lunes, 30 de marzo de 2015

Final Copa del Rey. Si pitan al himno, apago la tele



 #sipitanalhimnoapagolatele
Un año más, el balón, sumándole las aptitudes y actitudes de decenas de clubes, y restándole sus ausencias, ha querido que la final de la Copa de SM El Rey de fútbol se dispute el próximo 30 de mayo entre el FC Barcelona y Athletic Club de Bilbao, dos equipos con muchísimos seguidores no solo en Cataluña y en las Vascongadas; clubes históricos que han contado hasta hace relativamente bien poco con las simpatías de multitud españoles; devociones, por otra parte, que se han encargado de dilapidar sus dirigentes inoculando en sus ya vetustas entrañas un ultra nacionalismo no necesariamente imperante ni por aquellos lares.
En televisión, el share -medido con audímetros- indica el total de audiencia que se reparte entre las diferentes cadenas y la cuota de pantalla representa la parte del share total que cada cadena “se lleva al huerto”.
Por su parte, el rating, también llamado índice de audiencia, señala el porcentaje de hogares o espectadores que encienden la televisión un día cualquiera en un programa cualquiera, en relación al total de potenciales televidentes.
Y las cadenas televisivas, por dichas palabrejas, “¡maaa-taaan!”, en especial las privadas cuya supervivencia –merced a los ingresos por publicidad- depende de las lecturas que ofrezcan los caprichosos aparatitos.
La de este año, a disputar precisamente en el Camp Nou, convertido últimamente en santo y seña de propaganda nacionalista, supondrá el colofón a las dos más recientes comparecencias entre ambos clubes en finales nacionales, la de 2009 en Mestalla, y la de 2012 en el Calderón.
Las características comunes a ambos encuentros, aparte la superioridad de los barceloneses, han venido dadas por ultrajes al Estado y a sus instituciones, por pitadas al himno nacional español en sus prolegómenos, hechos que no solo suponen un argumento en defensa de la violencia, sino una ofensa hacia el resto de sus compatriotas, más incluso cuando el hijo mayor de Pujol se ha regodeado de haber comprado (otra cosa será la procedencia del dinero) los pitos usados para la ocasión.
Sin perjuicio de las medidas que la Federación Española de Fútbol y la Comisión Antiviolencia “tomarán con toda seguridad” para castigar a los autores, si al comienzo del partido, se repiten los silbidos al himno español, vamos a apagar la televisión o vamos a cambiar de canal.
Tenemos una misión: dejar el share y el rating por los suelos. Para ello, comparte:
 #sipitanalhimnoapagolatele

sábado, 28 de marzo de 2015

Las mentiras de Antiviolencia





En su penúltima reunión, la Comisión Antiviolencia, en otros asuntos, acordó textualmente lo siguiente :
 
"1º.– Propuesta por comisión de infracción muy grave, con sanción de multas de 60.001 euros, respectivamente, a los responsables de la web www.alertadigital.com  y a  A.R., conductor del programa "LA RATONERA" del canal de televisión ALERTA TV, por las manifestaciones vertidas en dicho programa el pasado 12 de marzo de 2015, donde se reiteran insultos del siguiente tenor: "¿Dónde metemos a esos 70.000 cerdos, cerdos he dicho bien, vascos y catalanes que van a acudir a la final de la Copa del Rey a degradar los símbolos de nuestra nación? Yo les echaría al mar pero no sé si van a caber todos", y, otros de contenido xenófobo como “marrano talmúdico”. La Comisión Antiviolencia destaca que el contenido del programa en el que reiteradamente se realizan tales insultos y provocaciones constituye una conducta antijurídica contemplada en el artículo 2.1.e) de la  Ley 19/2007, de 11 de julio, contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte, a tenor del cual se considera acto o conducta violenta o que incita a la violencia “La emisión de declaraciones o la transmisión de informaciones, con ocasión de la próxima celebración de una competición o espectáculo deportivo, ya sea en los recintos deportivos, en sus aledaños o en los medios de transporte públicos en los que se pueda desplazar a los recintos deportivos, en cuya virtud se amenace o incite a la violencia o a la agresión a los participantes o asistentes a dichos encuentros, así como la contribución significativa mediante tales declaraciones a la creación de un clima hostil, antideportivo o que promueva el enfrentamiento físico entre los participantes en encuentros o competiciones deportivas o entre asistentes a los mismos.”."

