domingo, 27 de septiembre de 2015

3-2. Lastrados por el físico. Victoria in extremis


Si algo ha quedado meridianamente claro en el partido de esta tarde-noche son las causas que mantienen postrado cuasi en el ostracismo al Sevilla 2015-2016, al menos en lo que a competición doméstica se refiere: el deplorable estado físico de una parte no escasa del plantel ha quedado definitivamente en evidencia. Nzonzi, Krychowiak e Iborra están muy lejos de su mejor forma; otros han desaparecido del cartel, casos de  Kakuta o del propio Mariano, si bien éste último ha vuelto a disputar hoy algo más de un cuarto de hora. Las continuas bajas por lesiones musculares, a las que se unen otras inexplicables por gastroenteritis, apuntan a ser las consecuencias de una planificación física, también mal, diseñada para la Supercopa de Europa y que está haciendo pagar las consecuencias demasiado pronto.

Si a ello sumamos la inexperiencia unido al estado de nerviosismo cada vez más patente de un cancerbero al que se le costea un master, si no en Harvard, en Yale y sin la mínima nota en selectividad, no da para competir y, encima, siempre dando las gracias por situaciones concretas como las de los dos actuales titulares del centro de la defensa que se han asentado en una demarcación a la que habían sido llamados para ocasiones puntuales, a un Tremoulinas y a un Krohn-Dehli que están siendo los primeros en salir del fango físico, a un Reyes que no ha perdido la forma y a un Kevin Gameiro que se ha convertido en el vidente en este Sevilla de los ciegos donde Fernando Llorente ocupa de momento una de las plazas correspondiente a los tuertos.

Y seguimos sin hablar de las lesiones de jugadores llamados a ser titulares. Ahí están y motivos de suerte o de otra índole habrán sido sus causas. Solo falta que se recuperen, pero sobretodo que se encuentre urgentemente el tono físico deseado que les acerque a mostrar otra actitud próxima a aquello del equipo de la casta y el coraje.

Hoy no se podía hablar de fútbol, solo de ganar y, al menos, eso se consiguió in extremis gracias a un perfecto lanzamiento de Konoplyanka tras regalo de Amaya. Lecciones a extraer, pocas, si acaso la perentoria necesidad de realizar una segunda pretemporada inmersos en la parte más dura de la competición. Ahí es nada.


FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO

Sevilla FC 3 - AD Rayo Vallecano 2
 
Sevilla FC: Sergio Rico, Coke (Mariano, m. 73), Andreolli, Kolo, Tremoulinas; Nzonzi (Cristóforo, m. 73), Krychowiak, Iborra (Konoplyanka, m. 62); Reyes, Krohn-Dehli y Gameiro.
 
AD Rayo Vallecano: Toño; Nacho, Amaya, Llorente, Rat; Baena, Trashorras (Dorado, m. 85); Jozabed, Embarba (Lass, m. 64), Bebe; y Javi Guerra (Manucho, m. 80).
 
Goles: 1-0, m. 22, Gameiro. 2-0, m. 45, Nzonzi; 2-1, m. 51, Bebe. 2-2, m. 68, Javi Guerra. 3-2, m. 85, Konoplyanka.
 
Árbitro: El canario Hernández Hernández. Amonestó a Iborra, por el Sevilla, y a Llorente, a quien perdonó en dos ocasiones la segunda expulsión, por los madrileños. Expulsó por doble amarilla a Amaya (m. 83).
 
Incidencias: Partido correspondiente a la 6ª jornada de Liga disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán con 38.000 espectadores en tarde-noche de agradable temperatura. Terreno de juego en perfectas condiciones.

jueves, 24 de septiembre de 2015

2-0. Indecente. Y "meritorio" farolillo rojo



Solo así, o con adjetivos similares, cabe calificar el lamentable espectáculo ofrecido hoy por el Sevilla FC en tierras canarias.

