martes, 21 de noviembre de 2017

3-3. Del infierno a la gloria sin pasar por el purgatorio



Cuando hace casi un siglo uno de los nuestros, un tal Guillermo Campanal ("a mí que los arrollo"), se convirtió en baluarte de la furia española, cuando hace casi medio siglo empezó a conocérsele como "el equipo de la casta y del coraje", cuando El Arrebato engarzó en esa joya que se canta por los cinco continentes una alegoría en forma de esmeralda que lo dice todo, "dicen que nunca se rinde", o cuando con un 0-3 al descanso la grada, desencantada, acopia energías a base de bocadillos, no abandona a los suyos y aguanta el tirón hasta el 94, refleja la inigualable grandeza del club más grande del Sur de España y, por ende, de Europa.

Que tras la gozadera de los prolegómenos, en el primer minuto, después de un corner de primero de fútbol, ya fuésemos por debajo en el marcador, que nos hicieran el segundo a los 20 en un calco del primero y que, antes de la media hora, nos golearan entre las dudas de nuestro cancerbero, mientras que nuestro par de acercamientos besaran los dos palos de la portería de Karius, no fueron reveses suficientes para dejar tirados a los nuestros.

¿Qué ocurrió en el vestuario para pasar del infierno del primer tiempo a la gloria del segundo? ¿Qué tipo de vacuna es capaz de transformar la indolencia -casi haraganería- de todo lo que va de temporada, incluido el primer round frente a los británicos, en la diligencia, entrega y laboriosidad del segundo? Quizá nunca lo sepamos, si acaso los rumores que a última hora de la noche sonaron sobre la salud del técnico.

Ben Yedder firmó el primero tras adelantarse en el primer palo a las torres inglesas y fue el franco-tunecino el que hizo el segundo de penalti que hubo de repetirse. Se había hecho lo más difícil; quedaba por delante media hora para agrandar la leyenda, treinta minutos en los que no llegó el premio pese a las múltiples ocasiones, incluida un disparo al larguero de Escudero. Hubo de salir el cartelón mostrando los cuatro minutos de alargue concedidos por el alemán Felix Brych, amigo personal del técnico teutón Jurgen Klop incapaz de estrenarse frente al Sevilla, y en esas, tras el lanzamiento del enésimo saque de esquina, emergió la figura de Guido Pizarro para hacer justicia en el marcador y, de paso, proclamar a los cuatro vientos -otra vez- lo que ya de sobra conoce el universo futbolístico: que este Sevilla, nunca, nunca, se rinde.

La lección de esta noche ha de servir como punto de inflexión del devenir inmediato. Hoy los nuestros han desacreditado a los que teníamos dudas y han demostrado que, pese a no haberla mostrado con anterioridad, tienen gallardía y arrestos suficiente para ser y hacernos más grandes. Así que, a partir de ahora, los exigiremos siempre.

P.S.-
Hoy hace cuatro años que te marchaste. Seguro que alguna culpa has tenido sobre lo vivido hoy en tu querida Bombonera. Sí, primo, ¡éramos, somos y seremos grandes!

EL OTRO RESULTADO DEL GRUPO E DE LA CHAMPIONS LEAGUE 5ª jornada:
Spartak de Moscú 1 - Maribor 1
 
CLASIFICACIÓN GRUPO E:
Liverpool               9
Sevilla FC               8
Spartak de Moscú    6
Maribor                  2

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO
 
Sevilla FC 3 - Liverpool FC 3
 
Sevilla FC: Sergio Rico, Mercado, Geis, Lenglet, Escudero, Pizarro, N’Zonzi (‘Mudo’ Vázquez, minuto 46), Banega, Sarabia, Nolito (Muriel, minuto 72) y Ben Yedder (Correa, minuto 80).
 
Liverpool FC: Karius, Joe Gomez, Klavan, Lovren, Alberto Moreno (Milner, minuto 63), Henderson, Coutinho (Emre Can, minuto 63), Wijnaldum, Salah (Chamberlain, minuto 87), Firmino y Mané.
 