Los medios de comunicación se hicieron eco rápidamente de la noticia, entre ellos el diario El Mundo.


Pues bien, ahora resulta que la Comisión Antiviolencia reconoce tener competencias para proponer medidas sancionadoras a los medios periodísticos, negándose a sí misma con respecto a lo que decía hace unos meses:

Y es que en febrero de 2013, el diario El Mundo, tras el partido copero entre el Atlético y el Sevilla, informaba: "Los 'ultras' del Sevilla se mofaron de la tragedia del Arena en el Calderón"; "los radicales del Sevilla devolvieron la moneda en el Vicente Calderón de la peor forma: Se mofaron de la tragedia del Madrid Arena a sabiendas de que una de las cinco fallecidas, Cristina Arce, era aficionada rojiblanca y voluntaria del equipo en los partidos del Calderón"; "a lo largo del encuentro se repitieron los cánticos: "Madrid Arena, lo lo lo lo Madrid Arena" y "Atocha ¡boom!" en referencia a los atentados del 11-M en Madrid". Inmediatamente desde estas páginas animé a poner en conocimiento de la Comisión Estatal contra la Violencia estos hechos realizados supuestamente por aficionados sevillistas.

Días después, los firmantes de la denuncia solicitamos de la citada Comisión que, tras las oportunas indagaciones y valoración de los medios de prueba, se propusieran al órgano competente las correspondientes resoluciones sancionadoras a cuantas personas resulten responsables de los hechos que, derivados de la citada información, resultaran probados; asimismo, pedimos que si los medios de prueba aportados no sustentaran la información periodística citada, se propusieran las correspondientes resoluciones sancionadoras al diario El Mundo en la persona, o personas, que resulten responsables, por manifiesta vulneración de las normas anteriormente citadas.


Mediante escrito fechado en Madrid el pasado 25 de febrero, la Comisión Permanente nos informaba que "en la reunión del pasado 7 de febrero de 2013, se analizaron por la Comisión las documentaciones oficiales correspondientes a diversos encuentros, entre los que se encontraba el encontraba el citado partido de copa del Rey Atlético de Madrid - Sevilla ... sin que se recogiera en la citada documentación ninguna referencia a los gritos que se citan, por lo que no se tramitó propuesta de sanción alguna, ya que, a efectos sancionadores, la Comisión actúa prioritariamente en función de la documentación que le es facilitada por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y presume como veraces los hechos, o la ausencia de hechos, recogidos en la misma". Y continaba: "En lo que se refiere a su proposición de sancionar a un medio de comunicación, esta Comisión no tiene competencia para valorar la corrección del ejercicio profesional ni para proponer sanción al medio periodístico por el hecho de que la información ofrecida, derivada de la percepción del informante, no haya sido recogida en documentación o actas oficiales".
Es decir, ya lo decíamos por entonces, el mundo al revés: solicitamos la sanción para el informador pero la Comisión no puede proponerla porque su conducta no ha sido recogida en documentos oficiales. O sea, para sancionar al periodista las actas de la Policía del día del partido deberían decir algo así como: "No se han producido los hechos que denunciará mañana el diario El Mundo".

¿Qué resolución de la Comisión Antiviolencia es la correcta, la de febrero de 2013 o la de ahora?

domingo, 22 de marzo de 2015

0-2. Y en la Liga también. Marcando el paso

¿Hay quien dé más? Cuatro partidos, cuatro victorias, dos en Liga, dos en la Europa League.

Tras una primera parte anodina, en la que los locales apretaron principalmente en su último tercio, llegó el descanso y con él un segundo tiempo grandioso que ha servido para cosechar la quinta victoria consecutiva.

Coke y Vitolo hicieron los tantos, el primero tras servicio de tacón de Diogo por la derecha y el segundo, en jugada casi calcada, con asistencia esta vez del lateral sevillista y volea del canario.

55 puntos en 28 jornadas que sitúan al Sevilla a solo uno de la media inglesa que -dicen- tantas cosas, y de las buenas, asegura.

