lunes, 30 de noviembre de 2015

1-0. Nervión no regala puntos. Superioridad de la A a la Z

Partido de ultimátums. Así se había planteado, al menos, claramente desde el lado valencianista y, también, en las tan escasas como sempiternas parcelas del sevillismo fanático y acobardado.

Y que la guillotina cayera finalmente sobre el cuello de Nuno solo tiene una explicación: el vapuleo futbolístico con el que venía soñando en forma de pesadilla el técnico portugués en las últimas jornadas. 

El partido de esta noche solo tuvo un dueño, el Sevilla que, desde el pitido inicial controló a su antojo, bien cierto que sin mostrar esa superioridad en el marcador. Superioridad ante 11, ante 10 y ante 9, ante un Valencia que usó y abusó de la dureza.

Faltaban dos puntales, Tremoulinas, tocado por una lesión, y Kevin Gameiro, con problemas digestivos -¿qué comen estos franceses?-. Ocuparon sus lugares el debutante Escudero y Fernando Llorente cuajando ambos un buen encuentro.

El delantero jugó su mejor partido desde el inicio, recibiendo de espaldas al marco contrario e imponiendo su superioridad física; el vallisoletano rubricando su excelente partido defensivo durante los 90 minutos y en especial su aportación en ataque, sobretodo en el segundo tiempo, que culminó con un golazo de volea excepcional tras asistencia de Ever Banega.

Los lastimados, los que no viven sin sufrir, los que corroen sus entrañas con su propia bilis, los que necesitan esa dosis semanal, o cada tres días, de adrenalina, solo pudieron achacar el resultado final y la buena imagen sevillista a que el Valencia “suspiraba” hoy por una derrota.

Sí, los mismos que, en la última jugada del partido, superados los cuatro minutos de alargue, se encogían acollonados, cuando Granero se disponía a poner en el área lo que sería la única ocasión sobre la portería de un Sergio Rico que acabó el partido, asómbrense, sin que sus guantes tocaran el balón.

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO

Sevilla FC 1 - Valencia CF 0
 
Sevilla FC: Sergio Rico; Mariano, Rami, Kolodziejczak, Escudero (Krohn-Dehli, m. 83); Krychowiak, Nzonzi; Vitolo, Banega, Konoplyanka (Reyes, m. 86); y Llorente (Immobile, m. 69).
 
Valencia CF: Ryan; Cancelo, Santos, Abdennour, Gayá; Parejo, Danilo, Javi Fuego, Enzo Pérez (Feghouli, m. 63); Santi Mina (Rubén Vezo, m. 46) y Paco Alcácer (Bakkali, m. 79).
 
Gol: 1-0: m. 51, Escudero.
 
Árbitro: El madrileño Velasco Carballo. Mostró cartulina amarilla a Rami, Mariano y Vitolo, por el Sevilla, y a Abdennour y Gayá, por el Valencia. Expulsó por doble amonestación a Cancelo (m. 10 y m. 36) y a Javi Fuego (m. 56 y m. 78).
 
Incidencias: Partido correspondiente a la 13ª jornada de Liga disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán con 37.000 espectadores en tarde-noche fría. Terreno de juego en perfectas condiciones.

jueves, 26 de noviembre de 2015

4-2. ¡Adiós!. ¡Volveremos!