Goles: 0-1, minuto 2: Firmino. 0-2, minuto 21: Mané. 0-3, minuto 29: Firmino. 1-3, minuto 51: Ben Yedder. 2-3, minuto 60: Ben Yedder (p). 3-3, minuto 93: Pizarro.

Árbitro: El alemán Felix Brych. Mostró tarjetas amarillas a Banega y Mercado, por el Sevilla, y a Alberto Moreno, Henderson y Emre Can, por los reds.

Incidencias: Partido correspondiente a la quinta jornada de la fase de Grupos -E- de la UEFA Champions League, disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante 43.000 espectadores, con tres millares largos de seguidores ingleses en sus gradas. Terreno de juego en perfectas condiciones.

sábado, 18 de noviembre de 2017

2-1. ... Tienen mis males remedio


Ni contigo ni sin ti, ni con parón ni a base de competición estresante. Este Sevilla continúa sin saber a qué juega, desconociendo cuáles son sus virtudes, cuáles sus fundamentos. Solo se evidencia lo más negativo que, para colmo, no es poco: falta absoluta de físico, de intensidad, de presión, de velocidad, de raza, de coraje...

Y -dirán con razón- con todo ello, tres puntos más para seguir acechando esa tercera y/o cuarta plaza que se muestran tan solo a dos puntos y a la espera de ese margen de mejoría del que todo el mundo habla pero que cada vez más gente no acaba de vislumbrar en el horizonte.

El Celta aguantó el inicio fulminante de un Sevilla que, de la mano de Muriel, vio como Franco Vázquez se mostraba incapaz de batir a Rubén Blanco. Sin embargo, la primera llegada celtiña acabó en gol: Pione Sisto centraba desde el lateral y Maxi Gómez ganaba a todos por arriba para superar a un desubicado David Soria. Los forasteros hacían daño en cada contraataque mientras los de blanco volvían a estrellarse con el infortunio en forma de un Mudo Vázquez incapaz de dar con la superficie delimitada por los tres palos de la portería rival.

En eso, y cuando menos se esperaba, llegó Geis para sacar una falta desde la derecha y poner la pelota en la testa de Muriel que entró con todo para hacer el empate. Ya en el segundo tiempo -tres minutos- un Sarabia hoy no tan presente subió el carril derecho para poner el esférico en el palo largo a la cabeza de Nolito que estableció el 2-1 que al final resultó definitivo.

Primera remontada sevillista de la temporada que debiera servir (otra cosa es lo que sucederá) para cimentar un crecimiento en el juego que se compadezca -por fin- con los resultados que, la verdad sea dicha, no son tan deprimentes como la puesta en escena. El martes, el Liverpool será el rival que mida la capacidad de una plantilla confeccionada para metas que, hoy por hoy, se antojan imposibles. ¡Mira que nos hemos vuelto exigentes!


FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO
 
Sevilla FC 2 - RC Celta de Vigo 1
 
Sevilla FC: David Soria; Corchia (Kjaer, m. 74), Geis, Lenglet, Escudero; Nzonzi, Pizarro; Sarabia, Franco Vázquez (Banega, m. 64), Nolito (Krohn-Dehli, m. 82); y Muriel.
 
RC Celta de Vigo: Rubén Blanco; Hugo Mallo, Sergi Gómez, Cabral (Brais Méndez, m. 78), Jonny Castro; Wass, Lobotka (Radoja, m. 68), Pablo Hernández; Iago Aspas, Pione Sisto (Guidetti, m. 77) y Maxi Gómez.
 
Goles: 0-1, m. 12: Maxi Gómez. 1-1, m. 35: Muriel. 2-1, m. 48: Nolito.
 
Árbitro: El madrileño Del Cerro Grande. Mostró cartulina amarilla a Corchia, Pizarro y David Soria, por el Sevilla, y a Iago Aspas y Jonny, por los gallegos.
 