Otra vez ha vuelto a ganar Marcelino en su apartado favorito, el de tarjetas amarillas (2-1 a sumar al 9-2 de la reciente eliminatoria europea), lo que de nuevo deja claro su peculiar concepto sobre la dureza futbolística.

Los penosos 11 minutos (13 con el alargue) de Iago Aspas deben servirle como cura de humildad. Cuando no juega es porque otros... juegan, por el momento bastante mejor que él.

Destacados: Diogo, Coke y... el que los manda: Unai Emery.

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO

Villarreal C.F. 0 - Sevilla F.C. 2
 
Villarreal C.F.: Asenjo; Mario, Musacchio, Bailly, Rukavina; Pina, Jona dos Santos (Trigueros, m. 58), Campbell (Vietto, m. 58), Moi Gómez; Gerard y Giovani (Uche, m. 70).
 
Sevilla F.C.: Sergio Rico; Coke, Pareja, Kolo, Tremoulinas (Navarro, m. 49); M'bia, Carriço, Iborra (Banega, m. 60); Diogo, Vitolo y Bacca (Aspas, m. 79).
 
Goles: 1-0, m. 49: Coke. 2-0, m. 65: Vitolo.
 
Árbitro: El canario Hernández-Hernández. Amonestó a Moi y Musacchio, por el Villarreal, y a Navarro, por el Sevilla.
 
Incidencias: Partido correspondiente a la 28ª jornada de Liga, disputado en el estadio El Madrigal ante 5.000 espectadores en tarde lluviosa. Terreno de juego en regulares condiciones.

viernes, 20 de marzo de 2015

2-1. El campeón se empecina. 3 “octavos”, 3 títulos...




Cual Juan Martín de la vida, este Sevilla FC vuelve a mostrar su singular empecinamiento con esta competición que tanta gloria le ha reportado.

La eliminatoria venía “casi” resuelta de tierras levantinas, pero esto es fútbol y, por consiguiente, caldo de cultivo para que lo evidente devenga en discutible en menos que un zapatazo desde 30 metros encuentra la escuadra tras un inoportuno rebote en la rodilla.

El 2-1 final confirma un solvente 5-2 en la eliminatoria ante uno de los mejores equipos de nuestra competición.

Desde el principio se vislumbró en el terreno de juego quien dominaba la situación en el marcador. En el primer tiempo, el Villarreal intentaba necesarias aproximaciones, el Sevilla las contrarrestaba sin mayores dificultades, sin olvidar aproximarse a la meta de Asenjo.
 
La impertinente lluvia que acompañó el choque deslució lo que hubiese sido una noche de fútbol inolvidable, sobretodo cuando a los 24 minutos de la reanudación Iborra culminó una asistencia de Bacca tras perfecto desplazamiento de M'bia. Ahora sí, llegó el gol cuando un minuto antes se había desperdiciado una ocasión similar.

Solo cuatro minutos después Giovani establecía el empate al lanzar magistralmente una falta desde el borde del área. No hubo tiempo, ni distancias numéricas, para la zozobra: Emery dio entrada a Reyes para aprovechar los espacios, mientras los castellonenses recibían su sexta tarjeta (doble amarilla, que supuso la expulsión de Bailly) y, con ello, el decaimiento de sus escasas opciones. Para colmo de bondades, Denis Suárez, que acaba de reemplazar a un Iborra despedido entre aclamaciones, certificó con un testarazo el gol de la victoria tras perfecto centro de Tremoulinas.

El “denostado” Emery (cánticos de apoyo de una grada no muy dada a los halagos al banquillo) aleccionó a un desencajado Marcelino, al que le ha venido grande no solo la eliminatoria sino las chocantes ansias de venganza con que ha pretendido adornarla.
Por cierto, tras ganar en el único apartado de tarjetas amarillas (6-0) parece claro que debiera revisar su peculiar concepto sobre la dureza futbolística (9-2 en el total de la eliminatoria).

Hasta ahora, siempre que hemos superado los octavos, nos ha dado por ganar el título. A la una del mediodía se conocerá el rival de cuartos... ¿Qué más da?