 
La ilusión no estaba perdida, bien cierto que tampoco lucía intacta, pero otro baño de realidad lejos de Nervión, evidencia que difícilmente esta temporada se puedan reeditar los éxitos de las dos pasadas.
Con una alineación y una disposición muy aproximada a la que todos teníamos en mente, hemos vuelto a dar la de arena cuando paseamos nuestros emblemas a miles de kilómetros de Eduardo Dato.
Parecía que esta vez podía ser, al menos lo pareció hasta el filo de la media hora, en la que se apreció un acoplamiento táctico aplastante por parte de los dos contendientes, muy seguros en el plano defensivo y con proyecciones contadas sobre las porterías contrarias. El gol de Stindl desequilibró el marcador pero no definitivamente el choque, pues ambos equipos siguieron contendiendo con las mismas armas.
El segundo tanto de Johnson, en el ecuador del segundo tiempo, sí supuso ya el mazazo definitivo para nuestras aspiraciones: la relajación alemana y la combatividad sevillista dieron paso a un espectáculo de ida y vuelta (cuatro goles más en diez minutos) nada aconsejable para los que ven el fútbol profesional como algo más serio, rígido y también encorsetado.
Fuera de la Champions a falta de una jornada, queda agarrarse al clavo ardiendo de este Sevilla del nuevo Sánchez Pizjuán que ha relucido en las grandes ocasiones, para derramando esas últimas gotas de sangre y sudor al cincuenta por ciento y dejando las de lágrimas para mejor ocasión, encaminar los pasos en pos de ese repoker de “paragüeros” que luzcan en el museo sevillista.
No será fácil por dos circunstancias: la primera y principal porque ese logro no depende exclusivamente de nosotros, obligados a ganar a la Juventus que llegará a Sevilla con la vista puesta en la primera plaza, sino también de que Jesús Navas y los suyos no caigan derrotados en Manchester ante nuestros rivales de hoy, en la última jornada.
Y si no fuera a ser así, ¿a cuento de qué vino ese penalti transformado por Banega en los minutos de la basura? El mismo que finalmente tendrá un valor de oro si tiene virtualidad el cuento de la lechera que les he contado en el anterior párrafo, ¿o es que alguien tiene dudas de que volveremos?
FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO
 
Borussia Mönchengladbach 4 - Sevilla FC 2
 
Borussia Mönchengladbach: Sommer, Korb, Christensen, Nordtveit, Wendt, Traoré (Drmic, m. 13), Dahoud (Schuzl, m. 78), Xhaka, Johnson (Elvedi, m. 86), Raffael y Stindl.
 
Sevilla FC: Sergio Rico; Coke (Mariano, m. 81), Rami, Kolo, Tremoulinas; Krychowiak, Banega, Krohn-Dehli (Nzonzi, m. 63); Vitolo, Konoplyanka y Gameiro (Llorente, m. 75).
 
Goles: 1-0, m. 28: Stindl. 2-0, m. 67: Johnson. 3-0, m. 77: Raffael. 3-1, m. 81: Vitolo. 4-1, m. 81: Stindl. 4-2, m. 91: Banega (p).
 
Árbitro: El esloveno Damir Skomina. Amonestó a Dahoud, por los alemanes, a y Banega, por el Sevilla.

Incidencias: Partido correspondiente al quinto partido del Grupo D de la fase previa de la UEFA Champions League, disputado en el estadio Borussi-Park, ante 44.000 espectadores, medio millar de sevillistas entre ellos, en noche invernal, bajo cero. Terreno de juego en buenas condiciones.