Se puede estar mal físicamente; puede fallar por ese motivo -o porque va de suyo- la aptitud, la clase, pero nunca la actitud, la casta, el orgullo de representar a la institución futbolística más grande del Sur de Europa.

Y esa imagen mostrada en las Islas Canarias va a ser tremendamente difícil de olvidar, de erradicar de unas retinas (mal) acostumbradas a logros impensables hace un par de lustros.

Una solitaria ocasión en el primer tiempo, contados arreones en el segundo con el marcador en contra, pero sin pisar nunca el acelerador, ni sacar un gesto de coraje y de pundonor, al menos de cara a la galería. Ni lo hacen los habituales, ni los suplentes, que entregan la camiseta cada vez que le dan la ocasión de demostrar su valía.

Y como sería injusto meter a todos en el mismo saco, cuando, como ahora, vienen mal dadas, al menos hay que destacar, además de los escasos minutos de Reyes, a los que, en situaciones como la actual, dan todo lo que tienen aunque no sea la excelencia futbolística, sencillamente porque carecen de ella. Y ese lugar fuera de la mediocridad por la que andorrea este Sevilla lo vuelve a ocupar el habitualmente denigrado por la “sabia” grada nervionense Jorge Andújar, Coke, el futbolista que ha vuelto a fajarse en defensa y el único que ha mostrado en ataque las escasas alternativas sevillistas.

No cabe duda que el entrenador está tardando más de la cuenta en rehacer un equipo tras otro verano de bajas e incorporaciones, un total de diez. Ya lo hizo la pasada temporada asentando y puliendo las 12 adquisiciones producidas y también la anterior poniendo sobre el tablero de la gloria a los 14 que llegaron de fuera. Cualquier técnico hubiera rechazado la oferta sevillista en la tarea que se le encomienda de hacer un equipo cada temporada, pero ahí se quedó Unai Emery para tratar de demostrar una vez más que es el mejor entrenador del último medio siglo en Nervión. Lo tiene crudo, tremendamente difícil, vista la penosa actitud que los llamados a tomar las riendas están mostrando por el momento.

Y no vale escudarse en el patatal del estadio insular, ni, con ser muchas y notables, en la plaga de lesiones que azota a la plantilla sevillista. Sin duda que son importantes del lado de la calidad, pero otra cosa bien distinta es lo que queda del lado de la actitud, del talante, esas virtudes que ha abandonado este Sevilla sin venir a cuento y que ha sido el principal soporte en el que se ha basado para cosechar éxitos; el último, a nivel europeo, hace ahora cuatro meses.

Difícil, tremendamente difícil, va a resultar enderezar el rumbo de esta nave. El crédito se agota semana a semana y más cuando se aprecia que la cercanía del siguiente partido, en vez de esperado reto para revertir la situación, se convierte en un mar de dudas imposible de encarar. Menos mal que el Hondarribia y el de San Fernando siguen estando ahí.

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO

UD Las Palmas 2 - Sevilla FC 0
 
UD Las Palmas: Varas; Simón, Aythami, Bigas, Alcaraz, Dani Castellano; Hernán, Wakaso, Roque Mesa (El Zhar, m. 72); Jonathan Viera (Culio, m. 77) y Araujo (Vicente Gómez, m. 81).
 
Sevilla FC: Sergio Rico, Coke, Andreolli, Kolo, Tremoulinas, Krychowiak, Cristóforo (Reyes, m. 58), Iborra, Krohn Dehli, Immobile (Gameiro, m. 54) y Llorente (Vitolo, m. 64).
 
Goles: 1-0, m. 29, Roque Mesa. 2-0, m. 76, Alcaraz.
 
Árbitro: El El madrileño Del Cerro Grande. Amonestó a Wakaso, Aythami y Bigas, por los insulares, y a Fernando Llorente, Iborra, Gameiro y Krohn-Dehli, por el Sevilla.
 