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO

Sevilla F.C. 2 - Villarreal C.F. 1

Sevilla F.C.: Sergio Rico; Diogo Figueiras, Pareja, Kolodziejczak, Trémoulinas; M'bia, Carriço; Aleix Vidal (Reyes, m. 75), Iborra (Denis Suárez, m. 79), Vitolo; y Gameiro (Bacca, m. 65).

Villarreal C.F.: Asenjo; Mario Gaspar, Musacchio, Bailly, Rukavina; Jonathan dos Santos, Pina, Trigueros, Campbell (Gerard Moreno, m. 69); Uche (Giovani, m. 45) y Vietto (Dorado, m. 84).

Goles: 1-0, m. 69, Iborra; 1-1, m. 73, Giovani; 2-1, m. 82, Denis Suárez.
 

Árbitro: El inglés Martin Atkinson. Amonestó a Vietto, Pina, Musacchio y Mario, por el Villarreal y expulsó por doble amonestación a Bailly (m. 77).


Incidencias: Partido correspondiente a la ida de los octavos de final de la UEFA Europa League, disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante 33.000 espectadores, en noche lluviosa. Terreno de juego en perfectas condiciones.

domingo, 15 de marzo de 2015

3-0. Suma y sigue. Sin despeinarse



Así, sin dar una carrera de más, ante un endeble rival, con siete cambios en el once inicial con respecto al pasado jueves, el Sevilla ha despachado al Elche con una goleada que propició Reyes en el sagrado minuto de Antonio Puerta. El penalti cometido sobre el utrerano fue aprovechado por Bacca para abrir el marcador. Solo 13 minutos después el propio colombiano hizo el 2-0 tras un gran centro de Coke que culminó la mejor triangulación sevillista del choque. La cuenta la cerró Gameiro, a 10 minutos del final tras un perfecto contraataque.

Solo en el segundo tiempo, ante un Sevilla reservón y con los cinco sentidos puestos en el próximo jueves, los ilicitanos inquietaron con más corazón que cabeza la meta de Sergio Rico.

Se ha cumplido un año sin conocer la derrota en el Sánchez Pizjuán, único equipo invicto en casa en esta temporada, con 34 puntos, uno menos que el Atlético y tres menos que el Valencia, y todavía salían hoy algún "sabio" de La Bombonera -cada vez menos- enmendándole la plana al técnico.


FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO

Sevilla F.C. 3 - Elche C.F. 0
 
Sevilla F.C.: Sergio Rico; Coke, Pareja, Kolodziejczak, Tremoulinas; Krychowiak, Iborra (Mbia, m. 78); Reyes (Aleix Vidal, m. 65), Banega, Denis Suárez; y Bacca (Gameiro, m. 73).
 
Elche C.F.: Tyton; Damián, Enzo Roco, Lombán, Cisma; Víctor (Álvaro, m. 85), Pasalic (Cristian, m. 66), José Ángel, Coro (Rodrigues, m. 60); Fajr y Jonathas.
 
Goles: 1-0: m. 18, Bacca (p). 2-0: m. 31, Bacca. 3-0: m. 81, Gameiro.
 
Árbitro: El catalán Estrada Fernández. Mostró cartulina amarilla a Krychowiak y Banega, por el Sevilla, y a Coro, José Ángel y Cisma, por los ilicitanos.
 
Incidencias: Partido correspondiente a la 27ª jornada de Liga disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante 36.000 espectadores, en tarde agradable. Terreno de juego en perfectas condiciones.

viernes, 13 de marzo de 2015

1-3. Despendole levantino. A convalidar en Nervión


No hay nada hecho, absolutamente nada finiquitado. El fútbol está lleno de putadas variopintas que dejan con cara de tonto a los que se las prometían felicísimas, pero no cabe duda que el paso de hoy, cerquita del Mediterráneo, ha de valer su peso en oro para certificar el pase a cuartos la próxima semana en La Bombonera.

Y el mérito de hoy ha vuelto a ser el de un equipo hecho y derecho desde el minuto 1 al 93 que enfila las posibilidades de otra ronda continental a lo grande, frente a otro equipo, el del ínclito, llorón, maleducado y resentido Marcelino García Toral, que juega al fútbol de maravilla. Pero -siempre hay un pero mientras no se premien otros valores- para ganar en el deporte rey -¡qué cosas hay que explicar!- se necesita marcar un gol más que el adversario y eso lo hace el equipo de Unai Emery con cierta regularidad.