Incidencias: Partido correspondiente a la 12ª jornada de Liga disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán con 37.000 espectadores en las gradas en tarde agradable de cielo despejado. Terreno de juego en casi perfectas condiciones.

miércoles, 15 de noviembre de 2017

Enrique Montero, 10º dorsal de leyenda. El doctor Vilarrubias diserta sobre Cataluña y España



 
Enrique Montero ha recibido de manos del presidente sevillista, José Castro, el dorsal de leyenda del Grande del Sur de Europa. El portuense, genuino representante del fútbol "hecho arte y filigrana", se ha convertido en el décimo futbolista histórico de la entidad en obtener el preciado reconocimiento.
 
Un tuercebotas brasileño del Palmeiras le impidió en un Trofeo Carranza de nefasto recuerdo acudir al Mundial 82 de España al producirle una gravísima lesión en la rodilla derecha, como ha recordado este miércoles José Emilio Santamaría, entonces seleccionado. Enrique Montero recibió emocionado el 'X Dorsal de Leyenda' a sus 62 años. El añorado centrocampista, que destacaba por su exquisita calidad disputó 323 partidos (52 goles) con la camiseta sevillista y fue tres veces internacional con España.
 
En el acto, José María Vilarrubias, el médico que le operó de la lesión que le causó el infausto Polozzi en 1981 -cuando Montero tenía hecho su pase al Barcelona por 250 millones más Esteban Vigo y el 'Lobo' Carrasco- afirmó que tenía roto cinco de los seis elementos que conforman la rodilla: "De las más de 40.000 operaciones de rodilla que he hecho, fue una de las más graves que he operado. Cuando estaba sacándome los guantes, llamó el Rey y me dijo: '¿cómo ha ido la operación de Enrique? Lo necesitamos para el Mundial'". La anécdota no quedó ahí, escuchen si no su alegato sobre la actual situación política en Cataluña y, por ende, en España:


Montero es el décimo futbolista al que el Sevilla premia con esta distinción, que ya recibieron Juan Arza, José María Busto; Marcelo Campanal; Achucarro; Antonio Valero; Paco Gallego; Enrique Lora; Curro Sanjosé y Antonio Álvarez.

sábado, 4 de noviembre de 2017

2-1. ¡Qué cosa más patética!



¡Justicia! Justicia proclamaba en los inicios del choque el Nou Camp, mejor dicho la institución barcelonista, en catalán e inglés, tras el encarcelamiento de la mitad de los delincuentes que conformaban el gobierno de la Generalidad... sin que Tebas se inmute.

¡Justicia! Justicia reflejaba el marcador tras el pitido final en el minuto 94.

¡Justicia! Justicia que pudo quebrarse si el momentáneo empate de Pizarro -honor y gloria a ti-, merced a un fútbol de engañabobos, no hubiese sido lo que era, un más que evidente espejismo centrocuentista sin final feliz posible.

¡Justicia! Justicia gracias a la indecente puesta en escena de una caterva de zombis deambulantes que jugó a lo que los locales quisieron, cuando y como a los de casa se les antojó.

¡Justicia! Justicia al fin frente al Barcelona más reservón, mediocre y cansino de los últimos años. La "figura": Paco Alcácer. Todo queda dicho. ¡Que acabe esto ya!

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO
 
FC Barcelona 2 - Sevilla FC 1
 
FC Barcelona: Ter Stegen, Semedo, Piqué, Umtiti, Jordi Alba, Rakitic (Mascherano, m. 89), Busquets, Iniesta (Paulinho, m. 60), Messi, Suárez y Alcácer (Deulofeu, m. 65).
 
Sevilla FC: David Soria, Corchia, Kjaer (Geis, m. 73), Lenglet, Escudero, Pizarro, Nzonzi, Navas, Banega, Sarabia (Nolito, m. 61) y Muriel (Ben Yedder, m. 75).
 
Goles: 1-0, m. 22: Alcácer. 1-1, m. 58: Pizarro. 2-1, m. 64: Alcácer.
 
Árbitro: El castellano-leonés González González. Amonestó a Messi, por los de la republicaindependiente.
 
