miércoles, 29 de diciembre de 2010

El dinero del fútbol, anclado. El Sevilla, el club más saneado. Tomás González-Martín. ABC

Tomás González, en el diario ABC, realiza un detallado estudio de las finanzas del fútbol español. La relación presupuesto de ingresos - deuda define claramente la situación de cada uno de los clubes. De los grandes, sólo en el Sevilla y en el Athletic de Bilbao la deuda es inferior al presupuesto de la temporada en curso, el 16% en el caso del Sevilla y 66% en el caso del club vasco. Al día de hoy, el Sevilla es el club más saneado del fútbol español. Su deuda, de tan sólo 15 millones, sólo es superior a la del Almería entre los clubes de Primera (7 millones) aunque la citada relación es desfavorable para los andaluces del levante.

Números esperpénticos que hacen pensar en la necesidad de un nuevo plan de saneamiento. ¿Estamos dispuestos los españoles, y lo están los gobernantes, en pagar de nuestro peculio los disparates tanto chupóptero y abrazafarolas, como decía aquél? Este es el informe:

Los clubes deben 3.714 millones: solo Real Madrid y Barcelona son rentables

El fútbol español deberá cambiar el chip. Ya ha comenzado. Los presupuestos de los clubes han vuelto a las cifras de hace una década para poder sobrevivir. La crisis cortó gran parte de los créditos de cajas de ahorros, comunidades autónomas y ayuntamientos y los clubes no obtienen dinero para arriesgar en fichajes al ritmo de los últimos quince años. Hoy, muchos lucen la publicidad de su región o de su ciudad a cambio de jugar en el estadio municipal y no presentar suspensiones de pagos irresolubles. Únicamente Real Madrid y Barcelona, a pesar de sus deudas, tienen ingresos suficientes para mantener su nivel. El resto subsiste. Los 26 equipos que militaron en Primera en el último trienio adeudan 3.714 millones. Cada año, la diferencia entre ingresos y gastos total supone un plus de números rojos de 300 millones. La temporada 08-09 añadió 323 a la lista de débitos. Las políticas de cantera del Español y Sporting son la única solución.



El ejemplo del Valencia, con un nuevo estadio sin acabar, es el ejemplo de grandes equipos que quisieron codearse con los dos transatlánticos y al final se vieron derrotados por los números rojos.

El Valencia se puso las pilas

Los blanquinegros, como el Sevilla y el Deportivo en diferentes épocas, lucharon e incluso ganaron a los dos líderes de nuestro balompié, pero esa felicidad duró unos años. El Valencia, que debe 500 millones de euros, traspasó a Villa y a Silva para subsistir. Sus contrataciones de relevo, menos espectaculares, le sostienen hoy en la Liga de Campeones y en los primeros puestos de la Liga. Una demostración de que en fútbol no se gana solo con dinero, sino con la creación puramente futbolística de un once. A eso juegan ahora el resto. Sin un euro, los entrenadores buscan un buen conjunto de jugadores, no de nombres. Messi, Cristiano —96 millones— y Kaká —65—solo pueden ser pagados por dos entidades.

La deuda del fútbol español

El problema es como el vino, añejo. Durante dos décadas, desde el plan de saneamiento de 1992, los equipos españoles realizaron la huida hacia adelante. Aquel plan solventó bastantes de sus problemas económicos. Aportó casi cien millones de euros al cambio. Pero saneadas las cuentas, volvieron a la carga. Ficharon y ficharon jugadores al instante con el aval de los contratos televisivos que cobrarían a lo largo de cuatro o cinco años. Hubo clubes que se gastaron los ingresos en dos años y sobrevivieron los otros tres con adquisiciones de menor nivel y trueques de medio pelo. Casi ninguno puede decir que no se gastó por anticipado lo que le correspondía cobrar de la caja tonta.

La izquierda pide acción

Las entidades volvieron a las andadas. La transformación en sociedades anónimas de todos los clubes, con la excepción de Real Madrid, Barcelona, Athletic de Bilbao y Osasuna, premiados por su viabilidad económicas supuso un freno en el derroche general que duró poco tiempo. Los nuevo dueños de los equipos tiraron de nuevo la casa por la ventana. Objetivo: mantenerse en el sillón presidencial y no ser vencidos por otros grupos de accionistas. Esas guerras intestinas —el Valencia las sufrió— significaron derroches de jugadores en la búsqueda de títulos que contentaran al abonado, que no socio.

El resultado de estos excesos generales de gastos produjo una deuda —3.714 millones de euros— que crece paulatinamente. De esa cantidad, 632 millones son pagos pendientes con la Administración: Hacienda y Seguridad Social. Políticos de la izquierda exigen que el Estado exija esos pagos y no mire para otro lado, como hacían hasta ahora las Comunidades Autónomas con sus clubes de referencia. Y es que la deuda aumentó año a año en los últimos tiempos. Creció porque los equipos sufrieron más gastos que ingresos en el último cuatrienio. En la temporada 06-07 hubo un saldo total negativo de 155 millones. En la campaña 07-08 hubo un desfase en rojo de 304 millones. Y en la Liga 08-09 se perdieron 323, resultado de unos ingresos de 1.362 millones y de unos gastos de 1.704 millones, a los que se sumaban unos gastos financieros de 74 millones más.

Presupuestos drásticos

Los clubes ya han reaccionado. Empezando por el segundo nivel de los grandes El Valencia, que debe esos 500 millones, redujo presupuesto hasta los 131 millones. El Atlético, que adeuda 300 millones, presupuestó 110. El Deportivo, campeón de Liga 99-00 y de Copa en 1995 y 2002, presentó un balance de 65 millones. Y el magnífico Villarreal solo contabilizó 67 millones.

Cristiano y Messi, otro orbe

A excepción del Real Madrid y el Barcelona, que planificaron un presupuesto de 442 y de 428 millones respectivamente, el resto tiene claro que solamente deben centrarse en sacar futbolistas de las canteras. No pueden copiar al Real Madrid, que nada más fichar a Beckham tuvo dos millones de peticiones de camisetas. No pueden conseguir que Cristiano, que percibe unos emolumentos de 12 millones, termine siendo rentable, como calcula la casa blanca. El delantero produce otros 13 millones en contratos publicitarios. Messi, que también cobra 12 millones, produce otros seis en publicidad. Es otro mundo.

Tomás González-Martin. ABC

MADRID


martes, 28 de diciembre de 2010

Sergio vuelve a casa por Navidad. Nos tocó el "gordo"


Me cupo el honor de vivir al lado de Sergio Sánchez, en el palco del Sánchez Pizjuán, el último partido de Manolo Jiménez como entrenador del Sevilla, frente al Xerez C.D. Pude observar cómo se retorcía en su asiento en cada una de las jugadas del encuentro, cómo saltó de alegría con el gol de Kanouté para, finalmente, hundirse desesperadamente en su butaca con el empate de Leandro en el descuento.