No se había cumplido el segundo 14 cuando los nuestros se pusieron por delante al ejecutar una jugada de tiralíneas desde el saque inicial de centro hasta que el balón, tocado en última instancia por Vitolo, besara las mallas de la portería de Asenjo. En la siguiente jugada el genial Vietto puso el balón en el travesaño de Sergio Rico en lo que supuso la aproximación más peligrosa de los locales, amén del gol, sobre la meta sevillista. A los 25 M'bia estableció con el 0-2 una distancia cómoda con la que se llegó al descanso.

Tras éste, una extraña jugada, con penalti incluido no señalado, terminó en el discutido gol del Villarreal tras la carajera del italiano Orsato y sus ayudantes de banda y área, para, instantes después, en otra lección magistral del denostado (por tanto sabihondo, sabelotodo, listillo, enteradillo, perspicaz, sutil, astuto, avispado, intuitivo, taimado, clarividente, lince...) Emery, Gameiro estableciera el 1-3 definitivo.

El Sevilla le dio la posesión a un Villarreal que nunca pudo con este Sevilla de las grandes ocasiones y que, con un Sergio Rico genial en las escasas presencias amarillas, dispuso de las mejores ocasiones para lograr un resultado de época. De hecho, Aleix Vidal, que además sufrió un penalti no señalado, pudo hacer el tercero pero su disparó se estrelló en el larguero.

La semana que viene, la reválida de este bachiller elemental de octavos que ha de servir para estar al día siguiente en el bombo del bachillerato superior de la siguiente ronda donde se vislumbran rivales que... mejor hablamos el próximo jueves, porque terminamos como empezamos: no hay nada finiquitado en este fútbol lleno de jugarretas variopintas que dejan con cara de tonto a los que se las prometían felicísimas.

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO

 
Villarreal C.F. 1 - Sevilla F.C. 3
 
Villarreal C.F.: Asenjo; Mario, Eric Bailly, Musacchio (Dorado, m. 83), J. Costa; Moi Gomez (Campbell, m. 46), Trigueros, Jonathan dos Santos, Cheryshev; Vietto y Uche (Gerard Moreno, m. 68).
 
Sevilla F.C.: Sergio Rico; Figueiras, Pareja, Carriço, Tremoulinas; M'bia, Krychowiak; Aleix Vidal, Iborra (Banega, m. 75), Vitolo (Reyes, m. 77); y Gameiro (Bacca, m. 63).
 
Goles: 0-1, m. 1 (a los 13 segundos): Vitolo. 0-2, m. 25: M'bia. 1-2, m. 47: Vietto. 1-3, m. 50: Gameiro.
 
Árbitro: El italiano Daniele Orsato. Amonestó a J. Costa, Moi Gómez y Campbell, por los castellonenses, y a Krychowiak y Aleix Vidal, por el campeón.

Incidencias: Partido correspondiente a la ida de los octavos de final de la UEFA Europa League, disputado en el estadio de El Madrigal, ante 19.000 espectadores, dos millares largos de ellos sevillistas, en noche templada. Terreno de juego en buenas condiciones.

sábado, 7 de marzo de 2015

3-4. ¡Qué fatiguitas!. Desequilibrio defensivo

Una vez más, la pegada, la calidad sevillista de los últimos metros han resultado suficientes para compensar las facilidades de un sistema defensivo que ha perdido la contundencia que le ha venido caracterizando a lo largo de la temporada.

El exceso de centrocuentismo en ambos bandos no generaba acciones de peligro sobre los impasibles guardametas hasta el minuto 28 en el que los locales, casi sin pretenderlo, se pusieron por delante en el marcador al aprovechar Oriol Riera, en el primer palo, un servicio desde la derecha. Ese momento sirvió para que una anodina primera parte comenzara a despertar del sopor, tanto que cinco minutos después, en la primera aproximación seria del Sevilla, tras una triangulación Vitolo-Bacca-Vitolo, finalizó con el gol del empate obra del canario. A esas alturas el ínclito Teixeira Vitienes (José Antonio), por si no tuviéramos bastante con uno, ya había mostrado dos increíbles tarjetas amarillas a Krychowiak e Iborra, los dos centrocampistas de cierre sevillistas, que mermaron aún más la ya de por sí escasa presencia roja en la zona ancha.