Incidencias: Partido correspondiente a la 11ª jornada de Liga disputado en el Nou Camp con 70.000 espectadores en sus gradas en noche lluviosa. Jornada reivindicativa tras el encarcelamiento de la mitad de los delincuentes que conformaban el gobierno de la Generalidad. Terreno de juego en perfectas condiciones.

miércoles, 1 de noviembre de 2017

2-1. Tres puntos... que ya es bastante



Sí o sí. Había que ganar y al menos eso se consiguió.

Sigue el equipo sin carburar como hay que exigirle, lo que no es óbice para apreciar una leve mejoría que sirvió para evidenciar 70 minutos de absoluta superioridad sobre su rival: un pelín más de velocidad, más ayudas, más apoyos aqunque -todavía- con escasas llegadas y dos golazos obras de Lenglet y Banega. El primero a balón parado, algo olvidado por estos lares, y el segundo merced al futbolista con mayor talento de la plantilla.

El entrenador sigue mostrándose como la pieza más débil del puzzle: anunció continuidad al tiempo que rotaba a cuatro elementos en el once inicial. Su falta de palabra, sin embargo, contribuyó a poner sobre el césped a los mejores hombres del momento. Con un portero manifiestamente mejorable, la defensa actual -por aquello de las lesiones y también sin ellas- ha de ser siempre la titular; el centro del campo conformado por Nzonzi, Pizarro y Banega se antoja fundamental para no sufrir tanto en la retaguardia y para convertirse en el germen del fútbol ofensivo; por último, los tres puntas merecen seguir gozando de confianza: Sarabia, porque es insustituible; Nolito, porque ha tenido la vergüenza de aparcar los kilos de más y Ben Yedder porque, con su 1,70, ha orillado “al otro” que no ha tenido la misma gallardía que el gaditano para bajar barriga y sí para seguir pagando multas cada vez que se sube a la báscula.

Se disfrutó por momentos y se sufrió como casi siempre: un partido que pudo y debió cerrarse acabó complicándose merced a errores de esos ya demasiado habituales en la cancha… y en el banquillo.

El triunfo vuelve a situarnos en puesto válido para el pasaporte de octavos. Se antoja definitivo el próximo partido ante el Liverpool con margen suficiente para mejorar si la resaca de un nuevo parón competitivo no lo impide, margen que será muy necesario si se pretende la victoria o al menos el empate frente a los compatriotas de The Beatles.

EL OTRO RESULTADO DEL GRUPO E DE LA CHAMPIONS LEAGUE 4ª jornada:
Liverpool 3 - Maribor 0
 
CLASIFICACIÓN GRUPO E:
Liverpool               8
Sevilla FC               7
Spartak de Moscú    5
Maribor                  1

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO
 
Sevilla FC 2 - FC Spartak de Moscú 1
 
Sevilla FC: Sergio Rico, Mercado (Corchia, minuto 83), Kjaer, Lenglet, Escudero, Sarabia (Jesús Navas, minuto 74), N'Zonzi, Pizarro, Banega (Kronh-Dehli, minuto 76), Nolito y Ben Yedder.
 
FC Spartak de Moscú: Selikhov, Eschenko (Petkovic, minuto 79), Tasci, Dzhikiya, Kombarov, Fernando, Glushakov, Melgarejo (Zé Luis, minuto 71), Pasalic (Popov, minuto 56), Promes y Luis Adriano.
 
Goles: 1-0, minuto 30: Lenglet. 2-0, minuto 58: Banega. 2-1, minuto 78: Zé Luis.

Árbitro: El portugués Artur Dias. Mostró tarjetas amarillas a Ben Yedder, por el Sevilla, y a Glushakov, Tasci y Dzhikiya por los moscovitas.

Incidencias: Partido correspondiente a la cuarta jornada de la fase de Grupos -E- de la UEFA Champions League, disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante 43.000 espectadores, con medio millar de espectadores rusos "sin entradas" en las gradas. Terreno de juego en mejores condiciones tras el estreno del césped de invierno e pasado sábado.