Aquella noche supuso una tremenda desazón para los que valorábamos positivamente el trabajo del de Arahal, pero sirvió también para encontrarnos -hablo en primera persona del singular- con un Sevillista de allende nuestras fronteras, un futbolista en el que, pese a no ser fruto de la carretera de Utrera, había prendido la llama de esta ilusión blanca y roja nacida hace más de 105 años.

Justo doce meses después del terrible mazazo que supuso la noticia de un adiós al fútbol que parecía definitivo, la ciencia, el empeño del Sevilla Fútbol Club y, sobretodo, la valentía de este hombre de los pies a la cabeza, ha revertido la situación.

¿Era o no era una baja Sergio Sánchez? ¿cuántas descalificaciones hemos debido soportar los que lo contábamos entre los lesionados cada vez que la enfermería sevillista se llenaba hasta los topes? A pesar de la "energía positiva" y del "empeño" que muchos han puesto desde sus crónicas para que Sergio se olvidara de los terrenos de juego, nuestro lateral ha vuelto a casa por Navidad. La noticia no por esperada, resulta menos satisfactoria. Así lo ha anunciado hoy la página oficial del Sevilla Fútbol Club:

El doctor Arturo Evangelista, del hospital del Vall' d'Hebron, quien ha seguido todos los pasos en la recuperación del futbolista Sergio Sánchez, acaba de comunicar al presidente de la Entidad, José María del Nido, y al propio jugador que es apto para jugar al fútbol. Una decisión tomada tras resultar satisfactorias las últimas pruebas realizadas al defensa. A partir de aquí, Sergio Sánchez estará disponible para el técnico Gregorio Manzano y se le practicará un nuevo reconocimiento médico a finales de temporada para saber de sus evoluciones.

El futbolista se incorporará mañana miércoles a los entrenamientos junto al resto de compañeros y, tras el mismo, atenderá a los medios de comunicación para manifestar sus impresiones. Justo hace un año, el propio futbolista conocía la mala noticia. Sin embargo, nunca dejó de luchar por volver a los terrenos de juego y, doce meses después, el fruto ha llegado y sus sueños se han hecho realidad.

Por su parte, el doctor Evangelista confirmó la noticia en la cadena SER, aclarando que "se le acaba de hacer un escaner que sugerí hacerle mientras ha estado entrenando al máximo nivel, como si estuviera para jugar, para ver si resistía. Y las pruebas han salido totalmente satisfactorias. Ha aguantado bien y ahora puede salir al campo. Lo único que le he pedido es que, a final de temporada, se realice una revisión. Pero es más por sentido común, porque no esperamos problemas ni novedades. El que juega, juega, no hay términos medios". Ya lo ha afirmado el propio futbolista en más de una ocasión, y así también lo dijo el doctor: "Estaba deseando locamente jugar. Si todo sale de la forma adecuada, no hay problema. Existen controles y un cierto nivel de prudencia, pero ya hemos tenido prudencia más que de sobra estos meses".


Arzu es el objetivo. La agenda de Monchi al descubierto


No sin estupor se ha recibido la noticia que hoy adelantaba el prestigioso -y siempre bien informado- periodista Rafael Almansa: El tan traído y llevado asunto del "mediocampista creador" parece llegado a su fin.

Olvídense de Anthony Annan, de Radosav Petrovic y de cualquier otro nombre que haya llegado a sus oídos. El periodista linense, afincado en Sevilla, asegura que ha recibido en su redacción la agenda que Monchi, Subdirector General Deportivo del Sevilla Fútbol Club, dejó olvidada hace unos días en la mesa de un restaurante. En su interior, entre centenares de nombres de futbolistas de este y del otro lado del Atlántico, resalta el nombre de Arzu, tachado con un rotulador rojo con la leyenda: ¡HECHO!

Por fin un jugador del gusto de la afición y de la prensa locales para poner fin a tantos años de sequía creativa en nuestra zona ancha. Hasta hoy y desde la marcha de Francisco Javier López Alfaro, la medular sevillista, al decir de muchos "entendidos", estaba huérfana de jugadores de ese carisma.

A partir de enero todo será un mal recuerdo si se cumplen una vez más las previsiones de este genio de las ondas que ya en su día nos anunció exclusivas como ésta. Desde estas líneas desearle lo mejor al nuevo fichaje, con el ferviente deseo de que se cumplan los objetivos marcados.

Habrá que estar atentos de todas formas a los otros nombres que aparecen en la agenda del de San Fernando. Como muestra, otro "futbolista", el trianero Dani, cuyo nombre aparece, también en rotulador rojo, con la leyenda: ¡POR HACER!, motivo que apunta a un acuerdo inminente.


viernes, 24 de diciembre de 2010

Navidades Blancas. Felices Fiestas

En estos días tan entrañables, Felices Fiestas para todos con el deseo, en sevillista, de que 2011 nos traiga, al menos, la mitad de los logros de este año... Si te apetece, piensa serenamente en este deseo. Saludos cordiales.


miércoles, 22 de diciembre de 2010

5-3. Manita del campeón... de la mano de Romaric y de los fieles de Nervión

Y no ha sido fácil, ni mucho menos. El resultado final no refleja lo acontecido hoy sobre la alfombra empapada -pero alfombra después de la tromba caída- del Ramón Sánchez Pizjuán.

Los delanteros se han impuesto durante todo el partido sobre unas timoratas y débiles defensas. Se adelantó el Sevilla muy pronto merced a una falta que Escudé saca rápidamente para que Romaric -la figura del encuentro- pusiese un balón precioso en la cabeza de Alfaro que el onubense no desaprovechó. El comienzo, otra vez, era bueno pero, rápidamente, parecía que se tiraba todo por la borda en poco tiempo: Rondón en apenas cuatro minutos ponía por delante a los malagueños aprovechando las facilidades de una defensa lenta y desubicada, principalmente por su flanco derecho donde Konko realizó uno de los peores partidos que se le recuerden. El Sevilla se descomponía de nuevo frente a un rival inferior, sin embargo Negredo empataba a dos para que la alegría sólo durara diez minutos, el tiempo que Quincy necesitó para adelantar de nuevo a los forasteros. Así se llegaba al descanso: tres llegadas blanquiazules y tres goles, algo inaudito y que requiere una solución urgente.

En la reanudación el Sevilla pareció otro. Alexis reemplazaba a Konko y por vez primera, después de mucho esperar, el trabajo del equipo durante el segundo tiempo ha obtenido frutos: la presencia de Kanouté, ofreciéndose a Romaric en continuas y rápidas paredes, encontraba en el marfileño el cómplice perfecto para desbaratar la situación creada. Sus continuos desmarques, esa cara siempre levantada, esa estampa siempre ofreciéndose... y sus goles, el tercero con la zurda desde lejos, y el cuarto, de cabeza, no hicieron sino poner la guinda para rubricar su grandísimo partido, otra muesca en la culata de su rifle a pesar de la terrible persecución que determinados medios, esos que están "payudá", y una parte minoritaria pero ruidosa de la grada tienen emprendida con el, sin lugar a duda alguna, futbolista con más clase de la plantilla sevillista; tanto que ya comienzan a preocuparse: los mismos -seguro- que criticaron sin piedad a Daniel Alves, Kanouté, Luis Fabiano... no pueden consentir que otro mártir que ya tenían apartado en el corral de sus desdichas se le escape vivo. Ya lo consiguieron -tiempo le costó- con los Jiménez, Mosquera, Duscher... y Ndri se ha convertido en la víctima propiciatoria con la que chapotear en las inmundicias de su "inmensa sabiduría".