El segundo fue un calco del primer tiempo: un Sevilla reservón, con un elevado e inexplicable complejo de superioridad, que regalaba el balón a los coruñeses a la espera del coletazo decisivo. Eso ocurrió a los 7 y a los 20 minutos de la reanudación, cuando primero Vitolo (1-2) en una precisa llegada y Gameiro, al convertir en gol un penalti cometido sobre el mediocampista canario (1-3), parecían sentenciar tan extraño encuentro.

Pero una vez más, las previsiones se fueron al garete. Una jugada calcada del primer gol deportivista, con todavía 18 minutos por delante, sirvió para que el propio Riera pareciera volver a sembrar la zozobra sobre las huestes sevillistas. Y, cosas del fútbol, cuando todo hacía presagiar los peores momentos, hizo su presencia un Sevilla equilibrado, sabedor de su talento, triangulando, escondiendo el esférico, escogiendo los tiempos y proyectándose en sucesivas oleadas sobre la meta de Fabricio. En una de ellas, una nueva gran jugada de Vitolo acabó en autogol de Sidnei, ahora sí acabando con los sueños coruñeses a falta de siete minutos.

Ya ni siquiera la actuación del cantabrón de turno (infame la tarjeta mostrada a Banega), señalando un inexistente penalti en el área sevillista que Riera se encargó de convertir en el alargue, acarreó la mínima inestabilidad a la partida de Uani que, por otra parte hacía ya algún tiempo que tenía la cabeza en El Madrigal.

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO

R.C. Deportivo de La Coruña 3 - Sevilla F.C. 4
 
R.C. Deportivo de La Coruña: Fabricio; Juanfran (José Rodríguez, m. 80), Insua, Sidnei, Luisinho; Bergantiños, Borges; Cuenca (Hélder Costa, m. 74), Lucas, Cavaleiro (Fariña, m. 62); y Oriol Riera.
 
Sevilla F.C.: Sergio Rico; Diogo, Pareja, Kolodziejczak, Fernando Navarro; Iborra (M'bia, m. 61), Krychowiak; Aleix Vidal, Banega (Denis Suárez, m. 79), Vitolo; y Bacca (Gameiro, m. 61).
 
Goles: 1-0: m. 28, Oriol Riera. 1-1: m. 33, Vitolo. 1-2: m. 52, Vitolo. 1-3: m. 65, Gameiro (p). 2-3: m. 72, Oriol Riera. 2-4: m. 83, Sidnei (p.p.). 3-4: m. 91, Lucas Pérez (p).
 
Árbitro: El cántabro José Antonio Teixeira Vitienes. Mostró cartulina amarilla a Insua, por el Depor, y a Iborra, Krychowiak, Banega y Diogo Figueiras, por el Sevilla.
 
Incidencias: Partido correspondiente a la 26ª jornada de Liga, disputado en el estadio Riazor ante 21.000 espectadores. Terreno de juego en regulares condiciones.

lunes, 2 de marzo de 2015

0-0. Superior en todo. Menos en lo fundamental




Y lo fundamental son los goles, ese elemento que define (diferencias a favor y en contra) quién es el mejor jugando a esto. Dicho lo cual, quien lo ha buscado y quien lo mereció, ha sido el equipo de Unai Emery que le ha dado un somero repaso a las huestes de Simeone.

Y tras la primera reflexión, surge la segunda con prontitud: ¿Por qué ese carácter, esa intensidad, ese “a por todas” que hoy ha vuelto a mostrar el Sevilla, desde el pitido inicial hasta el ridículo 93 con el que ha alargado el trencilla la pérdida de tiempo de los forasteros, no es el pan nuestro de cada día de un grupo de personas que se dedican a jugar al fútbol de forma profesional?

El éxito de los grandes de nuestro fútbol, léase Real de Madrid y Barcelona, viene dado no solo por su calidad que, naturalmente, la atesoran en mayor grado que el resto, sino por la capacidad de sacrificio y entrega con la que responden a las exigencias del rival de turno que, ese día sí, saca “toloquellevaentro” para competir en igualdad de condiciones en el ámbito de la generosidad en el esfuerzo.