Incidencias: Partido correspondiente a la 5ª jornada de Liga disputado en el estadio de Gran Canaria ante 12.000 espectadores en noche primaveral. Terreno de juego en pésimas condiciones.

domingo, 20 de septiembre de 2015

1-2. Baño... Y masaje


Tras un primer tiempo en el que se entregó la cuchara, el tenedor, el cuchillo de la carne, el del pescado e, incluso, el de untar, poco o muy poco restaba por hacer en el agónico intento de convertir el segundo en un milagro en forma de una recuperación que se vislumbraba tan lejana como imposible.

Con un solo cambio en la política de comparecencias (Mariano por Tremoulinas) y obligada por lesión del francés, el Sevilla se personaba, al mediodía, cinco días después de su debut en competición europea teniendo como testigo un sol de justicia que ha parecido destinar toda su radiación en forma de plomo a las pantorrillas de los jugadores sevillistas, al tiempo que los célticos aparentaban ser bereberes que hubieran encontrando en Nervión un oasis plácido y reconfortante donde todo eran atenciones, agua fresca, bienvenidas, frescura, dátiles y sombrerazos por doquier.

Y a la vista de lo acontecido resulta claro que, amén de las inexistentes rotaciones, el técnico vasco -el reciente héroe del banquillo de Nervión- ha tenido gran parte de culpa en el discurrir del partido, sobretodo en el primer tiempo: sacar de su sitio a Coke para desplazarlo a la izquierda y ocupar la banda derecha con Mariano, pero, sobretodo, colocarlos en posiciones tremendamente avanzadas sin que ninguno de los mediocentros se fijara entre los centrales, ha generado unos huecos a sus espaldas que han sido gloriosamente aprovechados por Orellana y Nolito para hacer de las bandas celtiñas la más acertada recreación del Brasil de Rivelino y Tostao de México 70. El pretendido 4-2-3-1 se ha teñido finalmente en 2-7-1 patético, inútil y desastroso que ha dado al traste con el partido, con el resultado y, lo que es peor, con la recreación de una imagen de impotencia felizmente superada tiempo ha.

La pretendida reacción del segundo tiempo, con el Sol en todo lo alto de La Bombonera quedará en las retinas como baldío intento por remontar, o siquiera igualar, un encuentro que se había perdido a la hora del desayuno en una pizarra del Hotel Los Lebreros. La mejoría de la reanudación "va de sua", imposible hacerlo peor y eso que Fernando Llorente se estrenó como goleador sevillista a los nueve minutos de entrar en el terreno de juego, tras perfecta asistencia de Mariano. El larguero y el exceso de pases en los metros finales impidieron un empate que, tras el espectáculo del primer tiempo en forma de baño de época, no hubiera sido merecido. Los segundos 45 minutos solo han servido para el socorrido masaje en busca de aflojar esos tensos músculos que hoy han brillado por su ausencia demasiado tiempo. Dicho esto, ¡qué grande eres, Sevilla!


FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO

Sevilla FC 1 - Real C. Celta de Vigo 2
 
Sevilla FC: Sergio Rico; Mariano, Andreolli, Kolodziejczak, Coke; Krychowiak, Nzonzi; Vitolo (Krohn-Dehli, m. 29), Banega (Fernando Llorente, m. 46), Reyes (Konoplyanka, m. 73); y Gameiro.
 
Real Club Celta de Vigo: Sergio Álvarez; Hugo Mallo, Cabral (Fontás, m. 58), Sergi Gómez, Jonny; Augusto Fernández, Wass; Orellana, Pablo Hernández (Radoja, m. 63), Nolito; e Iago Aspas (Guidetti, m. 79).
 
Goles: 0-1: m. 15, Nolito. 0-2: m. 26, Wass. 1-2: m. 54, Llorente.
 
Árbitro: El aragonés Jaime Latre. Mostró cartulina amarilla a Banega, Krychowiak y Reyes, por el Sevilla, y a Sergi Gómez, Iago Aspas, Hugo Mallo, Augusto Fernández y Orellana, por los gallegos. Expulsó al cético Jonny por doble amarilla en el m. 91.
 