Sombrerazo, una vez más, para los fieles de Nervión, esos que, a pesar del diluvio, del viento y del frío, se han dado cita hoy en las gradas para llevar a los nuestros a una victoria que, en el descanso, se antojaba imposible. Los que asistieron en idénticas circunstancias pero que no aportaron absolutamente nada, sino que más bien restaron, que se lo hagan mirar: mejor en casita con el brasero.

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO

Sevilla F.C. 5 - Málaga C.F. 3

Sevilla F.C.: Palop; Konko (Alexis, min. 45), Cáceres, Escudé, Luna; Alfaro, Zokora, Romaric, Capel; Negredo (Rodri, min. 75) y Luis Fabiano (Kanouté, min. 55).

Málaga C.F.: Rubén; Gaspar, Weligton, Malagueño, Mtiliga; Portillo, Recio (Manu Torres, min. 73), Sandro Silva, Duda (Eliseu, min. 56); Quincy y Rondón.

Goles: 1-0, min. 11, Alfaro; 1-1, min. 18, Rondón; 1-2, min. Rondón, 2-2, min. 31, Negredo; 2-3, min. 40, Quincy; 3-3, min. 66, Romaric, 4-3, min. 80, Romaric; 5-3, min. 82 Capel.

Árbitro: El vasco Iturralde González. Amonestó a Luna y Alexis, por el Sevilla; y a Gaspar, Weligton y Malagueño, por el Málaga.

Incidencias: Partido correspondiente al partido de ida de los octavos de la Copa de S.M. El Rey disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante 9.000 espectadores en noche lluviosa. Terreno de juego en buenas condiciones.


Gente, gentecilla y gentuza (Colaboración de Paco Romero en Columnas Blancas)

Comentarios y disquisiciones de cuatro personajes -dos profesionales en activo de la política, un experto de la dita y un “entendido” de la propaganda- han tenido en los últimos días relación directa e infame con la información referida al Sevilla Fútbol Club:

- A través de las cámaras de Canal Plus, en directo, pudo apreciarse como el vicepresidente tercero del gobierno y ex presidente de la Junta de Andalucía, en el palco del Bernabéu, aguantaba estoicamente, sin ocultar un cierto “gustirrinín”, los pellizquitos de Florentino tras el gol de la victoria madridista sobre los nuestros del pasado domingo. ¡Cuánto llevan aguantado algunas criaturitas… !

- Su heredero y legatario en el cargo –el mismo que cuando le fue presentado el último título nacional cosechado por el deporte andaluz, la Copa de S.M. el Rey, no se recató en exclamar “¡en la vida… !”, con cierta bravuconería no exenta de arrogancia, al responder a un periodista que le sugirió que se enfundara la camiseta sevillista con los colores de Andalucía- se ha quitado definitivamente la careta declarando en los micrófonos de la Cadena Ser su pasión por las camisetas “de a rayas”, no sólo blancas y rojas sino también –no podía ser de otra manera- blancas y verdes… Las copitas de Navidad que le hacen a uno perder los modales y, sobretodo, la memoria.

- En Cinco Días, otro medio del oligopolio PRISA, ha salido a la luz lo que cuenta en un libro el que fuera director de la Agencia Tributaria entre 1998 y 2001. El ex -¿?- máximo accionista del equipo menor de la ciudad le solicitó una entrevista en la temporada 98/99 donde, más o menos, vino a decirle: "Mira director, he pedido verte porque después de pensarlo, creo que en el momento actual se dan todas las condiciones para que entre tú y yo lo consigamos. Juntos podemos... Me consta que el Sevilla te debe mucho dinero y como ahora está en Segunda División, tiene muy pocos ingresos... Se trata de que tú le aprietes al máximo, yo me encargo de los jueces y de mover a los medios y, entre todos, acabamos de una vez con el Sevilla". ¡Pobrecillo!, como diría Luis Cuervas (q.e.p.d.).

- Y como no es PRISA todo lo que reluce, va y aparece un tal Julián Ruiz en la edición digital de El Mundo en la que, después de proferir un rosario de “lindezas” sobre casi todos los estamentos del Sevilla Fútbol Club (Del Nido, Manzano, Palop y Negredo, entre otros) acaba preguntándose, “ignorante” y zafio, “¿quién es el culpable del odio al Madrid”? Juliancito –y, de paso, Eduardo Inda-, ¿qué quién es el culpable? ¿y tú me lo preguntas? El culpable eres tú y toda la caterva mediático centralista-madridista que, desde vuestra condición de ultrasur militante, generáis las más bestiales de las violencias.

No se cortan en reconocer que, tras el Barcelona, el Sevilla es el equipo mas “antipático” para los aficionados capitalinos… ¡Cuánto honor! ¡qué grande eres, Sevilla!

domingo, 19 de diciembre de 2010

1-0. Más de lo previsto... en la cueva de Alí Babá

Bastante más. Íbamos camino del matadero con los ojitos de cordero degollado y nos encontramos, durante gran parte del encuentro, con el carnero de la Tercera Bandera para dar por finalizado el partido ofreciendo una imagen de oveja merina, incapaz de acercarse al área del equipo más "macarra" de la liga española, un club entregado a los designios de cuatro portugueses que se han apoderado del equipo de la Villa y Corte.

El Sevilla ha superado a su rival desde el inicio en posición, en triangulación, en acompañamiento, en las ayudas, en el plano defensivo de pe a pa. Tanto es así que a la hora de escribir esta crónica las grandes cadenas radiofónicas nacionales de la manipulación se entretienen en arremeter contra el colegiado, el aragonés Clos Gómez, como el causante de la zozobra madridista, algo que de ninguna forma puede consentir la mafia que maneja los destinos de una liga que no se puede permitir el lujo de darla por finalizada a seis meses vista.

Si a los sevillistas nos ha parecido correcta la actuación del colegiado no es por otra cosa que por la falta de costumbre. ¿Cuántas labores arbitrales como la de hoy han debido sufrir todos aquellos equipos que no visten cien por cien de blanco? Todo ello sin obviar que el expulsado por doble amonestación, Carvalho, debió serlo por roja directa en la primera de las ocasiones, en el primer tiempo, cuando agarró con ambas manos a Negredo en el instante en que se marchaba hacia la meta de Casillas.

