miércoles, 16 de agosto de 2017

1-2. Ratos de esperpento pero vivos



Se podría culpar al diluvio universal que cayó sobre Estambul, a la escasez de fondo físico de una -todavía- pretemporada, a lo que se quiera... pero un equipo como el Sevilla FC no de debe -no puede- sufrir los apuros de esta noche en un escenario tan desconocido a nivel continental.

Se logró el triunfo. Con él medio pasaporte hacia la fase de Grupos de La Champions y, aunque nos quedemos con ello, no pueden obviarse las penurias que, tanto a nivel defensivo como ofensivo, ha ofrecido el equipo.

Mejor la primera parte, donde el Sevilla -partidazo y gol providencial de Escudero- mandó cuando y cuanto quiso, disponiendo de ocasiones para acrecer las distancias. Para meditar (no para olvidar) la segunda, en la que, tras el empate turco obra de un descoloque colectivo, el cancerbero local sesteó hasta el gol (golazo) de espuela del triunfo final, obra de Ben Yedder tras asistencia de Navas. Junto al lateral zurdo, Banega otra vez fue el mejor, sin olvidar la aportación decisiva de Nolito y del palaciego en los minutos finales.

Berizzo, aparte de su tardanza en hacer los cambios que el equipo pedía a gritos, parece empeñado en una banda derecha insegura y para nada creativa, pegando a la cal -y achicándolo de este modo- a un Montoya que se muestra más crecido por el centro y dándole el lateral a un Mercado al que, lo mismo que le sobra físico para el centro de la defensa, le falta velocidad en el carril. Irregular otra vez Sergio Rico que combina ostentosas intervenciones -sobretodo en el uno contra uno- con fatales apariciones, principalmente en lo que sigue siendo su más negro lunar: la defensa de los golpes francos al borde del área. Esperemos que su anunciada y celebrada renovación traiga de la mano un entrenador de porteros “normalito”, el mismo que le enseñe a colocar la barrera y a situarse medianamente bien bajo los palos.

El martes, con un Sánchez Pizjuán a revientacalderas, toca revalidar el marcador de hoy para plantarse otra vez -sí, otra vez- en la Fase de Grupos de la competición por excelencia del fútbol europeo. Mientras tanto mucho que mejorar para lo que hay tiempo… y plata, si fuera necesaria.

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO
 
Istanbull Basaksehir 1 - Sevilla FC 2
 
Istanbull Basaksehir: Babacan; Caiçara, Attamah, Epureanu, Clichy; Emre Belozoglu (Inler, m. 82), Tekdemir; Visca (Kerim Frei, m. 63), Mossoró (Napoleoni, m. 81), Elia; y Adebayor.
 
Sevilla FC: Sergio Rico; Mercado, Pareja, Lenglet, Escudero; Pizarro, Nzonzi, Banega; Montoya (Nolito, m. 63), Correa (Jesús Navas, m. 82) y Ben Yedder (Krohn-Dehli, m.85).
 
Goles: 0-1, m. 16, Escudero. 1-1, m. 63, Elia; 1-2, m. 84, Ben Yedder.

Árbitro: El francés Clement Turpin. Amonestó a Mercado y Pizarro, por el Sevilla.

Incidencias: Partido correspondiente a la ida de la fase previa de la UEFA Champions League, disputado en el Basaksehir Arena ante 12.000 espectadores, con dos centenares de seguidores sevillistas en sus gradas. Terreno de juego en regulares (casi buenas) condiciones pese a la manta de lluvia que cayó durante todo el encuentro.

miércoles, 2 de agosto de 2017

22 años del 2 de agosto. Mereció la pena luchar


22 años ya... más de cuatro lustros. Parece que fue ayer. Pretendían acabar con el Sevilla, pero no contaban con el patrimonio más importante del club hispalense: su afición. Entre cuarenta y cincuenta mil personas se echaron a la calle aquel 2 de agosto para exigir justicia. La cacicada de Jesús Gil, Antonio Baró, Jesús Samper, Ramón Mendoza, Rafael Cortés Elvira y José María García fue abortada por todos y cada uno de los sevillistas, en especial los que se echaron a la calle, con cuarenta grados a la sombra, como un solo hombre (o una sola mujer, como habría que decir ahora).
¿Qué sevillista no recuerda aquella siesta agosteña?: ¿Cómo? ¿qué dices? ¡tú estás loco... ! ¡Y tanto que estaban locos! El sevillismo así se lo demostró... ¡Qué grande eres, Sevilla!
Ernesto López de Rueda, Javier Tenorio y Enrique fueron los promotores de aquella demostración de fuerza del sevillismo. Aquel mismo día a las 3 de la tarde (cinco horas antes del comienzo y cuando Internet era un absoluto desconocido) presentaron en la Delegación del Gobierno la comunicación de la manifestación convocada. Todo un documento para la historia sevillista:


Meses después, Ernesto López de Rueda, vicepresidente de Foro Sevillista, plasmó en los capítulos 3 y 4 de su libro "Sevilla hasta la Muerte, El coraje de una afición" el acontecer de aquellos tremendos días en que se forjaron los sólidos cimientos del Sevilla actual: El libro de cabecera del sevillismo en el que se narra la intrahistoria del abortado abordaje del Sevilla F.C. por los invasores madrileños y marbellíes.

Una afición en permanente lucha por la independencia de "su" club. Así amamos nosotros ¡Cuánto te quiero, Sevilla!