Desde hace un par de temporadas se ha sumado a esa “moda” el Atlético de Madrid. Y ese es el secreto de sus éxitos. Sin completar una plantilla que ni de lejos se acerque a la de los dos trasatlánticos, la presión constante, la perseverancia y el carácter se han convertido en las virtudes de un equipo que le han servido para discutir a los dos grandes la supremacía del fútbol español.

Y esas virtudes, también puestas hoy en práctica por el Sevilla, y solo hoy, son las que han permitido a los colchoneros llevarse un punto del Sánchez Pizjuán, a pesar de la enorme superioridad futbolística de los nuestros, que se han mostrado incapaces de plasmarla en el marcador.

Lo mejor del partido, sin duda, ha venido, como ya sucediera 72 horas antes en Alemania, de la mano de Ever Banega, dueño y señor de la zona ancha, ese jugador al que tanto nos ha divertido sacrificar por “indisciplinado, arrogante, pasota y de vuelta de todo” y que hoy ha vuelto a demostrar que cualquiera no se enfunda la casaca albiceleste. Antes del descanso, un balón suyo a la espalda de la defensa colchonera fue enviado por Iborra -espectacular de nuevo el valenciano- al palo izquierdo de la portería de Moyá.

No ha de obviarse al resto de destacados, con un Sergio Rico que resolvió con suma facilidad las escasas aproximaciones atléticas; una pareja de centrales de circunstancias (Kolodziejczak y Arribas) que se han bastado y sobrado para controlar primero a Griezman y después a Torres y a Mandzukic. Bien los laterales, principalmente Fernando Navarro tanto en acciones ofensivas como defensivas, si bien Coke estuvo excesivamente fallón en sus proyecciones como atacante. A los citados Banega e Iborra cabe sumar la aportación de un recuperado Aleix Vidal y, sobretodo, de Vitolo, otro “jugador de Segunda” (el “genio” dixit) que resulta que no solo vale para Primera sino que en las próximas fechas estrenará internacionalidad. Extrañamente desubicado Krychowiak, no desentonó y Bacca volvió a ser, diez meses después, ese jugador fundamental que no solo tiene pólvora en su botas sino que, de espaldas, la baja, la protege y la juega con ventaja. Las incorporaciones de M'bia y Reyes y los minutos para Gameiro (genial doble cambio que supuso una remodelación en las posiciones del 50 % del equipo) sirvieron para recuperar el territorio momentáneamente perdido.

Solo dos errores de Krychowiak, en ambos tiempos, propiciaron los dos acercamientos con peligro de los de Simeone sobre la meta de un inédito Sergio Rico que se limitó a atajar dos disparos lejanos y centrados sobre su portería.

Reparto de puntos en un partido en el que los de Emery utilizaron las armas del actual campeón para proclamar que si se quiere, se puede. El problema radica en que esos quereres sean solo flor de un día, o de tres: el de hoy, el del Real de Madrid y el del Barça. Y eso sigue sin valernos.

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO

Sevilla F.C. 0 - Atlético de Madrid 0

Sevilla F.C.: Sergio Rico; Coke (M'bia, m. 70), Arribas (Reyes, m. 70), Kolo, Fernando Navarro; Iborra, Krychowiak; Vitolo, Banega, Aleix Vidal; y Bacca (Gameiro, m. 79).

Atlético de Madrid: Moyá; Juanfran, Miranda, Godín, Jesús Gámez; Mario Suárez, Tiago; Raúl García, Arda Turan (Fernando Torres, m. 58), Gabi (Koke, m. 63); y Griezmann (Mandzukic, m. 75).

Árbitro: El aragonés Clos Gómez. Amonestó a Arribas, Arda, Krychowiak, M'bia y Banega, por el Sevilla, y a Gabi, Jesús Gámez, Griezmann, Mario Suárez y Tiago, por los colchoneros.
 
Incidencias: Partido correspondiente a la 25ª jornada de Liga disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante 41.000 espectadores, en tarde agradable. Terreno de juego en perfectas condiciones.