La gran tarea defensiva, sin embargo, no tuvo réplica en el apartado ofensivo: la mejor ocasión la tuvo el propio delantero vallecano cuando, en un mano a mano ante Casillas, golpeó con toda la rabia esférico cuando lo más inteligente hubiera sido ajustarla a su desguarnecido palo derecho. El Sevilla, por entonces, seguía sin asustar en ataque -menos aun lo hacían los locales- y continuaba controlando el partido, justo hasta el momento de la expulsión del portugués. Jugábamos en superioridad pero no lo parecía, no porque los locales comenzaran a jugar mejor sino porque -la reciente historia pesó en demasía- nunca nos creímos que podíamos asestar una puñalada mortal en el corazón de la mafia del fútbol español. Así, finalmente, sí acabamos ofreciendo esa imagen de cordero degollado con la que llegamos a la capital de España. Di María hacía el único gol del encuentro en el único error defensivo del partido, con la colaboración de Palop, en el que rozó el esférico a la hora de tapar los huecos.

A partir de entonces, el campeón se dedicó a ese otro fútbol tan vilipendiado cuando el que lo hacen son "los otros": balones que desaparecen de la cueva o son retenidos por la grada cuando no protegidos en el ángulo recto del banderín de corner.

En fin, fue bonito mientras duró y acabaron volando tres puntos, o al menos uno, con los que no contábamos. Superados los dos tercios de campeonato estamos lejísimos de nuestro objetivo, pero lo que no cabe duda es que el camino emprendido el pasado miércoles en la Europa League, y continuado hoy, es el que nos debe acercar a las metas marcadas. El último partido de este año, ante el Málaga en tres días, ha de servir para corroborar, además de la mejoría de imagen, cuáles son nuestros poderes.

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO

Real Madrid C.F. 1 - Sevilla F.C. 0

Real Madrid C.F.: Casillas; Ramos, Pepe, Carvalho, Arbeloa; Ozil, Khedira (Pedro León, min. 61), Lass, Di María; Cristiano Ronaldo y Benzema (Granero, min. 61).

Sevilla F.C.: Palop: Dabo, Martín Cáceres, Escudé, Fernando Navarro; Konko (Acosta, min. 78) Romaric, Zokora (José Carlos, min. 85), Capel (Alfaro, min. 85); Luis Fabiano y Negredo.

Gol: 1-0, min.76, Di María.

Árbitro: El aragonés Clos Gómez. Amonestó a Casillas, Pepe, Lass, Ozil y Di María por el equipo del gobierno y a Zokora y Cáceres por el Sevilla. Expulsó por doble amonestación a Carvalho, perdonándole la roja directa en la primera de ellas, y mostró roja directa a Dabo.

Incidencias: Partido correspondiente a la 16ª jornada de Liga disputado en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid ante 65.000 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones.


sábado, 18 de diciembre de 2010

La sentencia de muchodeporte.com. Información y límites de la libertad de expresión (Colaboración de Paco Romero en Columnas Blancas)


Acabamos de conocer, tras su paso por la Audiencia Provincial y por el Tribunal Supremo, la firmeza de la sentencia del Juzgado de Primera Instancia Nº 22 de Sevilla, de 21 de marzo de 2006, que condena, en virtud de demanda sobre derechos fundamentales, al periodista sevillano y sevillista don Lucas Haurie y a muchodeporte.com a, entre otros pronunciamientos, indemnizar al presidente del Sevilla Fútbol Club.

Conforme al artículo 18.1 de la Constitución, los Derechos al Honor, a la Intimidad Personal y Familiar y a la Propia Imagen tienen el rango de fundamentales, y hasta tal punto aparecen realzados en el texto constitucional que el artículo 20.4, dispone que el respeto de tales derechos constituya un límite al ejercicio de las Libertades de Expresión que el propio precepto reconoce y protege con el mismo carácter de fundamentales.

La inmensa mayoría de las veces –fallo garrafal- el lenguaje jurídico de las sentencias se aleja en demasía del de la calle. Con esta colaboración pretendemos acercar a todos el contenido de la referida sentencia, sus curiosidades e interpretaciones, que nos ayude a extraer nuestras propias conclusiones:

Sentencia de 21 de marzo de 2006

Autos del Procedimiento Ordinario 1060/2005 seguidos ante el Juzgado de Primera Instancia Nº 22 de Sevilla, entre don José María del Nido Benavente, como demandante, y don Lucas Haurie y muchodeporte.com, como demandados.

ANTECEDENTES DE HECHO:

Resulta curioso, en primer lugar –a mi al menos me lo parece- como la representación y defensa en juicio del periodista demandado don Lucas Haurie –sevillista- se otorga a dos béticos, los hermanos Arredondo, uno de ellos consejero del equipo menor de la ciudad, don Oscar, en el momento en que se sustanciaba el asunto ante los tribunales.

Dice la sentencia que, recibido el procedimiento a prueba, el juzgador sólo admite los medios de prueba aportados en su día con la demanda y no acepta la prueba documental aportada en la audiencia previa por Del Nido ni la testifical interesada por Haurie. No es difícil imaginar que la primera de ellas estaría referida a nuevas descalificaciones vertidas en portal deportivo; lo que no ha trascendido es quiénes serían los testigos propuestos por la defensa. ¿Don Óscar, podría tratarse de alguna agraviada criaturita en busca de venganza?

FUNDAMENTOS JURÍDICOS:

Del Nido ejercita la acción de protección del derecho al honor y a la propia imagen establecida en la Ley Orgánica 1/1982, sobre Protección Civil del Derecho al Honor, a la Intimidad Personal y Familiar y a la Propia Imagen, solicitando una indemnización por daños y perjuicios de 90.000 euros, así como que se publique, en su día, la sentencia en muchodeporte.com. Hay que entender que, aunque no se recoge en los Fundamentos Jurídicos, Del Nido solicitó también que los demandados se abstuvieran en el futuro de hacer manifestaciones en el mismo sentido, pues tal circunstancia se recoge en el fallo.

Establece la ley que la divulgación de expresiones o hechos tocantes a una persona, cuando la difame o la haga desmerecer en la consideración ajena, se consideran intromisiones al derecho al honor, en su doble vertiente: subjetiva (la propia estima) y objetiva (la valoración por los demás), siendo necesaria, además, para que se origine la intrusión, la divulgación y la consideración de los usos vigentes y el contexto en el que se producen las expresiones.

El juzgador ha de valorar la preferencia, en cada caso, entre la libertad de expresión e información y el derecho al honor, siendo determinante, según la doctrina del Tribunal Supremo, que se produzca una divulgación de las descalificaciones. Asimismo, nuestro máximo órgano jurisdiccional ha establecido que la formulación de opiniones, juicios o creencias personales tiene como límite las ideas y opiniones desvinculadas de la información y que, por tanto, resultan innecesarias para la exposición de las mismas (injurias y vejaciones).

Otra cosa bien distinta es la libertad de información que nuestra Constitución protege cuando se refiere a hechos veraces (no requiere una verdad absoluta) en los que siempre habrá que desligarla del juicio valorativo que, casi siempre, le acompaña.