sábado, 21 de noviembre de 2015

2-0. Y en esto llegó Krychowiak... Para cargarse el chiringuito


Y menos mal que no ha sido Coke, ni Nzonzi, ni Kolo... No, ha resultado ser el jugador con mejores prestaciones, ídolo de casi todos, el que ha facilitado que dos de sus tres "asistencias" de cabeza acabaran en sendos goles realistas sobre la meta de Sergio Rico para acabar con el mejor partido sevillista como visitante en esta Liga.
Afirmar esto primero y mantenerlo después tras mirar al marcador, nos enfila directamente a la consulta del psiquiatra, pero como opinar es gratis, tal y como lo veo lo cuento. De las ocasiones de Iborra, Vitolo o Inmobile ya no se hablará a partir de hoy pero a Andreolli lo echaremos en falta.
Otro atraco más de la mano de Mateu Lahoz que pasará desapercibido para todo el mundo y, lo que es peor, para esos sevillistas-ventajistas que siguen al acecho, aprovechando cualquier circunstancia, para "salirse" con la suya: la tarjeta amarilla a Andreolli, el gol anulado a Inmobille, el pisotón de Iñigo a Iborra, las manos en propia área de Iñigo, las tarjetas no señaladas a Canales, la zancadilla en la salida sobre Vitolo... Circunstancias todas ellas sobre las que se correrá el infame y tupido velo al que nos tienen tan acostumbrados.
Esto es fútbol y el que juzgue esos instantes decisivos que deciden partidos como algo remediable necesita de urgente asistencia profesional.
Y menos mal que no ha sido Coke, ni Nzonzi, ni Kolo...
En el recuerdo.- Poco antes habías venido conmigo a La Bombonera por última vez. Hoy vuelvo a levantar mis ojos tratando de encontrarte en ese azul inmenso al que te marchaste, justo hoy, hace dos años; a ese tercer anillo que nunca podrá igualar el mejor de los palcos VIP, ese lugar desde el que has disfrutado de dos nuevos títulos europeos, uno por cada una de las temporadas que desde allí has contemplado, seguro que rodeado de muchos de los nuestros siempre en el recuerdo y convertido, sin lugar a dudas, en el gran animador del cotarro.
Descansa en paz, primo.
FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO

Real Sociedad CF 2 - Sevilla FC 0
 
Real Sociedad CF: Rulli; Elustondo (C. Martínez, m. 87), Mikel, Íñigo, Yuri; Illaramendi, Pardo; Xabi Prieto, Canales (Bergara, m. 79), Bruma (Oiarzabal, m. 63); Agirretxe.
 
Sevilla FC: Sergio Rico; Mariano, Rami, Andreolli (Kolo, m. 20), Tremoulinas; Krychowiak, Nzonzi; Reyes (Konoplyanka, m. 62), Iborra, Vitolo; e Immobile (Gameiro, m. 73).
 
Goles: 1-0, m. 72: Agirretxe. 2-0, m. 77: Xabi Prieto.
 
Árbitro: El lamentable valenciano Mateu Lahoz. Amonestó a Yuri y a  Illaramendi, por la Real, y a Andreolli, por el Sevilla.
 
Incidencias: Partido correspondiente a la 12ª jornada de Liga disputado en el estadio de Anoeta de San Sebastián ante 11.000 espectadores en tarde fría y lluviosa. Terreno de juego en buenas condiciones.

lunes, 9 de noviembre de 2015

3-2. Cosas de Grande. ¡Chitón, incrédulos!

Ya había llovido bastante en las dos últimas comparecencias, la liguera en Villarreal y la europea ante el City. No obstante los negros nubarrones se volvían a ceñir esta tarde-noche sobre Nervión en busca de esa “tormenta perfecta” que diera definitivamente al traste con un diseño de club que esta temporada cumple dos lustros de Gloria casi continua.

Algunos propios y muchos extraños se frotaban las manos con denuedo, los primeros para hacer valer su engreimiento de supremacía en “conocimientos futbolísticos”, los segundos por algo tan natural como la aversión mezclada con los celos. 

Y en eso llegó el Sevilla, el equipo por el que nadie daba un duro cuando Sergio Ramos, a los 22 minutos, en acrobático remate, lesión incluida, adelantó a los madrileños. La Bombonera, con la “histórica” grada de animación a la cabeza, enmudeció y lo hizo por muchos minutos, tantos como los que van desde entonces a la media hora del segundo tiempo cuando Banega, tras eslalon de Konoplyanka, puso por delante a los de Unai Emery. Ni el gol del empate, obra de un Immobile enardecido en el 35, había servido para levantar los ánimos de unos incondicionales extrañamente adormecidos y que solo dieron la talla cuando los profesionales sevillistas se la pusieron como -dicen- se la ponían a Fernando VII.

