodziejczak, Tremoulinas; Krychowiak, Iborra; Reyes (Iago Aspas, m. 76), Banega (Deulofeu, m. 61), Denis Suárez; y Gameiro (Bacca, m. 69).

Rayo Vallecano: Toño; Quini, Amaya (Morcillo, m. 13), Abdoulaye, Insúa; Baena, Trashorras; Pozuelo (Miku, m. 84), Kakuta, Aquino (Embarba, m. 69); y Manucho.

Goles: 0-1, m. 16, Iborra; 0-2, m. 42, Carriço.
 

Árbitro: El aragonés Jaime Latre. Amonestó a Morcillo e Insúa, por los madrileños.
 
Incidencias: Partido correspondiente a la 33ª jornada de Liga disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante 30.000 espectadores en tarde amenazante de lluvia que dio paso a un esplendoroso sol primaveral. Terreno de juego en perfectas condiciones.

viernes, 24 de abril de 2015

2-2. ¡Y le llaman suerte!. Con Beto de montaña rusa



La montaña rusa de San Petersburgo ha tenido un protagonista inesperado: el cancerbero portugués Beto. El partido que con toda seguridad pasará a la historia como "el de Beto" tuvo el final deseado gracias a la pegada del campeón que, cuando cocían las papas, fue a por el gol definitivo -genial Kevin Gameiro- que nos lleva a nuestra cuarta semifinal europea. Y es que el partido no tiene más historia que esa: tres errores garrafales de Beto que sirvieron para meter en la eliminatoria al equipo ruso cuando más controlado estaba el encuentro y que tuvo continuidad con otras tantas intervenciones que evitaron el desastre.

Lo más sobresaliente sin duda de la alineación era la vuelta a la portería del cancerbero portugués en detrimento de Sergio Rico. El portero titular, tras muchas jornadas fuera del equipo, hacía su reaparición. A priori, las críticas contrapuestas de los aficionados (para eso estamos) estaban servidas: ¡Que vuelva Beto! vs. ¿para qué cambiar?

Y solo una persona podía tomar la decisión. Parece claro (después de verle los huevos: macho) que Unai Emery tomó la equivocada. Un encuentro que se preveía de intensidad y de múltiple trabajo no era el mejor momento para una reaparción bajo los palos. Pero todo fue un error, al igual que la propia previsión ya que el gol de Carlos Bacca de penalti, a los cinco minutos, dio una tranquilidad al Sevilla que solo los errores relatados pudieron combatirla.

El obligatorio "muy deficiente" en la calificación del arquero, se une a los notables y sobresalientes del resto, en especial de M'bia, Banega, Aleix Vidal y Vitolo.

Increíble la actitud y la confianza de Gameiro para ir a rematar la faena tras los tres inesperados fados de su portero. Emocionante el hecho de que el mayor número de abrazos y felicitaciones tras el tanto del francés fuera para el protagonista de hoy que lloraba como un niño.

Estamos en semifinales como demandaba un Jueves de Feria. Mañana tendremos rival ucraniano al 33 %, o italiano al 66. ¿Qué más da? De nuevo: ¡Que pase el siguiente!

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO
 
Zenit de San Petersburgo 2 - Sevilla F.C. 2
 
Zenit de San Petersburgo: Lodygin; Smolnikov, Neto, Lombaerts, Criscito; Javi García, Witsel; Shatov, Danny, Hulk; Rondón (Kerzjakov, m. 83).
 
Sevilla F.C.: Beto, Coke, Pareja (Iborra, m. , Carriço, Tremoulinas; M'bia, Krychowiak, Banega, Aleix Vidal, Vitolo (Denis Suárez, m. 91) y Bacca (Gameiro, m. 73).
 
Goles: 0-1, m. 5: Bacca (p). 1-1, m. 48: Rondón. 2-1, m. 72: Hulk. 2-2, m. 85: Gameiro.
 
Árbitro: El italiano Nicola Rizzoli. Amonestó a Luis Neto y Witsel, por los rusos, y a Iborra y Banega, por el Sevilla.

Incidencias: Partido correspondiente a la vuelta de los cuartos de final de la UEFA Europa League, disputado en el estadio Petrowski ante 21.000 espectadores. Terreno de juego en regulares condiciones.

lunes, 20 de abril de 2015

1-1. Siniestro inesperado. Daños menores


Tras dos partidos de nivelazo, al menos en sus dos segundos tiempos, el Sevilla no hay sabido hoy rematar a un flojísimo rival (para muchos el más endeble de la categoría) para, de esa forma, asegurarse matemáticamente, a falta de seis jornadas, la clasificación para la próxima Europa League, al tiempo que igualar al Valencia en la clasificación.