Dice la sentencia que ha quedado acreditado en autos la publicación de los artículos firmados por Haurie en muchodeporte.com, revista digital de la codemandada, entendiendo ambos que se trataba de artículos de opinión. Por el contrario, entiende el juez que las expresiones vertidas en determinados artículos (“carroñero, mamporrero, marrullero, fascista, deslenguado, francotirador, perillanes”) son vejatorias, insultantes, innecesarias e injustificadas. Sin embargos otras (“don nadie, farandulero, maleducado, demagogo… ”) son entendidas como crítica dura, áspera y severa, pero no vejatorias.

Así queda acreditado que don Lucas se excedió en el ejercicio del derecho a la libertad de expresión, al no limitarse a una formación de la opinión pública en asuntos de interés general, sino vulnerando el derecho al honor con expresiones y comentarios vejatorios e insultantes.

Por otra parte, los 90.000 euros solicitados por Del Nido son vistos por el juzgador como excesivos y desproporcionados a la actuación de Haurie. El derecho al honor nunca debería ser compensado con dinero porque la estima que cada persona tiene de sí misma es de imposible traducción “a metálico”, motivo por el que la jurisprudencia establece para su valoración una relación directísima con la audiencia del medio que la ha difundido y el beneficio obtenido por el causante de la lesión. De esta forma, deduce el juzgador que como los artículos han sido difundidos a través de un portal local sevillano de información deportiva, la repercusión y trascendencia es notoriamente inferior a la de otros medios de información nacional o internacional, por lo que pondera el daño causado en la cifra de 9.000 euros más los intereses legales, sin condena en costas al tratarse de una estimación parcial de las pretensiones.

Lo que por algunos se interpreta como una depreciación del derecho al honor sufrido por Del Nido, se convierte justamente en lo contrario y el importe final viene dado por la escasa entidad que el juez le concede a un portal, el anaranjado, del que no habría oído hablar en su vida.

FALLO:

… debo condenar y condeno a don Lucas Haurie Girelli y a Muchodeporte Internet, S.L.T:

1.- A abonar solidariamente al actor (Del Nido) la suma de 9.000 euros más los intereses legales de la fecha del emplazamiento.

2.- A publicar la presente resolución en la revista de Internet muchodeporte.com en lugar preferente y manteniéndola en la página durante un mes. (Otra cosa es lo que Cepeda y Haurie entienden como lugar preferente: dos minúsculas palabras, “La Sentencia”, ubicadas a la izquierda de la web en el apartado “Opinión”)

3.- A que los demandados se abstengan en un futuro de hacer manifestaciones en el mismo sentido de las que han sido objeto de condena. (Obsérvese que este apartado, sin duda, es el más cruel del fallo: toda una vida por delante sin que Haurie ni muchodeporte.com puedan manifestarse de forma parecida)

Nos viene pintiparada la sentencia a todos los que, con mayor o menor fortuna y/o sapiencia, nos ponemos delante de un teclado para expresar, habitualmente cándidos e ingenuos, nuestro parecer sobre las diversas cuestiones que nos afectan, en nuestro caso particular sobre el Sevilla Fútbol Club.

Pondré como ejemplo que nos invite al análisis y a comedirnos un artículo publicado en esta misma página en el que, a mi modesto entender, el tono de la crítica excedía en mucho los límites de una libertad de expresión que deben consistir en la formulación de las -siempre necesarias- opiniones, juicios o creencias, pero que tienen como límite las ideas y opiniones desvinculadas de la propia información. Así lo han entendido los administradores de Columnas Blancas y así debemos entenderlo todos si pretendemos evitar que, algún día, caiga sobre las cabezas del editor, amén de sobre las nuestras, el peso de la ley.


Sorteo Europeo. Y había una vez...

Ayer se celebró el sorteo para los dieciseisavos de final de la Europa League y nuestro amigo y miembro de Foro Sevillista, Jesús Pérez, previsor se dio un paseíto este verano junto a su hija por el Estadio do Dragao de Oporto. Naturalmente que las entradas para el partido de vuelta no estaban a la venta pero dejó hecho los encargos correspondientes.

Así que el Oporto, campeonísimo luso, será nuestro rival y Paok de Salónica y CSKA de Moscú, viejos conocidos, nos esperarán en octavos. Total, piedrecitas en el camino a Dublín-2011.

En otro orden de cosas, aprovecho esta ventana para hacerme eco del fichaje estelar de London Radio para su tertulia de los lunes. Así, entre redobles de tambor lo anunció el señor Aguilar: Manolón no estará solo y al accionista que, en el apartado de ruegos y preguntas de la última Junta General, se despachó a gusto, entre descalificaciones, con los profesionales del Sevilla Fútbol Club, se le ha reconocido finalmente su "éxito". Sevillistas así de "imparciales y objetivos" son los que persiguen los chicos del grupito PRISA. Sus méritos, como le anuncié tras bajar del atril, por fin han sido reconocidos y el lunes don Pedro Rodríguez Espejo, debutará con picadores. Genuina representación del sentimiento sevillista.


jueves, 16 de diciembre de 2010

2-2. El muerto que vos matasteis... goza de buena salud

... Al menos en Europa. Primer match ball de la temporada, primera final, en el momento más delicado, tras cinco jornadas consecutivas contadas por derrotas; con mucha gente, demasiada gente, volando en círculo alrededor de una presa, a su entender, casi convertida en carroña.

¡Otra vez lo tenemos a tiro, esta vez no se nos escapa!, se posteaban ingenuos y seguros de sí mismos. Búhos, buitres, cuervos, amén de otras rapaces, se frotaban las manos, regurgitaban y, sin embargo, volvían a tragarse la misma bilis putrefacta, mil veces deglutida y nunca arrojada.

Y hete aquí que, en eso, apareció otra vez en escena el Sevilla Fútbol Club y lo hacía ante el líder actual de la Bundesliga -once puntos le distancian del Bayer Leverkusen, segundo clasificado- sin duda hoy digno competidor del mejor equipo europeo, y por ende mundial, el F.C. Barcelona.

Comenzó el partido mal, como casi siempre últimamente: a los tres minutos Kagawa, con la inestimable y desgraciada ayuda de Alexis, en el que rebotó su lejano e irregular disparo, adelantaba a los teutones. El partido, a la vista de los últimos tiempos, se complicaba sobremanera y, lo que son las cosas, es en ese momento cuando el Sevilla de los grandes momentos hace su aparición. Sin ejecutar un fútbol espectacular, el equipo no se descompone en ningún momento, continúa el plan previsto: apoyos cortos, paredes, desmarques y precisión en la entrega, todo ello conjugado con ese "carácter" desaparecido en combate durante demasiado tiempo. Romaric y Kanouté -golazo del malí- pusieron a los nuestros por delante a falta de diez minutos para el descanso.

Sin grandes apreturas se llegó al intermedio y después, otra vez como viene ocurriendo en esta temporada, el equipo salta de nuevo a la cancha sin la tensión suficiente: sólo tres minutos y con todo un mundo por delante, Subotic, a la salida de un córner, empata el encuentro. Tocaba sufrir y la verdad es que se sufrió de los lindo, más que por el peligro generado por los alemanes, por la incertidumbre de un injusto resultado.