Incidencias: Partido correspondiente a la 4ª jornada de Liga disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán con 39.000 espectadores en mediodía caluroso. Terreno de juego en perfectas condiciones.

miércoles, 16 de septiembre de 2015

3-0. De vuelta. ¿Es que se fue?




Tras un inicio de temporada titubeante, saldado con dos empates ligueros lejos del Sánchez Pizjuán y derrota casera ante el Atlético, hacía de nuevo su aparición la máxima competición continental en La Bombonera, arranque que había hecho remitir la desbordante ilusión veraniega forjada a base de fichajes otrora impensables añadidos a la base de una plantilla que había vuelto a campeonar en Europa tres meses antes.

Con la casta como mejor arma, los de Emery mostraron desde el principio sus intenciones, si bien durante la primera parte las ocasiones ante la meta de Sommer fueron escasas: solo un disparo de Vitolo que se estrelló en el poste derecho y cuyo rechace fue enviado fuera por Reyes supuso la única aproximación seria al gol.

La lucha por el dominio en el centro del campo evidenció el perfecto dibujo que Emery diseñó en la pizarra: Coke y Tremoulinas como laterales muy avanzados, con Krychowiak, unas veces, otras Nzonzi, ocupando el eje de la defensa para comenzar la creación y desplazando hacia las bandas a los dos centrales, Andreolli y Kolo, que, de momento, están haciendo olvidar las bajas de Carriço y de Rami, amén de la de Pareja.
Banega, Vitolo y Reyes, más avanzados, eran los encargados de propiciar ese último pase que debiera aprovechar un Kevin Gameiro soberbio que salió para proclamar a los cuatro vientos que él lleva el 9 en las espaldas. Ambos cuatro acabaron siendo los más determinantes en el resultado final.

Dos penaltis sobre el canario y otro sobre el francés fueron sancionados por el checo Kralovec. Gameiro transformó el primero y erró el segundo al estrellar con dureza el balón sobre el larguero y la misma línea de gol. Después, Banega convirtió en gol el tercero. Ya al final, sin pretenderlo, en un centro chut, Konoplyanka, en el primer balón que tocaba, hizo el definitivo 3-0.

Las apariciones de Immobile y de Krohn-Dehli, junto a la afortunada reaparición de Sergio Rico, evidenciaron el tesoro que guarda esta la plantilla que se permite dejar en el banquillo a Fernando Llorente y a Iborra, entre otros.

En el otro enfrentamiento del grupo de esta primera jornada, la Juve venció a domicilio al City (1-2) y aunque esto no ha hecho sino comenzar los números muestran un líder, con tres puntos, único imbatido, un Sevilla que ha vuelto... si es que alguna vez se fue.

VÍDEOS DEL PARTIDO:
FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO
 
Sevilla FC 3 - Borussia Mönchengladbach 0
 
Sevilla FC: Sergio Rico, Coke, Andreolli, Kolo, Tremoulinas, Krychowiak, Nzonzi, Banega (Krohn-Dehli, m. 75), Vitolo, Reyes (Konoplyanka, m. 82) y Gameiro (Immobile, m. 70).
 
Borussia Mönchengladbach: Sommer; Korb, Brouwers, Jantschke, Wendt; Hahn (Schulz, m. 72), Stindl (Dahoud, m. 66), Nordtveit, Traoré; Raffael (Drmic, m. 85) y Hazard.
 
Goles: 1-0, m. 46: Gameiro (p). 2-0, m. 65: Banega. 3-0, m. 84: Konoplyanka.
 
Árbitro:
El checo Pavel Kralovec. Amonestó a Reyes y Nzonzi, por el Sevilla, y a Stindl y Brouwers, por los alemanes.