Un burdo fallo en la marca, al filo del cuarto de hora, marcó un partido sin apuro alguno para la portería de Rico, a excepción de un remate sobre su propio palo de Diogo y ese gol de Mainz en el que Krychowiak se desubicó, perdió la posición y el contacto visual con el balón, facilitando al central granadino adelantar a los suyos en el marcador.

El centrocuentismo de gran parte del encuentro dio paso, en la segunda mitad, a un Sevilla más incisivo, aunque con escasos apoyos y demasiadas distancias entre sus líneas. Las salida de Aleix Vidal y Banega mejoraron parcialmente la disposición pero sin constituir el revulsivo que precisaba el partido.

El empate llegó gracias a una internada de Vidal y posterior centro raso al primer palo que el propio Mainz, en su intento desesperado por despejar el esférico, acabó introduciéndolo en su propia portería. De ahí al final, vanos intentos de un Sevilla deslucido para lo que de él se espera y un resultado que no puede adjetivarse como siniestro total en las aspiraciones champions gracias a ese gol en propia meta que, curiosamente, cuando algunos “entendidos” aseguran su ineficacia, puede valer su peso en oro dentro de seis jornadas, después de 18 puntos que resultarán trascendentales, cuando en el penúltimo sábado de mayo se dé por finalizada la actual temporada liguera.

Para cuatro días después (27 del mes florido) está prevista una final en Varsovia, camino que requiere del consiguiente pasito el próximo Jueves de Feria -otro- en San Petersburgo. ¡Mira que si... !

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO

Granada C.F. 1 - Sevilla F.C. 1
 
Granada C.F.: Roberto; Nyom, Cala, Mainz, Insúa; Iturra, Rubén Pérez (Piti, m. 83); Robert Ibáñez (Lass, m. 73), Fran Rico, Candeias (Juan Carlos, m. 77); y Success.
 
Sevilla F.C.: Sergio Rico; Diogo, Pareja, Kolo, Fernando Navarro (Aleix Vidal, m. 57); Krychowiak, M'bia; Vitolo (Banega, m. 57), Denis Suárez, Reyes; y Bacca (Gameiro, m. 80).
 
Goles: 1-0, m. 15, Mainz; 1-1, m. 70, Mainz, en propia puerta.
 
Árbitro: El catalán Javier Estrada Fernández. Amonestó a Fran Rico, por el Granada, y a Reyes y M'bia, por el Sevilla.
 
Incidencias: Partido correspondiente a la 32ª jornada de Liga, disputado en el estadio Nuevo Los Cármenes ante 18.500 espectadores en tarde primaveral. Terreno de juego en regulares condiciones.

viernes, 17 de abril de 2015

2-1. Tirando de orgullo. Memorable segundo tiempo





Cuando pintaban bastos, el campeón hizo de nuevo su aparición para voltear un resultado que se puso -casi- imposible cuando había transcurrido un tercio de encuentro.

La línea defensiva de cinco, arropada por cuatro centrocampistas de corte defensivo, puesta en liza por Villas-Boas, se le atragantó al Sevilla durante la mayor parte del primer periodo.

En el segundo, a un Reyes inconmensurable, se unieron, además de M'bia, Suárez y Bacca, que acabaron dando el triunfo a los de Unai Emery, para acabar poniendo en franquicia un marcador que ha de valer su peso en oro el próximo jueves de Feria en la vuelta de San Petersburgo.

Los intentos baldíos del Sevilla en su empeño de traspasar por el centro, a base de toques y paredes imposibles, la impenetrable muralla rusa, dieron paso tras el descanso a un equipo más abierto, más juntito, más cercano al área rival, que, mediante apoyos cortos e imprimiendo la velocidad requerida, culminó una segunda parte para el recuerdo en la que el marcador, incluso, no hizo justicia a las ocasiones y disposición sevillistas: al espectacular testarazo de Bacca, a centro de Aleix Vidal, y a la genial volea de Denis Suárez, le faltó, tras una ocasión propicia, el tercero del colombiano en los instantes finales, amén de echar en falta un penalti no señalado por clarísimas manos de un defensor visitante que claramente vio el holandés Bas Nijhuis, pero que se negó a señalar.
FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO

Sevilla F.C. 2 - Zenit de San Petersburgo 1

Sevilla F.C.: Sergio Rico, Coke (Denis Suárez, m. 45), Pareja, Kolo, Tremoulinas, Krychowiak, Banega, Iborra (M'bia, m. 45), Aleix Vidal, Reyes y Gameiro (Bacca, m. 64).

Zenit de San Petersburgo: Lodygin, Neto, Garay, Lombaerts, Anyukov; Javi García, Ryasantsev (Tymoshchuk, m. 82) Witsel; Rodic (Mogilevets, m. 64), Shatov (Khodzhaniyazov, m. 75) y Rondón.

Goles: 0-1, m. 29, Ryasantsev; 1-1, m. 73, Bacca; 2-1, m. 88, Denis Suárez.
 

Árbitro: El holandés Bas Nijhuis. Amonestó a Denis Suárez, por el Sevilla, y a Javi García y Garay, por los rusos.


Incidencias: Partido correspondiente a la ida de los cuartos de final de la UEFA Europa League, disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante 30.000 espectadores. Terreno de juego en perfectas condiciones.

domingo, 12 de abril de 2015

2-2. Dicen que nunca se rinde. ¡Qué grande eres, Sevilla!



No, no ha sido una vez, ni dos, ni diez, ni veinte... Con el de hoy, son ya 32 encuentros sin conocer la derrota en La Bombonera. Y esos números están al alcance de muy pocos, solo de los grandes. Grandes, principalmente, en carácter, en confianza, en orgullo, en perseguir ese último balón imposible a los ojos de casi todos.

Tras una primera parte de soliloquio barcelonista, en la que Messi y Neymar convirtieron en media hora dos de las tres ocasiones de que dispusieron, el descanso dio paso al Sevilla de las grandes ocasiones. El providencial gol de Ever Banega, también en el primer tiempo, abría las puertas a la esperanza de la reacción.

El Sevilla, entonces, elevaba el nivel en la presión a pesar de que, a esas alturas, los tres mediocampistas titulares habían sido tarjeteados, la misma suerte que corrió M'bia cuando suplió a Iborra. Apoyándose en corto, con el equipo más juntito, desbarató las opciones de un Barcelona que pretendió seguir jugando igual que al principio pero que, definitivamente, no pudo.

Y los protagonistas de hoy, merecen una valoración:

Sergio Rico: salvador en un par de ocasiones y asequible en demasía en el gol de falta de Neymar que, aunque a la postre resultó imparable, continúa concediendo al lanzador, pegado al palo contrario y a las espaldas de la barrera, seis metros de los 732 centímetros del largo del arco. Y eso se enseña y más a un jugador en formación. Cuestión del técnico principal y del entrenador de porteros.

Coke: su entrega y sacrificio le perfilaban como titular en detrimento de Diogo. Y bien que se ganó el puesto aunque en esta ocasión sus habituales buenas culminaciones en ataque no prosperaron.

Pareja: en la línea de seriedad y contundencia que le ha convertido en titular indiscutible de este equipo.

Carriço: ¿qué puede decirse a estas alturas de la entrega y sacrificio del portugués, que jugó con molestias los últimos 20 minutos de encuentro?

Tremoulinas: ¿qué puede decirse del grupo de sabihondos que no le encontraba sitio en esta plantilla hace tan solo cinco meses? Espectacular el internacional francés sobretodo en sus incursiones en ataque.

Krychowiak: la fase de decaimiento de los últimos partidos ha parecido superada con nota extraordinaria en un encuentro en el que se ha multiplicado y que se recordará mucho tiempo por arrebatar un esférico, desde atrás y con una tarjeta a sus espaldas, a Leo Messi cuando se disponía a encarar el área sevillista.

Banega: ¿qué puede decirse del grupito de sabihondos que criticó hasta la extenuación el fichaje del mejor mediocentro de los últimos tiempos? ¿qué decir del golazo que abrió las puertas de una segunda parte para el recuerdo?

Iborra: incansable en su apoyo de contención y más deslucido en la proyección atacante donde no brilló especialmente, al igual que el resto del equipo, por las circunstancias del partido.

Aleix Vidal: ¿alguien le puede decir al tarraconense que hay que dosificarse? Él no entiende de barcos. Sacrificio permanente apoyando a Coke en la banda derecha y asistiendo a Gameiro espectacularmente para conseguir el gol del empate.

Vitolo: otro partidazo del canario tras los dos últimos en los que las ínfulas de la internacionalidad parecían haberle debilitado.

Baca: partido sacrificado del colombiano, peleando hasta la extenuación ante Mathieu y Piqué en la salida del juego barcelonista.

M'bia: reemplazó a Iborra a falta de 24 minutos y, aunque rápidamente vio la tarjeta amarilla, se erigió en baluarte de la zona ancha.

Reyes: ¿qué puede decirse del grupito de sabihondos que manifestó su disgusto con la vuelta del utrerano? El gol del empate, aunque culminado por Gameiro y servido en bandeja por Aleix Vidal, es una obra de arte del jugador con más clase de la plantilla actual; esa arrancada desde el círculo central en propio campo quedará en las retinas por mucho tiempo.

Gameiro: el cociente minutos/goles (rentabilidad) arroja unas cifras solo al alcance de los grandes. Chupando banquillo en demasiadas ocasiones, no se le recuerda un mal gesto a una decisión técnica, algo de lo que tiene mucho que aprender el genial Iago Aspas y su cohorte de defensores que no son tales, sino todo lo contrario: críticos infames de quien toma las decisiones.

Unai Emery: quien toma las decisiones. Y los números demuestran, a nuestro pesar, que su labor está muy por encima de la plantilla que dirige, conformada por 14 incorporaciones en la temporada actual a sumar otras 14 de la pasada, con las que ha cosechado una clasificación europea, mejor dicho dos, si damos por hecha la actual, un título europeo, unos cuartos de final de la Liga Europa con toda la ambición por delante y, sobretodo, 62 puntos a falta de siete jornadas. ¿Hay quién dé más, muchachitos?

La afición: caracterizada por ser la mejor en casi todas las ocasiones, lleva tiempo, demasiado tiempo perdida en luchas quijotescas y a la zaga del equipo... y hasta ahí puedo leer.
FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO

Sevilla F.C. 2 - F.C. Barcelona 2

Sevilla F.C.: Sergio Rico; Coke, Pareja, Carriço, Tremoulinas; Krychowiak, Banega, Iborra (M'bia, m. 69); Aleix Vidal, Vitolo (Reyes, m. 69) y Bacca (Gameiro, m. 75).

F.C. Barcelona: Bravo; Alves, Piqué, Mathieu, Alba; Rakitic, Busquets, Iniesta (Pedro, m. 85); Messi, Suárez; y Neymar (Xavi, m. 74).

Goles: 0-1, m. 14, Messi; 0-2, m. 30, Neymar; 1-2, m. 37, Banega; 2-2, m. 83, Gameiro.
 

Árbitro: El valenciano Martínez Munuera. Amonestó a Krychowiak, Carriço, Iborra, Banega, Reyes y M'bia, por el Sevilla, y a Busquets y Piqué, por los catalanes.
 
Incidencias: Partido correspondiente a la 31ª jornada de Liga disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante 45.500 espectadores -no hay billetes- en tarde-noche primaveral. Terreno de juego en perfectas condiciones.

miércoles, 8 de abril de 2015

1-2. Mucho bueno. Mucho que mejorar


Sin duda, junto a la capacidad de sacrificio y la solidez defensiva, la pegada brutal de este Sevilla es su principal signo de distinción: apenas seis ocasiones claras a lo largo de 90 minutos de las que dos acaban convertidas en gol, otra paseó el balón por la frontal de la portería rival, otra fue rechazada genialmente por el guardameta y otras dos, una en cada tiempo, finalizaron con espectaculares remates al larguero de la meta levantinista.

En el plano negativo, sin duda, la incapacidad para cerrar un resultado extraordinario al descanso y un exceso de confianza que, en ocasiones, proporciona las lógicas decepciones y desesperanzas.

Los goles de Gameiro, tras servicio de Reyes, y del utrerano, tras asistencia del francés, sirven para sumar siete victorias consecutivas en otros tantos partidos oficiales y 61 puntos en 30 jornadas disputadas, superando a falta de ocho jornadas la tan ansiada “media inglesa”.

Cuatro cambios con respecto al último partido frente al Athletic de Bilbao. Rotaciones que, sin duda, buscan mejores frutos en los dos inminentes partidos, el del sábado ante el líder barcelonista y el del jueves de la semana próxima ante el Zenit en competición europea.