Al Sevilla le bastaba el empate, el Borussia necesitaba la victoria pero los nuestros, si bien vieron muy de lejos la meta de Weidenfeller, no pasaron por grandes apuros, tirando de veteranía, de sabiduría y de ese "otro" fútbol en el que fue especialista no ha mucho. Todos estuvieron a un buen nivel, pero Dabo, Alexis, Escudé, Luis Fabiano y, sobretodo, Romaric merecen un reconocimiento especial, sin olvidar los cinco minutos de un reaparecido Fazio.

El entierro vuelve a aplazarse hasta febrero, al menos en Europa y, una vez más, el pésame lo reciben esos verdugos conocidos por todos que se apresuraban gozosos a apretar el nudo de la soga sobre el cuello de un "moribundo" que -¡vaya por Dios!-ha vuelto a abandonar la UVI en contra de todos los pronósticos. Ajo y agua.

VÍDEOS DEL PARTIDO:

(01) (02)

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO

Sevilla F.C. 2 - Borussia Dortmund 2

Sevilla F.C.: Palop; Konko, Alexis, Escudé, Dabo; Perotti, Zokora, Romaric (Fazio, min. 85), Capel; Luis Fabiano y Kanouté (Renato, min. 41).

Borussia Dortmund: Weidenfeller; Piszczek, Subotic, Hummels, Schmelzer (Le Tallec, min. 87); Blaszczykowski (Lewandowski, min. 67), Bender (Da Silva, min. 77), Sahin, Gotze; Kagawa y Barrios.

Goles: 0-1, min.4, Kagawa; 1-1, min. 33, Romaric; 2-1, min. 34, Kanouté; 2-2, min. 49, Subotic.


Árbitro: El ruso Alexei Nikolaev. Amonestó a Romaric, Capel, Zokora y Palop, por el Sevilla FC; y a Subotic, por el Borussia.

Incidencias: Partido correspondiente a la sexta y última jornada de la Fase de Grupos de la Europa League disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante 38.000 espectadores, 3.000 de ellos seguidores del líder destacado de la Bundesliga, en noche de fría temperatura. Terreno de juego en perfectas condiciones. El Sevilla se clasifica en segunda posición de su grupo, tras el París Saint Germain, para los dieciseisavos de final de la Europa League.


domingo, 12 de diciembre de 2010

1-3. Fallo multiorgánico. Pronóstico reservado

Memoria histórica: anteayer, sábado, 15 de mayo de 2010: triunfo agónico en Almería que nos valía para alcanzar la cuarta posición liguera y cuyo logro, finalmente, acabaríamos tirando a la alcantarilla en tan solo tres meses. De esta forma se analizaba, a grandes rasgos, aquel partido en este sitio:

"Era una final y tanto que lo era... los medios de comunicación, oficiales e "independientes", informaban de una "hermandad del fútbol andaluz"... Si esa es la forma de disputar las finales de este equipo, no quiero ni verlas... bueno, sí, estaremos en Barcelona con un corazón nuevo... Tiempo habrá de valorar en su justa medida la nula aportación de algunos de nuestros profesionales, bien desde el banquillo, bien desde el eje del ataque... Sólo el empuje y la fe ciega de un chavalín formado en la carretera de Utrera, además de Capel y de Navas, nos dio hoy el éxito: Rodri presenta sus credenciales de casta, vergüenza y coraje, algo de lo que no pueden presumir, para desgracia propia y ajena, todos los que visten de blanco".

Tras el agónico éxito obtenido, todo el que en aquel instante sentía en sevillista se frotaba las manos de rabia sólo pensando en la esperada visita de nuestros "hermanos" almerienses al Ramón Sánchez Pizjuán: "nos lo íbamos a comer y la iban a pagar todas juntas... ".

Hoy, por fin, llegaba ese día e, increíblemente, todos, comenzando por la plantilla de profesionales y terminando por el último asistente a la grada, olvidamos nuestro compromiso. Es cierto que el equipo de la casta y el coraje no está para muchos dispendios y la afición, temerosa por la imagen que han venido ofreciendo los nuestros, ha acabado echando en saco roto su promesa.

Nefasto y deprimente -sin paliativos- el partido del Sevilla: sin ideas, ayuno de nervio, de carácter, apelmazado, impotente... Para colmo, unas claras manos en el área forastera son señaladas con penalti por el colegiado y Kanouté desperdicia la ocasión lanzando el esférico a las manos de Diego Alves. Antes José Carlos, desde la derecha y al borde del área, lanza un zurdazo impresionante al larguero almeriense que, tras botar el esférico en la yerba, bien pudo significar la tan necesaria superioridad en el marcador. Al descanso se llegó con empate a cero e, increíblemente, otra vez salieron los nuestros del vestuario con peor predisposición. Pareciera que eran los de Almería los que nos la tenían jurada: anticipación, velocidad, dinamismo y tres goles: el primero de ellos "perfectamente apreciado" por el asistente de la banda de preferencia, quizá los únicos ojos del estadio que lo vieron y después dos golazos, justo es reconocerlo; otra cosa bien distinta -claro síntoma de impotencia- son aquellos de los nuestros a los que le restan ganas de aplaudirlos.

Nuestro Sevilla está irreconocible, sobretodo en el plano anímico. Lo domina la desconfianza y, lo que es peor, de ninguno de nuestros profesionales sale un gesto de rabia, de presión, de coraje, de casta, quizá de "vergüenza torera". ¿Cómo puede permitirse una falta y otra, una pérdida absoluta de tiempo seguida de otra de nuestros rivales, sin que el colegiado ni los contrarios sientan el aliento de alguno de los nuestros en el cogote? ¿Cómo se entiende un derribo tras otro a nuestros delanteros sin que el pescuezo del infractor se sienta amenazado con una "tragantá", sin que uno sólo vestido de blanco se acerque al colegiado a preguntarle "educadamente" para cuándo piensa dejar las tarjetas. En la leyenda de nuestras camisetas exigimos respeto pero, hoy, algunos, en el césped y en la grada, no han conocido el significado de esa palabra...

En nuestro primer equipo se echan en falta muchas, demasiadas, cosas y no son precisamente dos centrales, dos mediocampistas y un delantero, como algunos "genios" de la cosa esta han dejado caer en sus comentarios post partido. A nuestro Sevilla le hace falta algo que, como el cariño verdadero, ni se compra ni se vende: liderazgo, carácter, hombría...

Y si bien es cierto que la práctica totalidad de nuestra afición olvidó el compromiso adquirido el 15 de mayo de este año, justo es valorar y reconocer el apoyo absoluto de la gran mayoría de los asistentes -¡sombrerazo a la grada norte de Nervión!-, sabedores de lo que había hoy en juego.