Salió el Grande del Sur de España con la lección bien aprendida: jugar alegremente contra el Real de Madrid era un suicidio. La entrega del balón a los forasteros generó las primeras críticas de los “genios” de este asunto; sin embargo el dominio del esférico solo le generó al Madrid un espectacular tiro de Nacho al poste derecho de la portería de Rico, una llegada de Ronaldo al que le birló el esférico Mariano en el último instante y el citado gol del camero en una desaplicación de libro -¿dónde estaba Immobile?- a balón parado, en un saque de esquina.

Pese a la desventaja el Sevilla siguió en sus trece: ¿no querías el balón?, ¡pues dos tazas! Y, justo cuando los que tanto saben comenzaban el clamor, llegaba el gol del italiano, también en jugada de estrategia: corner lanzado por Konoplyanka, la parábola cruza el área pequeña de Casilla sin que nadie acierte a tocar el esférico y, en el segundo palo, casi sin ángulo, la caza “il artigliere”.

Y “vuelta a las andadas”, así hasta mediada la segunda parte, con un Sevilla empeñado en darle el dominio del esférico a su contrincante, momento que aprovecha Fernando Llorente, ahora sí, para hacer valer el tercero de sus tantos como sevillista, al rematar perfectamente de cabeza un centro de Mariano tras otro jugadón del ucraniano.

Ahora sí, ahora si tocaba disfrutar a los “genios” y a los que no lo son del fútbol hecho arte y filigrana de un Sevilla que acabó burreando a un Real de Madrid, líder e imbatido hasta hoy, extrañamente entregado, acobardado, encogido y atemorizado, al que se le hizo eterno los inmortales olés que Nervión dedicó al entrelazado fútbol de los suyos.

Pero tranquilos, que ya habrá quien se acuerde de Monchi. Cosa de genios...

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO

Sevilla FC 3 - Real Madrid CF 2
 
Sevilla FC: Sergio Rico; Mariano, Rami, Andreolli (Kolo, m. 78), Tremoulinas; Krychowiak, Nzonzi; Vitolo, Banega (Krohn-Dehli, m. 32), Konoplyanka; e Immobile (Llorente, m. 69).
 
Real Madrid CF: Casilla; Danilo, Ramos (Varane, m. 31), Pepe, Nacho; Kroos (Jesé, m. 32), Casemiro, Modric; Isco (James, m. 63), Cristiano y Bale.
 
Goles: 0-1, m. 22: Ramos. 1-1, m. 35: Immobile. 2-1, m. 61: Banega. 3-1, m. 75: Llorente. 3-2, m. 92: James.
 
Árbitro: El castellano-leonés González González. Mostró cartulina amarilla a Immobile, por el Sevilla, y a Nacho, por el Madrid.
 
Incidencias: Partido correspondiente a la 11ª jornada de Liga disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán con 43.000 espectadores en tarde-noche de agradable temperatura. Terreno de juego en perfectas condiciones.

viernes, 6 de noviembre de 2015

El vídeo invisible. Solo aquí




Ya quedó clara nuestra opinión tras el baño de fútbol que recibimos el pasado miércoles en la Champions League a manos del Manchester City.

Pero ese sopapo de realidad en modo alguno puede obviar los momentos (al menos cuatro) en que el reglamento estuvo del lado del Sevilla FC sin que el quinteto noruego de silbato y banderines así lo apreciara:

A los 10 minutos de partido llegó el segundo gol de los ingleses en una jugada que se genera tras empujón a Coke en la línea del graderío de Fondo de La Bombonera. En el 23 se produce un claro penalti por nítidas manos de Sagna tras centro de Konoplyanka; en el 28, cuando Iborra se disponía a rematar, tras parada del cancerbero a un remate de cabeza de Krychoviak, es trabado por detrás por el propio Sagna a un metro del poste izquierdo, lo que, además, hubiese conllevado su expulsión por roja directa y, finalmente, en el añadido del 45, justo antes del descanso, el polaco es derribado por detrás dentro del área por Fernandinho (foto de arriba), que a esas alturas ya había sido sancionado con tarjeta amarilla. En este video de menos de dos minutos se muestran todas las acciones.

En una lamentable temporada, hasta el momento, en lo que a juego y resultados se refiere, tampoco puede obviarse que la labor arbitral no está acompañando. No se trata de excusas. Quedó clara y patente la superioridad, pero tampoco ha de ocultarse lo que pasó sobre el terreno de juego. No esperemos que Canal Sur, la "nuestra", Tele 5 o Antena 3 lleven a sus portadas estas imágenes. Solo ABC así lo apreció y justo es reconocerlo.

miércoles, 4 de noviembre de 2015

1-3. Sevilla-City. No comment!


“Yo no mandé a mis naves a luchar contra los elementos... ” ¡Y qué elementos!

Bofetada de realidad y un culpable, siempre en la eterna búsqueda de un culpable, aunque el que te pinte la cara sea el mejor equipo que ha hollado el césped de Nervión en muchísimo tiempo.

Y a la hora de encontrarlo, no hay dudas: para eso está un entrenador antipático, huraño, circunspecto, que no traga con las ruedas de molino que le ofrecen cuatro destripaterrones, los mismos que, genios ellos, le dan masticadas la alineación y la táctica perfecta... siempre, claro está, después de cada partido.

Las diferencias hoy por hoy entre el líder de la Premier y un Sevilla que deambula en los medios de una clasificación conformada en su mayoría por mediocridades son brutales. Esta es la Champions por la que luchamos cada temporada, éstas sus plantillas, ésta su dimensión, éstas sus diferencias en millones de petrodólares y su consecuente puesta en escena.

Aún así son todavía muchos los que en permanente residencia en su Babia natal se empeñan en tapar sus artificiales vergüenzas en su desesperado intento de encontrar un único responsable al resultado de una batalla desigual, mientras otros dan -damos- por bueno un resultado “decoroso” para lo que pudo ser y no fue y las gracias eternas a la falta de puntería de los Touré, Sterling, Bony o Navas.

El espectáculo desplegado esta noche en el Sánchez Pizjuán en lo que ha aparentado ser un combate entre un peso pesado y un minimosca se ha visualizado fundamentalmente en tres apartados: potencia aparatosa, velocidad de crucero y calidad a raudales, por ese orden.

Con la boca abierta y deseando que el noruego pitara el final, la grada de La Bombonera, con una imagen histórica y desoladora de unos biris “calentitos” y calladitos, ha asistido impertérrita al baño de otra galaxia que nos ha llegado de las islas.

Eso es lo que hay y el que no quiera, o no pueda entenderlo, que acuda sin dudarlo a los magníficos profesionales que en cinco sesiones te bajan del burro del engreimiento.

¡Viva la Champions! ¡Qué espectáculo! ¡A disfrutarla!

Si Felipe II levantara la cabeza...

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO
 
Sevilla FC 1 - Manchester City 3
 
Sevilla FC: Sergio Rico; Coke (Mariano, m. 55), Rami, Kolo, Tremoulinas; Krychowiak, Iborra (Krohn-Dehli, m. 46); Vitolo, Banega, Konoplyanka y Llorente (Immobile, m. 64).
 
Manchester City: Hart; Sagna, Kompany, Otamendi, Kolarov; Fernando, Fernandinho (Demichelis, m. 89); Jesús Navas, Yaya Touré, Sterling (De Bruyne, m. 72) y Bony (Delph, m. 86).
 
Goles: 0-1, m. 8: Sterling. 0-2, m. 10: Fernandinho. 1-2, m. 24: Tremoulinas. 1-3, m. 35: Bony.
 
Árbitro:
El noruego Svein Oddvar Moen. Mostró tarjeta amarilla a Krychowiak, por el Sevilla.

Incidencias: Partido correspondiente al cuarto partido del Grupo D de la fase previa de la UEFA Champions League, disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán con lleno absoluto, 43.000 espectadores, 3.000 de ellos ingleses, que disfrutaron como británicos, en noche de agradable temperatura. Terreno de juego en perfectas condiciones.