El control del primer tiempo a base de orden defensivo y goles dio paso a una segunda parte en el que, con exceso de confianza y entregando el esférico al rival más de lo consentido, se apreciaron carencias que se precisan combatir a la voz de ¡ya!, principalmente la incapacidad para mantener posesiones largas y la bisoñez del joven portero sevillista que tiene que incrustar (le tienen que imbuir) en su ADN la idea irrenunciable de que el área pequeña es su territorio y que sus 190 centímetros de envergadura son el arma letal perfecta para que nadie ose sitiar dicho espacio, su espacio.

Y a la espera de lo que el jueves ocurra en Villarreal, el Sevilla supera al R.C.D. Español en la clasificación histórica de la Liga. ¿Hay quién dé más? Naturalmente, somos el Sevilla Fútbol Club.

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO

Levante U.D. 1 - Sevilla F.C. 2
 
Levante U.D.: Mariño; Morales, Vyntra, Juanfran, Toño; Simao Mate (José Mari, m. 65), Sissoko (Víctor Casadesús, m. 81), Rubén, El Zhar; Uche y Barral (Rafael Martins, m. 46).
 
Sevilla F.C.: Sergio Rico; Diogo, Pareja, Kolodziejczak, Tremoulinas (Fernando Navarro, m. 57); Carriço, Krychowiak; Reyes (Aleix Vidal, m. 61), Iborra, Vitolo; y Gameiro (Bacca, m. 79).
 
Goles: 0-1: m. 10, Gameiro. 0-2: m. 37, Reyes. 1-2: m. 73, Uche.
 
Árbitro: El madrileño Velasco Carballo. Mostró cartulina amarilla a Juanfran, Víctor Casadesús y El Zhar, por el Levante, y a Tremoulinas, Carriço, Kolodziejczak, Diogo y Sergio Rico, por el Sevilla.
 
Incidencias: Partido correspondiente a la 30ª jornada de Liga, disputado en el estadio Ciudad de Valencia ante 12.000 espectadores en noche fresca. Terreno de juego en regulares condiciones.

domingo, 5 de abril de 2015

2-0. ¡Que pase el siguiente!. Apisonadora nervionense



En Sábado de Gloria el Sevilla ha mostrado sus credenciales de aspirante a alcanzar la ídem vía liguera, una competición que se ha convertido por mor de las crecidas puntuaciones en la más cara de la historia.


Sacrificio, eficacia, fútbol directo, pundonor, ganas, hambre... virtudes todas ellas desplegadas en una tarde de calor apresurado y bruñidoras de este equipo de Unai Emery que han sentado las bases para cosechar la sexta victoria consecutiva, algo solo al alcance de técnicos como Ramos y Jiménez.


Y con ella 58 puntos en la mitad de jornadas, único imbatido en casa, con solo siete goles encajados, que suponen esa media inglesa que tantas y tan buenas cosas normalmente comporta.


Los goles de Aleix Vidal y Bacca en los compases iniciales, junto a la presencia omnipresente del trío Banega-Krychowiak-Vitolo, dieron la tranquilidad y el tempus necesarios para controlar esfuerzos y comenzar a pensar en el siguiente choque, el que se celebrará en apenas 72 horas en la Ciudad del Turia ante el Levante, no sin antes darse un paseo por los alrededores del templo metropolitano para dar por cerrada una Semana Grande en otro Sábado de Gloria.

Hoy los bilbaínos, mañana el que toque. ¡Qué más da!, la apisonadora continúa engrasada.

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO

Sevilla F.C. 2 - Athletic Club de Bilbao 0
 
Sevilla F.C.: Sergio Rico; Coke, Pareja, Carriço, Tremoulinas; Krychowiak, Banega; Aleix Vidal, Iborra (F. Navarro, m. 81), Vitolo (Denis Suárez, m. 74); y Bacca (Gameiro, m. 65).
 
Athletic Club de Bilbao: Iraizoz; De Marcos, Etxeita, Laporte, Balenziaga; San José, Beñat, Mikel Rico (Unai López, m. 76); Muniain (Iraola, m. 43), Williams y Aduriz (Guillermo, m. 60).
 
Goles: 1-0, m. 3, Aleix Vidal; 2-0, m. 20, Bacca.
 
Árbitro: El catalán Álvarez Izquierdo. Amonestó a Pareja, Vitolo y Banega, por el Sevilla, y a Laporte, Guillermo y Beñat, por el Athletic.
 
Incidencias: Partido correspondiente a la 29ª jornada de Liga disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante 30.000 espectadores en tarde calurosa de cuatro de la tarde. Terreno de juego en perfectas condiciones.