No pudo ser y, lo que es peor, por ese camino difícilmente será. No es menos cierto que, mientras unos, con todo el derecho del mundo, expulsan por su boca los demonios generados por el lamentable espectáculo ofrecido, otros, también en su derecho, entienden que en esta lucha están dispuestos a fracasar junto a los suyos (los de "colarao"), lo mismo que, hace bien poco, gozaron junto a ellos. Dos formas, tan distintas y tan distantes, de entender este sentimiento. Hoy, una vez más, tragándome mis demonios, estoy junto a los míos y quiero ofrecerles el poco pero rabioso grito de apoyo que me permite mi garganta: ¡Qué grande eres, Sevilla, incluso en las victorias!

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO

Sevilla F.C. 1 - Almería C.F. 3

Sevilla F.C.: Palop; Dabo, Alexis, Cáceres, Fernando Navarro; Zokora, Renato (Romaric, min, 64); José Carlos (Alfaro, min. 64), Kanouté, Diego Capel; y Negredo (Acosta, min. 77).

Almería C.F.: Diego Alves; Juanma Ortiz (Lillo, min. 64), Acasiete, Carlos García, Jakobsen; M’Bami, Fabián Vargas; Corona (Valeri, min. 72), Piatti, Crusat; y Kalu Uche (Ulloa, min. 87).

Goles: 0-1, min.47: Fabián Vargas. 0-2, min.80: Piatti. 1-2, min.82: Kanouté. 1-3, min. 88: Piatti.

Árbitro: El cántabro Teixeira Vitienes dicen las crónicas. A mi no me lo ha parecido. Mostró tarjeta amarilla a los sevillistas Zokora, Palop, Alexis y a los visitantes Fabián Vargas, Juanma Ortiz, y Jakobsen. Expulsó a Alexis en el minuto 88 por doble amonestación.

Incidencias: Partido correspondiente a la 15ª jornada de Liga disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante 35.000 espectadores, diecisiete de ellos almerienses. Terreno de juego en perfectas condiciones.


viernes, 10 de diciembre de 2010

Junta General y Fieles de Nervión. ¡Otro año igual!

Anoche, pasadas las once, se dio por concluida la Junta General de Accionistas del Sevilla F.C., esa que -recuerden- tenía todos los visos de poner contra las cuerdas al Consejo de Administración encabezado por José María del Nido.

"¡Ea, po toma!", otra balsa de aceite del órgano supremo de la nave sevillista en la que se desmintió, con hechos, con datos, todas y cada una de las "basurientas" informaciones que pulularon en los medios deportivos "sevillanos" en los últimos días.

Y veinticuatro horas después, nueva jornada de sevillismo rancio, la vivida hoy en las entrañas del Ramón Sánchez Pizjuán. Los "Fieles de Nervión", abonados con 25, o más, años de carné, se han vuelto a reunir en torno a su club, afirmando rotundamente su amor y fidelidad por los colores blanco y rojo.



En definitiva, ¡otro año igual!. Esperemos que en el apartado deportivo, la primera plantilla recobre el espíritu, el juego o, al menos, los resultados de los últimos tiempos. Mañana, el primer test: partido frente a nuestros "hermanos" almerienses a los que, sin lugar a dudas, vamos a agradecerle su comportamiento en la última jornada liguera de la pasada temporada, ¿o no?


martes, 7 de diciembre de 2010

La Hoguera de las Vanidades (por Julián Muñoz de Priego Alvear)

El título de este post coincide con el de una magnífica novela de Tom Wolfe, llevada al cine con posterioridad por Brian de Palma. Pero tanto la novela como el post se inspiran en hechos acaecidos en la Florencia del Renacimiento, la Florencia de los Médicis.

Florencia había llegado a las cimas de las artes y las ciencias en las mejores épocas de la historia de esta república. En el Renacimiento florentino se daban cita nombres como Botticelli, Miguel Angel, Leonardo da Vinci, Dante, Maquiavelo, Bruneleschi… La concentración de genio más grande en la historia del arte occidental, todos ellos juntos en la misma ciudad y casi al mismo tiempo. La ciudad se convirtió por un tiempo en la más importante del mundo conocido y era famosa por sus riquezas venidas de todo el orbe, obras de arte, ricas telas, afeites y perfumes, muebles exquisitos y manjares exóticos se sumaban a la arquitectura de la ciudad para mayor gloria de sus ricos comerciantes.

Pero la historia tiene su propia dinámica y Florencia, como todas las ciudades que en algún momento fueron el ombligo del mundo, progresivamente se fue convirtiendo en una ciudad provinciana de la Toscana.

Cuando decaían sus años de esplendor, la inestabilidad política de los Médicis dio paso al poder a la figura del monje Savonarola. Savonarola trataba en sus sermones los temas del Apocalipsis y las visiones de la amenaza del fin del mundo. Ejerció una enorme influencia sobre la población con sus ideales de pobreza y desposeimiento y con la prédica de la penitencia por la corrupción moral, la degeneración, el lujo, el derroche y el afán de placeres. Para el monje, la decadencia de Florencia no era más que la consecuencia lógica de sus pecados.

Las ardientes prédicas del monje y la decadencia de la ciudad, impresionaron tanto a los florentinos, que cada vez eran más los que acudían al convento de San Marcos a escucharlo. Se expulsó de Florencia a los Médicis, la familia que tanta gloria había dado a la ciudad. En pleno Carnaval, Savonarola mandó a sus seguidores crear una pira para purgar los pecados de Florencia. En dicha hoguera arrojaron obras de arte, libros, cosméticos, instrumentos musicales, telas refinadas, joyas y muebles… todo lo que fuera muestra de la vanidad de los florentinos.

" (…) y tú, Florencia, que piensas sólo en ambiciones y empujas a tus ciudadanos a exaltarse, sabe que el único remedio que te queda es la penitencia (…)" sermoneaba el fraile. La historia cuenta que la pirámide de bellos objetos tenía veinte metros de alto, que su base tenía un perímetro de noventa metros. Y todo aquello ardió en llamas, en la que Savonarola llamó la Hoguera de las Vanidades.

Nuestro Sevilla F.C. ha pasado por su momento de gloria. No ha sido el primero, ni será el último, pero sí el más prolongado y llamativo. Es fácil acostumbrarse a lo bueno y nos hemos acostumbrado demasiado pronto. Tan pronto que casi no hemos sabido disfrutar de ello, porque como Savonarola y sus seguidores, aún en la cumbre del éxito, siempre ha habido quien nos recordara lo efímero de la gloria. Desde hace años, esto no es de ahora, ha habido agoreros que vaticinaban el fin de un periodo de esplendor.

Era fácil hacer vaticinios de que el Sevilla volvería algún día a la mitad de la tabla, a luchar por la Europa League, en vez de por la Champions, a fajarse con los de siempre en vez de tumbar a Madrid y Barcelona. Es la ley del fútbol. No tenemos presupuesto para mantenernos arriba siempre y sólo una afortunada y bien trabajada constelación de situaciones pudo llevarnos a ser durante dos años el Mejor Equipo del Mundo y a llenar nuestras vitrinas de trofeos.

Todo parece indicar que por fin los agoreros han visto cumplidos sus vaticinios. No puedo estar de acuerdo, por más que me pese, con los que opinan que podemos esta liga volver a conseguir títulos y un puesto para la Champions. No con este equipo. Ojalá me equivoque.