Incidencias: Partido correspondiente al primer partido del Grupo D de la fase previa de la UEFA Champions League, disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán, ante 44.000 espectadores, casi tres mil alemanes entre ellos, en noche de agradable temperatura. Terreno de juego en perfectas condiciones.

sábado, 12 de septiembre de 2015

1-1. Mucho que ensamblar. En busca de los conceptos perdidos



Ha vuelto a defraudar el Sevilla en tierras levantinas. Un empate ante el Levante, y más teniendo en cuenta los antecedentes, solo puede calificarse como un mal resultado, que convierte en pésimo el inicio de temporada cuando se atisban dos solitarios puntos sobre nueve en el casillero.


Ni las bajas en el centro de la defensa (las recientes de Rami y Carriço más la de larga duración, Pareja), ni los dos claros penaltis no cobrados en el área local, uno por agarrón a Vitolo y otro por aparatosas manos tras testarazo de Immobile, amén del reparto injusto del castigo tarjetero por parte del árbitro de la triple mentira (ni iglesia, ni villa, ni nueva), deben servir hoy de excusa por el resultado cosechado.

Empezó bien el Sevilla, dominador durante el primer cuarto de partido, donde Nzonzi adelantó a los de Nervión con un potentísimo disparo desde 30 metros que sorprendió a Rubén. Por entonces la inédita línea defensiva y el medio del campo sevillista que, junto al francés, formaron Vitolo, Krychowiak y Kakuta, se convirtieron en los dueños del encuentro; pero llegaron los minutos finales del primer tiempo y la práctica totalidad del segundo, para dejar claro que la estética y el orden brillaban por su ausencia, que los conceptos que de memoria se ponían en práctica hace apenas cuatro meses deben ser asumidos por las recientes incorporaciones.

En el minuto 12 de la continuación, los locales aprovecharon la segunda desaplicación defensiva para hacer el empate, un resultado que, a resultas de lo visto, podría considerarse justo si no fuera porque el tercer protagonista del partido, el equipo arbitral, se desinhibió de todo cuanto ocurría en el área levantinista.

Diez jugadores nuevos en la plantilla, a sumar a los 12 de la pasada temporada y a los 14 de la anterior, con las correspondientes bajas, forman un batiburrillo muy difícil de engarzar en los comienzos de la competición, algo que el de Hondarribia ha demostrado con creces que sabe hacer y al que hay que continuar dando la confianza para conseguirlo. Por su parte, en los despachos de los organismos oficiales es donde el Sevilla Fútbol Club, como institución, ya está tardando en exigir el respeto que merece el Grande de Andalucía.

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO

Levante UD 1 - Sevilla FC 1
 
Levante UD: Rubén; Morales (Iván López, m. 68), Trujillo, Feddal, Juanfran; Verza, José Mari, Toño García; Camarasa, Ghilas (Roger, m. 85) y Deyverson (Víctor Casadesús, m. 68').
 
Sevilla FC: Beto; Coke, Andreolli, Kolo, Tremoulinas; Vitolo, Nzonzi, Krychowiak, Kakuta (Konoplyanka, m. 30); Gameiro (Krohn-Dehli, m. 75) y Llorente (Immobile, m. 67).
 
Goles: 0-1 (m.12) Nzonzi. 1-1 (m. 57) Camarasa.
 
Árbitro: El gallego Iglesias Villanueva. Amonestó a los locales Morales y Juanfran; y a los sevillistas Kakuta, Konoplyanka y Tremoulinas.
 
Incidencias: Partido correspondiente a la 3ª jornada de Liga disputado en el estadio Ciudad de Valencia ante 22.000 espectadores en tarde-noche otoñal. Terreno de juego en buenas condiciones.

martes, 1 de septiembre de 2015

El Primer Palo hilarante. Juanma Rodríguez. Esradio




Esta madrugada nacía el programa "El Primer Palo", el programa de deportes de Esradio capitaneado por Juanma Rodríguez, el "periodista" que se autocalifica de madridista y mourinhista.

Y qué mejor que estrenarse con el anuncio del fichaje de De Gea por su Real de Madrid.

Si esto va a ser lo habitual no cabe duda que se convierte en un programa atractivo que nadie puede perderse. Sin desperdicio. Aquí el programa completo para la historia. Disfruten.