Es humanamente razonable la decepción, porque un lustro ha sido suficiente para acostumbrarnos al triunfo. Pero también sabíamos todos que no podíamos mantenernos tan arriba con nuestros recursos y que este momento llegaría.

Este comienzo de temporada con las decepciones en la Supercopa y la Champions, el arranque de liga y la racha de los últimos cuatro partidos está siendo nuestra particular travesía del desierto. Pero como diría el cursi "que las lágrimas no nos impidan ver las estrellas". Apoyemos de nuevo al equipo. Construyamos, construyamos y construyamos. Hagamos oídos sordos a agoreros malintencionados y atesoremos el recuerdo de lo que fuimos y alimentemos la esperanza de lo que volveremos a ser.

No quememos en una monumental pira nuestras vanidades, las vanidades por los éxitos que tan denodadamente consiguió nuestro equipo para nosotros en esos campos de España y Europa. Guardemos nuestros recuerdos para nuestros hijos y nietos y pongámonos de nuevo el mono de faena. Seremos de nuevo, tendremos que ser, el equipo de "la casta y el coraje". Tendrán que serlo los que juegan con nuestro escudo en el pecho y si no son capaces de serlo ¡al banquillo! que ya hay otros esperando que sabrán serlo. Y tendremos que serlo la afición, tendremos que asumir nuestra responsabilidad. Si creemos que alguna vez la tuvimos en el triunfo, tendremos que asumirla también en la derrota. Pero unidos, sin fisuras, sin dar pábulo a las lenguas y a las plumas de aquellos que predecían nuestra derrota cuando aún vivíamos los mejores momentos, los "días de vino y rosas", no porque fueran sibilas, profetas, pitonisos ni oráculos, sino porque la deseaban. Querían que no disfrutáramos el sabor de los frutos de la victoria. Querían amargárnosla y ahora se sientan ufanos a ver pasar nuestras desdichas desde sus medios. No le demos el gusto…

Savonarola consiguió que expulsaran a los Médicis de Florencia, aquellos gobernantes y mecenas que, con sus méritos y sus errores, consiguieron llevar a Florencia a las más altas cumbres del arte y de la ciencia. No repitamos su error. Savonarola aceleró la decadencia de la ciudad por querer borrar la vanidad de sus habitantes, una vanidad de la que los florentinos eran acreedores. No dejemos de envanecernos de lo conseguido.

Florencia es hoy una magnífica ciudad, orgullosa de lo que fue un día y atesora un increíble patrimonio artístico. Pero ¿qué no podrían haber atesorado sus ciudadanos e instituciones sin la sinrazón de la Hoguera de las Vanidades?.

Para los que no conozcan el final de la historia: Savonarola fue condenado a muerte y quemado públicamente en la Plaza de la Signoria el 23 de mayo de 1498, apenas un año y tres meses después de su famosa hoguera y en la misma plaza. Sic transit gloria mundi.

domingo, 5 de diciembre de 2010

1-0. Ni chicha ni limoná. ¡Respect!

Comenzó otra vez bien el Sevilla, sabiéndose dominador y dueño absoluto del balón; el mediocampo combinaba; José Carlos se ofrecía y su zurda de tiralíneas -sin duda, diferente- apuntaba posibilidades de estragos pero, otra vez, la disposición nos duró un cuarto de hora escaso.

A partir de ahí el Villarreal, sin ser el equipo de otras ocasiones, enseñó el colmillo en un par de jugadas que crearon el desconcierto entre los nuestros. Al filo de la media hora Perotti pierde la posesión muy cerca del área propia y los amarillos en dos pases, aprovechando la defensa adelantada sevillista, llevan el esférico a las espaldas de los centrales para que Nilmar, tras driblar a Palop, haga el tanto que a la postre supondría la derrota sevillista.

El Sevilla, desde entonces al descanso era otra vez el equipo del quiero y no puedo de tantas -demasiadas- ocasiones. Dispuso Manzano una defensa habitual, con la novedad esta vez de Dabo en el lateral diestro, y conformó un mediocampo con Zokora, Romaric y Cigarini, apoyado por Perotti y José Carlos en las bandas, con Kanouté en punta. Algunos de los nuestros no llegaron a asumir su posición, principalmente Kanouté que basculó en demasía al mediocampo olvidando que hoy su posición era la de hombre más adelantado; el italiano mostró con cuentagotas las virtudes por las que cruzó el Mediterráneo y los dos africanos no anduvieron a buen nivel, sobretodo Zokora lastrado con una tarjeta amarilla desde muy pronto; Perotti no acaba de reencontrarse y Kanouté, como queda dicho, se alejó en demasía de la meta rival. Sólo José Carlos enseñaba cosas distintas.

Con todo, el Sevilla pareció recomponerse, al menos en lo que a imagen respecta, en la segunda mitad; el Villarreal, sabedor de las dificultades creadoras de los blancos -hoy turquesas- dieron ese razonable pasito atrás tan celebrado en otras latitudes y tan vilipendiado en Nervión. Para que no faltara de nada, a la fiesta amarilla se sumó el navarro Undiano Mallenco que, junto a su equipo, no dio validez a un gol legal de Kanouté y sancionó otro inexistente fuera de juego a Negredo que acabaría con el balón en el interior de la meta de Diego López, además de medir de manera desigual los comportamientos antideportivos de los contendientes: las tarjetas a Zokora y a Kanouté son para que se las haga revisar. Pésimo arbitraje de este amanerado y previsible colegiado que parecía mostrar las mejores credenciales...

¡Respect!, lema de la UEFA, resalta en las camisetas blancas en Europa; ¡Respect!, ha de exigir a la voz de ya el consejo de administración en los órganos federativos; ¡Respect!, en fin, el que han de practicar los profesionales cuando se enfunden nuestra zamarra. Una buena dosis de canteranitis pide a gritos este equipo.

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO

Villarreal C.F. 1 - Sevilla F.C. 0

Villarreal C.F.: Diego López; Ángel, Gonzalo, Musacchio, Catalá; Cani (Capdevila, min. 81), Bruno, Senna, Cazorla (Borja Valero, min. 66); Rossi (Marco Rúben, min. 84) y Nilmar.

Sevilla F.C.: Palop; Dabo, Cáceres, Alexis, Fernando Navarro; José Carlos (Capel, min. 55), Zokora (Alfaro, min. 85), Romaric (Negredo, min. 55), Cigarini, Perotti; y Kanouté.

Gol: 1-0, min.29, Nilmar.

Árbitro: El navarro Undiano Mallenco. Pésima labor del trencilla y de sus asistentes. Amonestó a Musacchio, Rossi y Bruno, por el Villarreal; y a Zokora y Kanouté, por el Sevilla. Anuló un gol legal a Kanouté y dejó sin validez otro de Negredo por fuera de juego inexistente.

Incidencias: Partido correspondiente a la 14ª jornada de Liga disputado en El Madrigal de Villarreal ante 12.000 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones.